Rudolf Karl Bultmann, biografía, obras, hermenéutica, aportes, pensamiento, libros; historia, quien era, que hizo

Rudolf Karl Bultmann, biografía, obras, hermenéutica, aportes, pensamiento, libros; historia, quien era, que hizo; vida; teología, Nuevo testamento; bibliografía.
Rudolf Karl Bultmann, (Agosto 20 1884-Julio 1976); historiador bíblico y teólogo protestante, que fue durante tres décadas profesor de estudios sobre el Nuevo Testamento en la Universidad de Marburg. Experto en desmitificar el nuevo testamento usando la filosofía y la teología sistemática o dialéctica (neo-ortodoxia).

Vida

Rudolf Bultmann nació en Wiefelsted, en lo que entonces era el gran ducado de Oldenburg, Alemania. Era hijo de un pastor luterano, Arthur Kennedy Bultmann, quien no estaba comprometido con la ortodoxia cristiana histórica (como si lo pudo estar la madre de Rudolf) y adoptó en ocasiones muchas actitudes liberales que lo alejaron de su propia familia. Se menciona que su abuelo paterno había sido misionero en África mientras que su abuelo materno, un pastor de la tradición pietista.

Matrimonio y hogar

El nombre de su esposa Helen Feldmann (con quien contrajo nupcias en 1917 y con quien tendría tres hijas: Antje Bultmann Lemke, experta en el tema de Albert Schweitzer, siendo Lemke su apellido de casada, nacida en 1918;Gesine Dießelhorst, siendo este su apellido de casada,nacida en 1920, quien tendría un hijo notable de nombre Jan Diesselhorst,músico, chelista en la Filarmónica de Berlín 1954-2009; Heilke, 1924).
Estudió Rudolf en Marburg, Tübingen, y Berlín. Para 1910-12 era nombrado profesor universitario de Nuevo Testamento. Fue instructor en Marburg hasta 1916 cuando fue nombrado profesor asistente en Breslau.
En el año de 1921 Rudolf Bultmann se hizo catedrático de estudios de Nuevo testamento en Marburg, donde se quedó hasta su retiro en 1951. Murió a la avanzada edad de 91 años.

Profesores

Algunos docentes que marcaron su formación académica fueron:Hermann Gunkel, Johannes Weiss y Wilhelm Heitmüller

Estudiantes

Una de sus alumno(a)s destacadas fue la pensadora Hannah Arendt (aunque también vale la pena destacar a Hans Jonas, Ernst Käsemann, Günther Bornkamm y Helmut Koester.)

En su momento, siendo miembro de la Iglesia de la confesión, criticó el nacionalsocialismo, habló contra el maltrato a los judíos aunque no ejerció una abierta resistencia; algo parecido a lo realizado por Karl Barth.

Heidegger

Rudolf se hizo amigo de Martin Heidegger, quien enseñó en Marburg durante 5 años; se dice que los puntos existencialistas de aquel condicionarían su pensamiento. Por ejemplo, el concepto de la existencia auténtica, fue adoptada por Rudolf para iluminar la concepción bíblica de la vida en la fe. También usaría la alienación y la ansiedad para explicar las nociones bíblicas de pecado y culpa.
Pese a lo anterior, se dice que Bultmann tenía claro la labor de un teólogo, dar respuestas, a diferencia de un filósofo, que solo debía ceñirse a saber formular mejor sus preguntas. Nunca fue títere del pensamiento de nadie pese a las críticas tanto católicas como protestantes.

Influencias sobre su teología

Se dice que su teología fue influida no solo por el análisis existencial de Martin H, sino por el pensamiento del teólogo alemán, Friedrich Schleiermacher y de Wilhelm Herrmann.

Obra y aportes

El trabajo de Bultmann y todas las controversias que ha generado, han resultado ser de importancia innegable para la filosofía de la religión. Sus riesgos en “desmitificar” el nuevo testamento y reinterpretar su contenido existencial[1] trataron de responder a preguntas cruciales sobre el estatus del lenguaje lógico de la religión y de la creencia cristiana.

Crítica al Nuevo Testamento

En 1941 se aplicó en forma crítica al Evangelio de San Juan, siendo un grandioso hito en la investigación del Jesús Histórico. Ese mismo año dictaría la conferencia titulada, Del Nuevo Testamento y la Mitología: el problema de desmitificar el Nuevo Testamento.
El punto de partida de Bultmann fue la distancia temporal de los hechos allí narrados y lo inaceptable que eran para él las formas contradictorias de pensamiento que allí se tratan de inculcar.
No creía posible esa creencia casi lineal e inmutable al respecto durante veinte siglos. Era prácticamente imposible, según Bultmann, ver este mundo como un teatro de un conflicto entre las competencias sobrenaturales, entre el intento de posesión demoníaca y la presunta salvación de un ente divino para salvarnos. Mucho menos fáciles de digerir a primera vista las historias de milagros que se insertan en el corazón del evangelio. Así pues la pregunta crítica sería: ¿puede un hombre medianamente racional, comprometerse, al mismo tiempo, con el siglo XXI y su prodigioso avance tecnológico y a la vez, “tragar entero” la especulación pre científica del primer siglo?
A estas perplejidades Bultmann ofrece un audaz recurso. Primeramente asumir que el nuevo testamento en su mayor parte, está redactado en lenguajes míticos(o teológico) y no registra la historia objetiva. Pero este material mítico no ha de ser descartado de facto. Se puede interpretar, no como una indirecta descripción del cosmos, sino como un planteamiento de las condiciones y de las potencialidades de la existencia humana. Nuestra postura sería entonces intentar descubrir las posturas de vida viables e inviables y tomar una decisión. Desmitificar a toda costa, dentro de lo posible y de alguna manera aprovechar lo restante[2]. Para este pensador controvertido, la fe, es un acto vital determinado por la voluntad, no un sacrificio ni exaltación de pruebas antiguas.
Vamos a citar un ejemplo mencionado por el teólogo; la historia de la resurección no es el relato de la reanimación de un cadáver, mas bien expresa la entrada del hombre en una neuva dimensión de la existencia, libre de culpa y ansiedad, abierto hacia otras personas en el amor.
Su primera gran obra, fue Die Geschichte der synoptischen Tradition (1921, La historia de la tradición sinóptica; 1931) lo cimentó como uno de los críticos modernos de los evangelios sinopticos. Se trataba de cazar de una buena vez por todas al Jesús histórico (rechazando de plano su pre-existencia).
Como lo planteó en su obra Jesus (1926, Jesus y la palabra, 1934), o en, para algunos su obra maestra, Das Evangelium des Johannes (1941; el evangelio de Juan: un comentario, 1971). Pero también escribió Theologie des Neuen Testamento (1948-1953; Teología del Nuevo Testamento, 1951, 1955).
Su impacto en la cultura occidental fue más contundente cuando se publicó la edición inglesa de Kerygma y Mythos (1948).
Bultmann quería llegar a Jesús hombre, para eso estudió a fondo, dentro de lo posible las tradiciones elaboradas desde la muerte de Jesus hasta la redacción de las fuentes escritas más antiguas, las perícopas, esas formas literarias pequeñas y compactas.
Para Bultmann, los evangelios son testimonio de fe y condensación de esas perícopas por parte de la comunidad creyente de los primeros años de la iglesia. Como si el fundamento del cristianismo, antes que Jesús mismo, fuera la comunidad cristiana primitiva, dado que con los materiales que se poseen en virtualmente imposible saber nada a ciencia cierta de la vida de Jesús, no así de su mensaje. Los relatos sobre Jesús destilan teología en forma de mitos.
Según sus ideas ni Pablo ni Juan se interesaban en el Jesús real, en el hombre ni en su accionar terrestre, solo les importaba su posible doctrina.

Impacto y efecto

Estos son los nombres de algunos destacados estudiosos que siguieron la línea de pensamiento de Bultmann:
Ernst Käsemann , Ernst Fuchs , Günther Bornkamm , Herbert Braun , Hans Conzelmann , Willi Marxsen , Gerhard Ebeling , Walter Schmithals , Heinrich Schlier , Uta Ranke-Heinemann , Manfred Mezger , Günter Klein y Helmut Koester.

Citas famosas

Un par de frases extraídas de sus libros (Nuevo Testamento y Mitología, 1941) pueden ser útiles para los curiosos de la historia de la teología:
El verdadero propósito del mito no es dar una visión objetiva del mundo, sino que en él se expresa la visión del hombre respecto al mundo.
…El método histórico incluye la secuencia de causa y efecto; esta unidad significa que el contexto de los acontecimientos históricos no puede ser roto por la intervención de los poderes sobrenaturales.

Homenaje Póstumo

La ciudad de Oldenburg, en el mes de septiembre del año 2002, erigió un busto de bronce en su memoria.
Rudolf Bultmann, un nombre a tener en cuenta en estos vericuetos de cuestionar y replantear las creencias y las posturas ante la religión cristiana.
Leer también:Wolff Christian,Gotthold Ephraim Lessing;Friedrich Daniel Ernst Schleiermacher
[1] Influido poderosamente por la filosofía de Martin Heidegger. 
[2] Junto con Martin Dibelius y Karl Ludwig Schmidt, introduce el método crítico de exégesis bíblica llamado «historia de las formas», o «método histórico de las formas», que se basa fundamentalmente en el supuesto de que los textos del Nuevo Testamento son tradiciones religiosas de transmisión oral de la primitiva predicación cristiana, que hay que analizar para desentrañar el hecho histórico y el contenido de fe (el kerygma) que se manifiesta en ellas.

Bibliografia consultada 

R. Bultmann, Existence and Faith. Shorter Writings of Rudolf Bultmann, ed. And trans. S. M. Ogden (London, 1961)
R. Bultmann, Jesus and the Word, trans. L. P. Smith and E. H. Lantero (London, 1952)
R. Bultmann, New Testament and Mythology and Other Writings, ed. And trans. S. M. Ogden (London, 1984) D. Fergusson, Bultmann (London, 1992)
Webgrafía de referencia consultada al 03/11/2013
Walter Schmithals: Glauben und Verstehen.Rudolf Bultmann und die moderne Lebenswelt. Die Welt. Ev.-Luth. Kirche in Oldenburg | Rudolf Bultmann. kulturportalweserems.de
 Otra webgrafía consultada el 17/05/2014 The Boston Collaborative Encyclopedia of Modern Western Theology
 Ediciones: 2011, 2012, 03/11/2013; 17/05/2014; 2018.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica