Ciro II el grande, biografía resumida; Persia; quien fue, que hizo; etimología, significado

Ciro II el grande, biografía resumida; Persia; quien fue, que hizo; etimología, significado
Nuestro periplo histórico nos lleva a reconstruir ahora la biografia de Ciro II el grande, rey de Persia, quien reino desde el 559-530 a.C (cuando muere). También es conocido como Ciro el viejo. Fue fundador del imperio aqueménida, que comprendía todos los estados civilizados del cercano oriente, gran parte de Asia y el Cáucaso, así como algunos territorios en Europa.
Desde el mar mediterráneo hasta el río Indo, Ciro II construyó el imperio más grande del que se tenga noticia hasta ese instante.Se destaca de su gobierno, que fueron respetados los credos religiosos de los pueblos dominados, así como sus costumbres, su estilo de gobierno centralizado pero que escuchaba a los súbditos por medio de las satrapías. Las bases de su gobierno serían la tolerancia y la justicia. A la vez que conquistador, debe ser considerado de algún modo como uno de los fundadores de los derechos humanos; la constitución promulgada por él es muy liberal, pues en ella se liberaba a los prisioneros de guerra y se les dejaba sus tierras; las naciones conquistadas conservaban sus derechos; Ciro no dudaba en perdonar a sus enemigos valientes, sino que incluso les ofrecía cargos de importancia y responsabilidad dentro de su gobierno.

Etimología del nombre Ciro, significado

El nombre Cyrus es una forma latinizada derivada del griego Κῦρος , Kỹros , del antiguo persa Kūruš . El nombre y su significado han sido registrados en inscripciones antiguas en diferentes idiomas. Los antiguos historiadores griegos Ctesias y Plutarco notaron que Ciro se llamó de Kuros , el Sol, un concepto que se ha interpretado como que significa "como el Sol" (Khurvash) al señalar su relación con el nombre persa para sol, khor , mientras se usa - vash como un sufijo de semejanza. Esto también puede apuntar a una relación fascinante con el mitológico "primer rey" de Persia, Jamshid , cuyo nombre también incorpora el elemento "sol" ("shid"). Karl Hoffmann ha sugerido una traducción basada en el significado de una raíz indoeuropea "para humillar" y, en consecuencia, "Cyrus" significa "humillante del enemigo en una contienda verbal". En el idioma persa y especialmente en Irán , el nombre de Cyrus se escribe como کوروش [kʰuːɾoʃ] . En la Biblia , es conocido como Koresh (en hebreo : כורש ).
Ciro II el grande sería hijo de Cambises I y de Mandana (hija a su vez de Astiges, heredero de Ciaxares), nacido alrededor del 550-576 aC. Cuenta Herodoto, para acentuar lo supersiticiosos y místicos que podían llegar a ser los medo y persas, que Astiges tuvo una visión respecto a su hija cuando todavía era doncella (la vio orinando tal cantidad que inundaba la ciudad y Asia entera, como quien dice, toda una soberana de Imperios) y por eso no la dio en matrimonio a ninguno de los medos (inferiores a ella), sino que la reservó a un persa de buena familia y de carácter pacífico: Cambises. Pero según Herodoto las visiones de grandeza no pararon ahí, ya estando casada su hija, vio cómo salía de su vientre una parra que cubría toda el Asia. Lo conflictivo vino cuando los magos (así se llamaba a los pertenecientes a una tribu de Media) e intérpretes de sueños le anticiparon que la simiente de su hija sustituiría a Astiges en el poder y es entonces cuando decide matar al hijo que pudiera nacer de esta. La intención trasmitida al ejecutor, es abandonarle en el paraje más desierto de tus montañas, para que perezca lo más pronto posible. Mírese de nuevo un ser abandonado a los elementos y rescatado por una mujer, quien no era su madre natural, sobreponiéndose a las peripecias y yendo al encuentro de su gran destino, como Moisés, Sargón, etc. También estuvo con sus padres sustitutos durante la primera infancia, en este caso hasta los diez años, cuando, reconocido por su abuelo (aconsejado a su vez por los magos), lo envía con sus padres naturales a Persia, lejos de su vista.(Libro Primero, 107-119). Ciro II el grande tendría una esposa llamada Cassandane, con la que engendraría 4 hijos: Cambises II , Bardiya (Esmerdis), Atossa y otra hija de la que no sabemos el nombre.Pero además Ciro II tendría un quinto hijo, muy posiblemente por fuera de su relación conyugal de nombre Artystone. Probablemente luego de la muerte de su esposa, Ciro II de Persia se haya casado de nuevo. Para el 559 se dice que derroca a su abuelo y empieza, con sus aires marciales a tratar de obtener mayor alcance e influencia en su entorno inmediato; asume el imperio medo, ahora conocido como persa. En el año de 547 a.C., la desaparición del estado Lydio (gobernado por Creso) y su absorción por parte de los persas, puso en contacto por primera vez a persas y griegos.
El Imperio de Ciro Ii el grande abarcaba Persia, Elam, Partia, Hircania, Media y una parte considerable de Mesopotamia. Deseando una salida para Persia que diera al mar Egeo, se lanzó contra las ciudades jónicas, quienes actuando desunidas, cayeron una tras otra. Toda la Grecia del Asia Menor pasó a manos persas e inclusive fenicia se sometió sin mayor resistencia. El Imperio Neo-Babilonio. Hacia el 540 aC Ciro capturó a Elam y a su capital Susa, matando a Baltasar y capturando a Nabónido, sin librar en realidad ninguna gran batalla. Su efecto propagandístico había empezado en 547 aC.respecto a su política liberal (tolerancia y respeto por las religiones y sacerdotes de los credos ejercidos en los territorios que él sometía. En todos los sitios que visitaba pedía el apoyo de los dioses del lugar).Ciro fue recibido como liberador (por parte de los sacerdotes de Marduk, clero opuesto a las labores reformistas de Nabónido) y dando origen al gran imperio persa (*).Ciro se proclamaría entonces rey de Sumer y Accad y rey de las cuatro esquinas del mundo.

Ciro II y los judíos

En el 538 había empezado la migración de los exilados judíos en Babilonia hacia sus tierras, habiendo consolidado el núcleo central de su práctica religiosa, cumpliendo rigurosamente el edito real promulgado por Ciro. ("·Jehová, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que le edifique Casa en Jerusalén, que está en Judá. Quien de entre vosotros pertenezca a su pueblo, que sea Jehová, su Dios, con él, y suba allá". 2da de Crónicas 36:23, Reina Valera 1995 Edición de Estudio). Este sonado decreto podría obedecer, no tanto a su simpatía por los judíos ni mucho menos, fue una movida estratégica para asegurar la lealtad de los pueblos (porque su régimen estimulaba y apoyaba las religiones locales). Además no obsta decir que la posición estratégica del pueblo judío como bastión límite para la frontera egipcia. Hacía casi cincuenta años que el Templo había sido incendiado, el muro de Jerusalén derribado y los judíos fueron deportados a Babilonia. Los judíos recordarán su cautiverio por medio del salmo 137: Junto a los ríos de Babilonia, allí nos sentábamos, y aún llorábamos, acordándonos de Sión. Sobre los sauces en medio de ella colgamos nuestras arpas…Si me olvidase de ti, oh Jerusalén, pierda mi diestra su destreza…Oh Jehová, recuerda contra los hijos de Edom el día de Jerusalén, cuando decían: arrasadla, arrasadla hasta los cimientos. (Salmo 137:1-2, 5, RV 1960) Y aún se nota el espíritu de la ley del talión: Dichoso el que tomare y estrellare tus hijos contra la peña. (Salmo 137:9, RV 1960) Hallaron una Jerusalén devastada. Pero no todo es tristeza cual nos lo pinta el Antiguo Testamento (Los deportados hubieron de hacer el camino a pie.): Como demuestran las tablillas de arcilla, documentos comerciales del siglo V, es decir después del fin del exilio, los bancos babilonios estaban firmemente en mano de los judíos. Sobre todo un banquero judío-para precisar la Banca Murashu & hijos (Existía otro banco famoso Egibi & hijos. Los intereses oficiales eran del 20% para el dinero y el 33% para los cereales)- había penetrado muy bien en la vida de los negocios en Babilonia, especialmente en la compraventa de terrenos de importancia. Tenía su sede central en Nipur y sucursales en 200 (¡) localidades del país aproximadamente. Los judíos exiliados seguían con interés esta secuencia; veían a Ciro como instrumento de Yahvé para su liberación.(A su regreso de Babilonia los hebreos volvieron convertidos en el pueblo judío; habían adquirido plenamente la identidad nacional que los caracteriza.) (Isaías 30-55; 44:28; 45:1).
En general toda la profecía del exilio reserva para los pueblos paganos la ira de Dios, como una consolación a los cautivos haciéndoles esperar una derrota de los destructores del reino de Judá. Abdías, por ejemplo canta la ruina de los idumeos (Edom) y la repartición de sus territorios así como la subyugación a la Jerusalén restaurada. Joel capítulo 3, sitúa el «juicio final» de las naciones cerca de Jerusalén; la intervención divina está acompañada de una catástrofe cósmica: Tiembla la tierra y el sol y la luna cambian de sitio. Mesianismo con extremas ideas escatológicas van de la mano todo el tiempo para estos visionarios religiosos.El Seudo-Isaías (Textos que engloban al Deutero-Isaías y Apocalipsis de Isaías) empieza a manejar conceptos como la unicidad de Yahvé: Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. (Isaías 45:5, RV, 1960); solo cuenta Jehová y los otros dioses no son nada (monoteísmo intransigente dirían algunos), carecen de fuerza real (Cf. Isaías 44:9-20). Su producción intelectual resultaría del acercamiento entre judíos e iranios. Ya aquí el dios supremo puede eliminar de golpe todo el mal del universo, no solo relativa sino absolutamente.Su aporte religioso se enmarca en la decadencia de los sucesores de Nabuconodosor y el alza de Ciro como liberador de la opresión Caldea; interpreta los sucesos dentro de sus esperanzas religiosas: Ciro librará a su pueblo: Hice aparecer un hombre en el oriente; lo he llamado por su nombre, y llega por el norte. Pisotea a los gobernantes como si fueran barro; como el alfarero, que amasa el barro con sus pies. (Isaías 41:25, Dios Habla Hoy-La Biblia de Estudio 1998). Es un instrumento en manos de la divinidad israelita: Yo le digo a Ciro: ‘Tú eres mi pastor, tú harás todo lo que yo quiero’; y le digo a Jerusalén: ‘Tú serás reconstruida’; y al templo: ‘Se pondrán tus cimientos’. (Isaías 44:28 Dios Habla Hoy-La Biblia de Estudio 1998) (Ver así mismo 45:1). La devolución de los utensilios litúrgicos fue confiada a Sesbasar, comisario del gobierno persa en Judá (Esdras 1:7-11). El modo de gobernar los persas fue conservando los derechos e instituciones locales, respetando a lo dioses locales y cuidando celosamente los lugares de culto.Las religiones Mazdeísta y judía poseían concomitancias que las hizo encontrar discursos comunes: ambas religiones adquirieron impulso por obra de un profeta o reformador, de orientación acusadamente monoteísta, que rechazaba rotundamente la idolatría o imágenes de culto.Los dos credos creían en una fuerza suprema, que encaminaba la historia. Ambos, tendían a legislar la vida en términos religiosos hasta el menor detalle y, también en ellas, la poesía didáctica y la permanente educación moral eran prioritarias.
*«…Cuando entré en Babilonia como amigo y establecí la sede de gobierno en el palacio del gobernante, en medio del júbilo y regocijo, Marduk, gran señor, indujo a los magnánimos habitantes de Babilonia a amarme y procuré a diario reverenciarle. Mis numerosas tropas se movieron por Babilonia en paz. No permití que nadie aterrorizara ningún lugar del país de Sumer y Akad. Me esforcé por la paz en Babilonia y en todas las ciudades sagradas…» Citado por OCHOA José. Atlas histórico de la Biblia, Antiguo Testamento, Acento editorial, Madrid, 2003, página 262.
Bibliografía adicional consultada: EISELE Petra, Babilonia, historia de una mítica ciudad, Editorial Edaf, Madrid 1989.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Escuela pluralista filosofia-caracteristicas-representantes