María madre de Jesús, biografia, historia, tradición, virgen, hijos, quien la embarazó, que significa

María madre de Jesús, biografia, historia, tradición, virgen, hijos, quien la embarazó, que significa, quien fue, donde murió.
Ríos de tinta han corrido en torno a la biografía de Maria madre de Jesús, nosotros queremos hacer un pequeño aporte al respecto, juntado apuntes que hemos redactado a lo largo de los años sobre este tema.
Empecemos viendo María según el evangelio de San Mateo y las dudas que esto nos transmite, luego seguiremos con la visión de Marcos y un tercer ensayo sobre la virginidad de María.
Maria es ya una deidad mítica, presuntamente virgen y embarazada nada más y nada menos que del espíritu santo (Mateo 1:19) antes de tener relaciones íntimas con José. Los términos empleados para decir espíritu santo son en griego: Espíritu, G40, ἅγιος, jágios de ἅγος jágos (cosa terrible) [Compare G53, H2282]; sagrado (físicamente puro, moralmente sin culpa o religioso, ceremonialmente consagrado):-santísimo, santo, santa. Santo: G4151, πνεῦμα, pneúma de G4154; corriente de aire, i.e. respiración (soplo) o brisa; por analogía o figurativamente un espíritu, i.e. (humano) el alma racional, (por implicación) principio vital, mentalmente disposición, etc., o (sobrehumano) ángel, demonio, o Dios (divino), espíritu de Cristo, el Espíritu Santo:-aliento, espíritu, espiritual, viento. Compare G5590. 
Se supone que los discípulos no conocían el término Espíritu santo sino años después, luego de la hipotética resurrección de Jesús (Hablo como hombre racional en busca de la verdad, no como hombre crédulo de verdades tradicionales dentro de la iglesia); o sea que fue una deducción posterior al tiempo histórico que intenta narrar.
Mateo al parecer se fija en la tradición apostólica para afirmar no solo lo anterior sino atreverse a hablar varias veces de la palabra Iglesia (término posterior también, del tiempo de los Hechos de los Apóstoles). Si ustedes miran las posibles connotaciones sugeridas por la concordancia Strong, puede referirse a un sujeto ritualmente puro que pudo tomar a María y dejarla embarazada. Son posibilidades.
Bueno, volviendo al recurso mítico de la maternidad divina, miramos que es un vil plagio de la tradición misma del Antiguo Testamento.
En Jueces 13 cuando leemos el relato del nacimiento de Sansón vemos a una mujer estéril a la cual un ángel hace una anunciación de maternidad (cual hace Mateo), le augura un hijo consagrado que salvará al pueblo; por tanto le aconseja a la madre abstenerse de toda bebida alcohólica.
Con algunas diferencias el relato se repite en el nacimiento de Samuel (1 de Samuel 1): una de las esposas se llamaba Ana y no era fértil; solicita en oración un hijo varón el cual piensa dedicar al servicio sagrado y lo mismo que en el relato de Sansón[1], no pasaría navaja sobre su cabeza. Luego de esa petición su esposo tuvo sexo con ella y la dejó encinta. Pero antes de eso el relato de la mujer estéril se contaba en la tradición de Abraham y Sara.
Resulta incoherente este relato de la concepción de Jesús en el vientre de María, con el silencio respectivo de Marcos, la otra versión del mismo (bien diferente) de Lucas y la indiferencia que tendrá Pablo respecto al mismo.
Ahora bien, eso del lado estrictamente bíblico. Pero del lado de las culturas antiguas, sabemos ya lo concerniente a la Diosa Madre, los rituales de fertilidad y el terror que sentían ante la infertilidad las culturas de medio oriente. Tanto así que el mismo relato del antiguo testamento cuenta historias extrañas como la de Sara dándole a la esclava Agar a su esposo para que conciba con ella los hijos que la naturaleza no le prodiga; o las dos hijas de Job teniendo relaciones carnales con su padre para perpetuar la especie.
Luego en la tradición hacer que una infecunda dé a luz requería la intervención divina, donde el hijo de la infértil debía ser alguien grande, genial, señalado o escogido, como se prefiera.
Ejemplos antiguos-antes de la era cristiana- de esto se ven en zaratustra o zoroastro. Pero el ejemplo más palpable está en el relato de la maternidad de la madre de Amenofis III (c. 1402-1364 a.C.)[2]. Dicha señora se llamaba Mutemia y también era virgen. El mensajero de los dioses en Egipto, el dios Thot (“el arcángel San Gabriel”) le habla a ella, de su futuro hijo faraón. Luego el dios Knef, la fuerza creadora y Hator, otorgan el símbolo de la vida del niño, viniendo el dios Nouf, tomando el rostro del esposo de Mutemia, a hacer efectiva la fecundación. O qué tal el relato de los orígenes de Gilgamesh nacido de la hija virgen del rey Sakharos o la fábula de Perseo nacido de la virgen Dánae o Dafne.
Todos estos hijos de virgen eran tenidos como hijos de dios, como enviados del cielo. Buda, Krishna, Confucio y Lao Tsé no se quedaron atrás, también fueron puestos a nacer de vírgenes.
María según Mateo no podía quedarse atrás del compromiso histórico[3] –vistas las pruebas- de quien habrá de procrear un salvador, luego debía ser virgen para el discurso de su evangelio. Y para terminar, señalar que a pesar de esos elementos decorativos orientales (y paganos) empleados por Mateo, cuenta que María efectivamente tuvo otros hijos (mateo 13:55).
Posdata. Olvidaba un detalle valioso. Mateo cita, fuera de contexto por supuesto[4], un pasaje de Isaías 7:14, según la versión griega de los LXX, donde la expresión hebrea almah (muchacha joven)[5] es traducida al griego por parthenos (virgen)[6]. Recurriendo a la invaluable concordancia Strong vemos que efectivamente el término griego usado es G3933 παρθένος, pardsénos, de origen desconocido; soltera; por implicación hija no casada:-virgen, doncella.
[1] Sansón al igual que harán con el Jesús histórico, moriría por su pueblo, con los brazos en cruz. Vaya originalidad. 
[2] Véase Egipto :1.500 al 1.370 a.C. 
[3] Y asumiendo que el auditorio de Mateo sería la comunidad Judía; de ahí que resalte la prioridad patriarcal de José [4] Caray leyendo todo el capítulo de Isaías donde está ese versículo se da uno cuenta que hablan de una virgen que dará a luz para corroborar la victoria de Acaz sobre sus enemigos, algo que se cumplió muchos años ha del relato evangélico. Y el Emmanuel a que se refiere (y que traduce Dios con nosotros), es al hijo de Isaías del mismo nombre.
[5] H5959, עַלְמָה, Almá, femenino de H5958; muchacha (como usando velo o privada):-doncella, virgen. 
[6] Esto lo dice Velasco Arias Javier. María, la madre de Jesús. Edimat libros S.A., Madrid 2005. ... Veamos ahora cómo se imagina el evangelio de Marcos a la virgen María.

María, según el evangelio de Marcos, el más antiguo de todos los evangelios aceptados por la ortodoxia, nos dice, tan solo, refiriéndose a María (uso la biblia RV 60): Mar 6:3 ¿No es éste el carpintero, hijo de María[1], hermano[2] de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él. Ningún otro versículo alude directamente a ella salvo Marcos 16:1 que se refiere a María la Madre de Jacobo (el hermano de Jesús).
Debemos concluir mirando las dos sucintas menciones a María hechas por el evangelio de Marcos, que éste no creía las habladurías de la presunción de virginidad, ni el asunto tan espinoso de engendrar al hijo de Dios con todos los fenómenos sobrenaturales que le impondrá el imaginario popular y luego Mateo y Lucas. Resulta llamativo que cuando ocurre un acontecimiento de grandes magnitudes, los escribas y testigos difieran tan drásticamente en su relato, da mucho en qué pensar[3].
[1] El nombre María según la concordancia Strong, G3137, Μαρία, María, o Μαριάμ Mariám; de origen hebreo [H4813]; María o Miriam, nombre de seis mujeres cristiana:-María. Ahora, viendo el significado del término hebreo: H4813, מִרְיָם, Miriám, de H4805; rebeldemente; Miriam, nombre de dos mujeres israelitas:-María. H4805 según esta misma concordancia: H4805, מְרִי, merí, de H4784; amargura, i.e. (figurativamente) rebelión; concr. amargo, o rebeldía:-amargura, muy rebelde, rebelión. Para los hebreos, el nombre de una persona ha de inferir significados y condicionantes respecto a su personalidad, luego puedo llevarnos a pensar que María tenía un carácter de líder, independiente y difícil. 
[2] El término hermano, según la concordancia Strong, G80, ἀδελφός, adelfas de G1 (como partícula de conexión) y δελφύς delfús (vientre); hermano (literalmente o figurativamente) cercano o remoto [muy parecido a H1]:-hermano. Luego Jesús, en tanto sujeto histórico, tuvo hermanos y la señora María tuvo más hijos. El resto de arandelas sobre la ilustre dama solo son especulaciones, falacias y patrañas, o, si lo prefieren, dogmas, asuntos de fe, no de pruebas o de razones.
[3] Pero para dar un poco de candela al debate, vamos a señalar las etimologias “piadosas” propuestas: Quienes trabajan dentro del statu quo de la iglesia dicen que María provendría de la raiz hebrea mara´ (ser contundente), según ellos. Pues según la concordancia Strong, Mara, H4785, מָרָה, Mará, lo mismo que H4751 femenino; amarga; Mara, un lugar en el desierto:-Mara. H4751, מַר, mar o (femenino) מָרָה mará; de H4843; amarga (lit. o figurativamente); también (como sustantivo) amargura, o (adv.) amargamente:-amargamente, amargar, amargo, amargura, colérico, cruel. No veo dónde cabe el significado propuesto. Otros dicen que vendría, según la etimología popular de Miriam, que según ellos significa la profetisa. ... La tradición posterior a Jesús[1] quiso hacerlo nacer de una virgen[2], como Perseo o Alejandro Magno, como Buda e incluso Horus. Es una manera de homologarlo, de hacerlo por lo menos igual a superior a otros héroes y libertadores.
Mateo 1: 23 menciona como texto profético de la virginidad de María[3] a Isaías 7:14-17[4], un texto profético dirigido al rey Ahaz[5] y su hijo Ezequías, anunciándole el nacimiento de este hijo «como señal de que Judá sería liberado de sus enemigos»[6].
La palabra virgen es usada en realidad en la Biblia de los Setenta (Septuaginta), cuando el contexto invita a inferir que se trata de una mujer joven, casadera o casada. Doncella, según la concordancia Strong corresponde a H5959, עַלְמָה almá; fem. De 5958[7]; muchacha (como usando velo o privada):-doncella, virgen.[8] Mateo 1:18 dice que «La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada[9] con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo.»[10] El texto también puede implicar que María quedó embarazada antes de casarse, no sabemos las causas naturales (si hubiera podido ser por adulterio, o por relaciones sexuales anticipadas con José)[11]
En últimas, la circunstancia de la virginidad de María es un valor agregado, algo que en últimas no añade nada esencial a la grandeza intelectual o moral de Jesús, el gran Maestro. [1] Alrededor del personaje Jesús hay muchos mitos y rumores, tergiversaciones y falsas profecías o mejor, textos proféticos citados fuera de contexto. [2] Empezando por Lucas y Mateo; los otros dos evangelistas oficiales no dicen nada al respecto. [3] Miriam o Mariam. Del griego, Μαρία María; oΜαριάμ Mariám; del hebreo H4813 (מִרְיָם Miriám) «rebeldemente», proveniente a su vez de H4805 (מְרִי merí), traducido como amargura, muy rebelde. [4] «Pues bien, el Señor mismo va a daros una señal: He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel….» Biblia de Jerusalén. La versión Dios Habla Hoy menciona a una Joven, otras versiones hablan de muchacha. [5] Achaz o Ajaz. [6] Nota pie de página biblia Reina Valera 1995 a Mateo 1:23. [7] Algo que se guarda fuera de vista, muchacho, joven. [8] La biblia de los Setenta la tradujo como parthenos, virgen, añadiendo confusión a la exégesis o induciendo a los lectores a hacer asociaciones mesiánicas. [9] Comprometida en Matrimonio. [10] Biblia de Jerusalén. [11] Y debió ser muy duro para él proseguir las gestiones de boda sabiendo que estaba embarazada de otro sujeto (así, con todo y todo hubiere sido en últimas por acción indirecta del Espíritu Santo), imagino; es más si hubiera sabido que así fuere de seguro no se habría casado y la habría repudiado efectivamente.
Las tradiciones orales dicen que María murió rodeada de los apóstoles, en Jerusalén o Éfeso (Desde el siglo 19 se venera una casa donde presumiblemente vivió sus últimos años al lado de Juan, el discípulo amado).Cuando varias personas presuntamente quisieron visitar su tumba la encontraron vacía, lo que dió pié a la leyenda que ascendió directamente al cielo.
Hipólito de Tebas afirma que María vivó once años después de la muerte de su hijo, muriendo en el año 41 de nuestra era. El primer intento de hacer una biografía de este personaje, se le atribuye a Máximo el confesor, un religioso del siglo vii, quien le atribuye un papel crucial en los orígenes del cristianismo.
No obstante desde los siglos 2 y 3 ya se veneraba a María en varias latitudes; la oficialización del nacimiento virginal de María ocurre durante el primer concilio de Nicea (325); Madre de Dios, primer concilio de Éfeso (431);Asunción de María, encíclica Munificentissimus Deus, papa Pío XII en 1950; Inmaculada concepción, encíclica Ineffabilis Deus del papa Pío IX en 1854; virginidad perpetua, concilio de Constantinopla (533) y artículos de Esmacalda (1537).

MARIA EN LA PATRÍSTICA

Justino (100-165) mártir es el primero en hablar de María como la nueva Eva y en enfatizar la maternidad universal de la misma así como la supuesta ruptura esencial de María con el pecado. Algo así que si no hubiera sido por María no se hubiera desarrollado el cuadro del cristianismo con todas sus bondades (y limitantes).
Ireneo de Lyon apologizaba en el mismo sentido, añadiendo la participación activa de María según él en la economía de la salvación. En el mismo sentido se manifestaron Orígenes, Atanasio e Hilario de Poitiers.
Ambrosio (340-397) fue más allá y presenta a María como Madre de Dios (Theotokos) y como siempre virgen. Su discípulo Agustín efectivamente recalca este rol de Madre y virgen perpetua.
Otro que siguió esta línea fue Jerónimo, el traductor de la biblia al latín, al igual que Gregorio Nacianceno, quien sobre el año 382 afirmaba enfáticamente: “si alguno no reconoce a Santa María como Madre de Dios, es que se halla separado de Dios”. Y eso que solo era una tradición sin fundamento bíblico concreto.
Juan Crisóstomo le añade el adjetivo calificativo de Auxiliadores, o su expresión en griego Boetéia, en el sentido de «la que trae auxilios del cielo».
Viene el concilio de Éfeso, donde al pobre Nestorio lo callan cuando cuestiona esos roles de una humana pariendo a una divinidad que se presume anterior a los humanos. Pero como el aparato oficial de la iglesia vendía la idea desde los púlpitos, pues la credulidad de la gente ingenua lo había asimilado y lo defendía a capa y espada; es lo que se acostumbra en la iglesia, se genera una idea manipuladora y se bota por los medios masivos de comunicación (en este caso el púlpito) para que las masas lo hagan suyo y dentro de su emocionalismo e irracionalidad lo defiendan, para luego espetar que era algo anclado en el pueblo, en sus tradiciones. En conclusión, luego de este Concilio salió oficialmente el sujeto histórico Jesús como Dios, además de hombre (Y por supuesto María reivindicada como Madre de Dios y como virgen[1]). Hasta ese instante tenían sus dudas, ojo, por más que Pablo haya lanzado el anzuelo (o cebo si lo prefieren) unos años atrás con ese discurso.
El Papa Martín I en 649, durante el Concilio de Letrán, define explícitamente la virginidad de María, incluso después del nacimiento de Jesús y condenaba a quien no pensara de esa manera.[2] [1] Pasando por encima de los textos presumiblemente canónicos que hablan de otros hijos de ella. [2] Bibliografía consultada: Velasco Arias Javier. María, la madre de Jesús. Edimat libros S.A., Madrid 2005.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica