Libro de las lamentaciones, biblia, introducción, análisis, comentario, resumen, bosquejo

Libro de las lamentaciones, biblia, introducción, análisis, comentario, resumen, bosquejo; contexto, de que trata, estudio, ensayo, crítica; de Jeremías; explicaciones, historia.
Vamos a hacer un bosquejo crítico del libro de las lamentaciones, un libro poético de la biblia hebrea.El nombre de Lamentaciones proviene de la versión griega del AT llamada “de los Setenta” o “Septuaginta” (LXX), que lo llamaba "Threnoi Hieremiou", abreviado Thren.
La Biblia hebrea, en cambio, da a este libro el nombre de Eijá o Eikhah (lit. ¡Cuán...!o Cómo), de acuerdo con la costumbre judía de nombrar los libros de la Biblia con la palabra que figura al comienzo de cada uno de ellos. La tradición hebrea, por otra parte, lo llama Quinot, término que designaba originariamente los lamentos o cantos fúnebres que se entonaban por un muerto (cf. 2 Cr 35.25), y que luego se aplicó también a los poemas compuestos con ocasión de alguna catástrofe nacional (cf. Jer 7.29; 9.10; 9:18 y 19; Am 5.1–2). El poeta de las Lamentaciones emplea esta forma literaria, pero le añade un contenido nuevo.

El culto debió evolucionar desde los sacrificios en el Templo (imposibilitados por la lejanía de Jerusalén y la destrucción del Templo) hacia un servicio religioso que ponderaba la oración y la homilía. El grupo de nacionalistas, convencidos de que Jerusalén era inexpugnable, quedó turbado, la conclusión del Estado de Judá y la monarquía hereditaria (y cuatro siglos de independencia política y culto en Jerusalén). Si era cierto que su territorio estuvo anexado a Samaria (provincia babilónica), siguió siendo una nación sin territorio. Esta nostalgia se reflejó de alguna borrosa manera en el Libro de Lamentaciones, falsamente atribuido a Jeremías (la tradición dice que se recluyó en una cueva fuera de la puerta de Damasco a redactarlo; aún se usa como sitio turístico).Y digo falsamente pues la única mención que existe sobre su presumible autoría, está en II de Crónicas donde se dice que Jeremías compuso un Lamento por la muerte de Josías, lo cual no deja muy clara su autoría y, para ser francos, ya sabemos que en general como referencia histórica, los mismos libros de la biblia son bien tendenciosos.
Ahora bien, el estilo acróstico de cuatro poemas o capítulos del libro no es ni medianamente parecido al estilo del libro de Jeremías, más bien su parecido es con los lamentos mesopotámicos a las ciudades destruidas o aminoradas.Un ejemplo de esto puede ser la lamentación sobre la destrucción de Sumer y Ur.
Los Judíos, cuando han perdido su Templo, ofician junto a sus ruinas actos conmemorativos donde se involucran oración y ayuno para manifestar su dolor y congoja (cf. Jeremías 41:5; Zacarías 7:3, 8:19), que mantenía vivo el recuerdo de su tragedia y la esperanza de restauración espetada por los profetas. La redacción de tal libro podría corresponder a un sacerdote (o a varios escribas),residente en Palestina, quien emocionalmente expresa la magnitud de su congoja frente a los acontecimientos: El Señor se volvió enemigo y destruyó a Israel, destruyó todos sus palacios, derribó sus fortalezas y multiplicó en la hija de Judá la tristeza y el lamento. Arrasó su tienda como una enramada de huerto y destruyó el lugar en donde se congregaban. Jehová ha hecho olvidar en Sión las fiestas solemnes y los sábados, y en el ardor de su ira ha desechado al rey y al sacerdote. El Señor desechó su altar y menospreció su santuario; entregó los muros de sus palacios en manos de los enemigos, y ellos hicieron resonar su voz en la casa de Jehová como en día de fiesta. (Lamentaciones 2:5-7, RV 1995 Edición de Estudio).
Cosa curiosa, Babilonia no se menciona por ningún lado y debería ser una de las responsables de sus quejidos y lamentos; no falta quien diga que esto es así porque Judá desobedeció un mandato divino y todo lo que sucede es simplemente consecuencia de la desobediencia.Babilonia solo sería un instrumento en la voluntad divina.Nada personal.
El libro de las lamentaciones se recita normalmente en el día de ayuno Tisha Be Av, el día más triste del calendario judío cuando se llora por la destrucción del primer y segundo templo en Jerusalén.En el Tanaj o biblia hebrea, el libro de las lamentaciones está ubicado entre los Ketuvim (escritos); en la vulgata (donde se le llama a veces Jeremiadas o Lam) y la septuaginta va después del libro de Jeremías.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Escuela pluralista filosofia-caracteristicas-representantes