David Friedrich Strauss, biografía, historia, pensamiento, vida, libros, obras, aportes, quien fue, que hizo

David Friedrich Strauss, biografía, historia, pensamiento, vida, libros, obras, aportes, quien fue, que hizo.
David Friedrich Strauss (1808-1874). Strauss fue un crítico bíblico alemán, nacido en Ludwigsburg (Württemberg); discípulo de Hegel, hombre de letras y librepensador.
Estudió Strauss de 1821 a 1825 en Blaubeuren donde cayó bajo el influjo del teólogo hegeliano F C Baur. Posteriormente, iría hasta Berlin donde escucharía conferencias de Hegel y de Friedrich Schleiermacher.
En 1832 se trasladó a la Universidad como profesor de Tübingen, permaneciendo allí hasta 1835, el año de la publicación del primer volumen de sus más importante labor, Das Leben Jesu kritisch bearbeitet, Vida de Jesús (2 vols, 1835). En unas ciento cincuenta páginas, la mitad de las cuales las dedica a estudiar las historias de milagros y la resurrección en el Nuevo testamento, afirmando que al hacer un escrutinio racional de estos eventos sobrenaturales, no pueden resultar creíbles. Muy al contrario, estos relatos ingenuos son producto de una mentalidad primitiva que trató de conjutar un gran mito, para avalar el fervor de los creyentes de su momento (la iglesia primitiva manipulando los textos para tratar de usar la ideas judías de lo que debía ser un Mesías, aplicados a Jesús).
La argumentación que Strauss halla en los evangelios se puede sintetizar así: “cuando el mesías esperado aparezca va a hacer grandes milagros; Jesús es el mesías, luego debió haber hecho todas estas cosas”[1]. En la sección final del libro de David Friedrich Strauss, explora las implicaciones de su trabajo histórico-crítico para la teología cristiana.
Argumentó que es contradictorio e insostenible atribuir predicados divinos a una sola persona, cuando lo sensato sería hacerlo a toda la especie, la humanidad, puesto que es la humanidad la que encarna el infinito. El libro de Strauss fue sensación; por su influjo, durante un siglo lo importante fue poner de relieve la búsqueda del Jesús histórico y las contradicciones entre sus fuentes. Fue un gran hito en el desarrollo de la crítica neotestamentaria. Fue asi mismo la primera declaración importante de la importancia del elemento escatológico en la predicación de Jesús[2]. Ser blanco de la crítica ortodoxa lo volvió en un símbolo de los liberales alemanes, como una suerte de mártir de la ciencia y del libre pensamiento.
En agosto de 1841 David Friedrich Strauss se casó con Agnese Schebest (1813–1869), una hermosa mezzo soprano austriaca de origen checo; cinco años después, luego de dos hijos, deciden separarse.
Aunque teológicamente radical, David Friedich Strauss fue políticamente conservador y descontento con las tendencias revolucionarias en que estalló la sociedad alemana en 1848. “Mi naturaleza era más feliz en el marco del viejo estado policial”, escribió alguna vez. Tras una fugaz participación en política (en el Württemberg Landtag), renuncia luego de una controversia parlamentaria. Strauss escribió varias biografias de personajes muy reconocidos (como una biografía de Voltaire en 1870). Lentamente, Strauss se fue convirtiendo en nacionalista (aristocrático y monárquico) convencido y partidario de la unificación alemana bajo Bismarck[3]. En su último libro, La vieja y la nueva Fe (1873), Strauss propone su propia cosmovisión, donde se definía, ya no como una persona cristiana sino alguien que profesa piedad hacia el cosmos. Propuso una ética humanista hondamente marcada por su conservadurismo moral (no teológico). Sus libros fueron atacados por cristianos y hasta por el joven impetuoso Nietzsche (quien lo consideró algo así como un gran orquestador de espectáculos, pero que dejaba intacta la moral convencional) e inclusive Marx (quien lo consideró un ideólogo burgués por excelencia, que trató de combinar la ética sentimental cristiana, con las prácticas del capitalismo en un solo paquete)[4].
Leer también:muerte de Jesus, Reimarus, Bahrdt
[1] Los evangelios como una narración destinada a explicar una idea, la proyección de lo creado por los discípulos. Unos escritos donde se rescatan las intenciones estéticas y filosóficas, más no las históricas. Los evangelios pueden ser vistos como representaciones poéticas del deseo humano en su ambición de trascender la finitud de la historia: puso los relatos evangélicos al mismo nivel de los mitos paganos, las leyendas y las epopeyas. 
[2] Como consecuencia de su pensamiento teológico revolucionario, perdió su empleo en la universidad y lo privó de volver a ejercer la cátedra universitaria 
[3] Tal vez porque creía que la democracia popular no podría jamás asimilar propuestas radicales como las que planteaba Strauss. Algunos lo identifican como un viraje desde el hegelianismo hacia el positivismo. 
[4] Para los marxistas, el camino a la revisión de las ideas de Hegel lo trazaría, Ludwig Feuerbach.
Ediciones 2012-13-14-18

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

Escuela pluralista filosofia-caracteristicas-representantes