Cristóbal Colón, biografía, resumen, vida, Castilla, Portugal, Diario, firma, finanzas y suposiciones

Cristóbal Colón, biografía, resumen, vida, Castilla, Portugal, Diario, firma, finanzas y suposiciones; nombres en distintos idiomas; Palos de Moguer o Palos de la Frontera.
Admiro a Cristóbal Colón, por ser soñador, atrevido y hasta algo medio loco.

Nombre en otros idiomas

El nombre de Cristóbal Colón se puede escribir en otros idiomas así:

Christoph Kolumbus, Christophe Colomb, Cristòfor Colom, Cristofo Colombo, Cristovo Colón, Christophorus Columbus, Kristoforo Kolumbo, Kristoval Kolon, Xristofor Kolumb, Krė̅stops Kuolombos, Cristoforo Colombo, Kristol Goulm, Kristofor Kolumbo, Cristobal Colon, Kryštof Kolumbus, Christoffer Columbus, Kristobal Kolon, Kristoffer Kolumbus, Kristoffel Kolumbus, Criostóir Colambas, Kristofor Kolumbo, Kolumbusz Kristóf, Kristófer Kólumbus, Krîstof Kolomb, Christophorus Columbus, Kristupas Kolumbas, Kristofors Kolumbs, Kristofru Kolombu, Krzysztof Kolumb, Cristóvão Colombo….
Cristobal Colon: (Génova?[1], 1451[2]-Valladolid, 1506).Aunque se afirma que en realidad murió de 60 años según informe realizado por el antropólogo Miguel Botella que examinó los restos conservados en la catedral de Sevilla. Descubridor, navegante y mercader genovés. De origen humilde –sus padres eran artesanos – comenzó vinculado al negocio de tejeduría de su padre[3].

Infancia

Poco se sabe de los primeros años de su vida. Aficionado a la navegación desde muy joven, se formó en ella de modo autodidacta y sus primeras prácticas fueron al servicio de diferentes casas mercantiles genovesas.[4]

Juventud

En 1476 se dirigió a Flandes como integrante de la tripulación de una flota comercial, pero a la altura del cabo de San Vicente su barco naufragó, al parecer a causa de un ataque de piratas, aunque también podría haber sido la escuadra francesa[5]; Cristobal Colon consiguió salvarse alcanzando la costa a nado. Desde entonces fijó su residencia en Lisboa, donde pasó al servicio de la colonia genovesa[6].

Portugal

Se Casó con Felipa Moniz De Perestrello, cuyo padre se hallaba vinculado a las empresas descubridoras portuguesas, que a la sazón estudiaban la manera de encontrar una alternativa a la ruta de las especias[7]; gracias a ello, se fue orientando hacia empresas geográficas y científicas, y poco a poco abandonó las comerciales. Estudió cartografía, matemáticas y astronomía[8], y al fin, siguiendo las teorías, aunque erróneas, del humanista florentino Toscanelli sobre la esfericidad de la Tierra, presentó a Juan II de Portugal el proyecto de alcanzar el gran foco del mercado oriental de las especias navegando hacia occidente[9]. Se creía más breve esta ruta, puesto que los mapas no consideraban la presencia intermedia de otro continente.

Castilla (España)

Rechazada la propuesta, acudió a la corte de Castilla[10], donde la idea se sometió a una junta[11]. Cristobal Colon, desalentado, comenzaba a plantearse la posibilidad de presentarse al rey de Francia, cuando los reyes castellanos apoyaron la expedición, dado que, en caso de éxito, suponía una excelente oportunidad de expansión[12]. En abril de 1492[13] se firmaron las capitulaciones de Santa Fe, donde se concedió a Cristobal Colon el título de virrey y almirante, además de los derechos sobre la décima parte de lo obtenido en las tierras alcanzadas.[14]
Los 4 viajes

Muerte

Sin embargo Cristobal Colon falleció dos años después de su regreso[21], sin sospechar que las tierras por él descubiertas no tenían nada que ver con Asia; en tal sentido, el descubridor intelectual del Nuevo Mundo cabe atribuirlo a Américo Vespuccio . Se ha creído que el descubridor murió pobre y no fue así, ya que conservó de por vida sus privilegios[22]. Fue enterrado provisionalmente en la cartuja de Las Cuevas (Sevilla); más adelante su hijo Diego, virrey de La Española, lo trasladó a la catedral de Santo Domingo.

«Diario. Relaciones de viajes»

Los pocos documentos conservados de Cristobal Colon han llegado a nosotros gracias a la diligencia de fray Bartolomé de las Casas, que mantuvo una bonita amistad con Diego Colón, cosa que le permitió acceder al archivo y a los libros del descubridor. Así, gracias a una copia autógrafa de De Las Casas se conserva el resumen de los Diarios del primer y tercer viaje, que en base a ulteriores cotejos, versiones e investigaciones han permitido tener la copia actual. Otro inconveniente es la lengua usada por el autor. Como es sabido, el gran navegante no se expresa de manera correcta en ningún idioma. En su castellano se encuentran portuguesismos claros; por ejemplo, un deter por «detener» en la relación del tercer viaje. A su vez, cuando escribe en italiano no deja de incurrir en groseras faltas que revelan que no era éste el idioma en el que redactaba sus múltiples escritos normalmente. Esto se explicaría aduciendo que era ante todo un marino en contacto con muchas lenguas, las cuales chapurreaba pero no lograba buenos niveles de expresión en ninguna.[23]

Firma

El anagrama de la firma de Cristóbal Colón S., S. A. S., X. M. Y.: Sanctus, Sanctus, Adonai, heded, Moleh, Yehovah. Dios, Señor, Dios. Señor. Concédeme tu gracia. Una mezcla de hebreo y latín. Xpo F E R E N S: Xpo es la palabra griega que designa a Cristo. Y FERENS junto a Cristo significa…Cristóforo…Cada vez que tú estampes esta firma, estarás diciendo una plegaria por mi alma.[24]
[1] Las dudas y polémicas acerca del lugar en que Cristobal Colon vio la luz y, así mismo, sobre la fecha de su nacimiento y las principales etapas de su vida, han tenido como punto de partida el empeño de su primer biógrafo- Hernando Colón, hijo natural del navegante- por oscurecer los orígenes plebeyos y humildes de quien había de llegar a convertirse en virrey y almirante y cabeza de uno de los linajes más ilustres de la nobleza castellana. 
[2] Según el «documento Aseretto» su fecha de nacimiento estaría entre el 25 de agosto de 1451 y el 31 de Octubre del mismo año. 
[4] Hernando Colón insinuó que su padre era de linaje ilustre, y que cursó estudios en la Universidad de Pavía. No obstante, investigaciones y documentos posteriores han desmentido tal versión. Parece que participó en una expedición organizada por la república de ligur a Quíos en 1474 o 1475. 
[5] Que guarnecía las costas portuguesas al servicio de Alfonso V (empeñado entonces en la guerra de sucesión de Castilla, como defensor de los derechos de su sobrina Juana la Beltraneja) 
[6] Específicamente a la casa Centuriana. 
[7] Intentando circunnavegar África para llegar al Índico. 
[8] La lectura de autores como Plinio, Marco Polo, y Pierre d’ Ailly, entre otros. 
[9] En 1483. Dado el encarecimiento de los productos orientales y la inseguridad de las rutas terrestres. El perfeccionamiento de la cartografía y del transporte marítimo (invención de la brújula y la construcción de las primeras carabelas), son las condiciones que permiten, teóricamente, realizar la empresa con alguna probabilidad de éxito. Ahora, no se vaya a creer que el esfuerzo de Cristobal Colon fue fruto espontáneo de su intelecto: «Mapas como el catalán de 1375 o la manzana terrestre de Martín Behaim, diseñada a pedido del Consejo de Nuremberg dos años antes del viaje colombino; las frecuentes menciones de Antilla, Brandán, Brasil, Roylo y otros hipotéticos archipiélagos atlánticos; la gran difusión de los relatos de Marco Polo (el Millón, escrito en el siglo XIII) y de Jean de Mandeville (El Libro de las Maravillas, conocido desde el siglo XIV); intuiciones como las de inglés Rogelio Bacon, que en el siglo XII expuso en su obra Opus Majus la teoría de la circunnavegación del globo terráqueo; el recuerdo de los viaje de los escandinavos a la costa norte de nuestro Continente en el siglo XI…» (PUIGGRÓS Rodolfo. La España que Conquistó el Nuevo Mundo. El Áncora Editores, Bogotá 1989, página 86) 
[10] Antes de presentarse a los Reyes Católicos, decidió dejar en Huelva a su hijo Diego en casa de un pariente. La alternativa lógica para Castilla en esa coyuntura histórica era o proseguir la lucha en el Norte de África ensanchando sus predios a costas de los musulmanes, o, intentar la conquista de las lejanas comarcas de Extremo oriente. 
[11] Fue en ese año de 1485 que establece nexos con el duque de Medinaceli, con los frailes del monasterio de La Rábida, en la Provincia de Huelva, y con los hermanos Pinzón y Pedro Alonso Niño. Un año más tarde, y, logra el apoyo de Luís de Santángel. 
[12] Isabel aceptó la idea: realmente la ruta a Oriente por Occidente abría una remota posibilidad de expansión a Castilla. Pero el gran persuasor fue la acuciante necesidad de dinero constante y sonante: «En el Siglo XV, ni el trono ni el altar se sostenían como en la alta Edad Media, de los tributos directos de la economía natural de los feudos…La economía monetaria avanzaba triunfalmente y penetraba en todas partes. Tal fue la tarjeta de presentación de Cristobal Colon . Los aragoneses de la corte bicéfala, y tras ellos los mercaderes del Mediterráneo, negociaron con el Trono de Castilla el descubrimiento del camino a las islas y costas del oriente asiático.» (PUIGGRÓS Rodolfo. La España que Conquistó el Nuevo Mundo. El Áncora Editores, Bogotá 1989, página 84) 
[13] Ya culminada la guerra de Granada. 
[14] La logística de la expedición contó con los buenos oficios de los hermanos Pinzón. 
[21] 20 de Mayo de 1506 
[22] Su hijo Diego, al casar con una sobrina del duque de Alba, había de entroncar a su familia con uno de los más ilustres linajes castellanos. 
[23] He usado como referencias Bibliográficas, el estudio previo de COLON Cristóbal, Diario, relaciones de viajes. Biblioteca de Historia, Sarpe Madrid, 1985; ENCICLOPEDIA UNIVERSAL ILUSTRADA Europeo-Americana. Espasa Calpe SA, Madrid 1979, y, GRAN ENCICLOPEDIA AULA CD. Editorial Planeta De-Agostini SA, Barcelona 1995.

Las finanzas de Colón

El ilustre Almirante Cristóbal Colón llega a España entre 1484 y 1485; hay por lo menos siete años entre su llegada a España y el descubrimiento de América. ¿De qué vivía en tanto? Los Reyes católicos le transfirieron algunos centavos que definitivamente no alcanzaban para vivir dignamente. Un autor, Benáldez afirmaba que Colón vivía de vender libros; Bartolomé de las Casas que de vender cartas de marear pintadas por él. Pero, ¿daba esto para vivir? 
En esa época, si bien estaba en su edad dorada la imprenta, ¿tendría suficientes conocidos y clientes para sobrevivir?Se dice que buscó el amparo de los duques andaluces de Medina Sidonia y Medinaceli en aras de ofrecerles su proyecto. Tan cierto es que en casa de este último vivió durante dos años y en casa de otros ilustres residentes, otro lapso de tiempo. Tal vez sus amigos aragoneses, entre ellos sus amigos conversos, Santángel, Cabrero, Sánchez.[1] 
[1] Manuel Lucena Salmoral, en Colón, un personaje enigmático. La Aventura de la Historia Año 4 No 48. Octubre 2002. Arlanza Ediciones, Madrid. 
[24] FROHLICH NEWTON. El mundo de Cristóbal Colón. 1492. Circulo de Lectores, Santafé de Bogotá 1992, paginas 368-369.

Suposiciones de Colón

Dentro de las suposiciones geográficas de Cristóbal Colón tenemos que el Almirante no se imaginó nunca que hubiera descubierto un nuevo continente , sino pura y simplemente un paso que acortaría la distancia entre Europa y la India, convicción que revelaba plenamente en su relato escrito a bordo durante el viaje de regreso, donde presuntamente daba cuenta a los reyes de lo ocurrido[1]. El tesorero Gabriel Sánchez la mandó a imprimir en Barcelona en latín y catalán, publicando ambas ediciones. Esta versión la creyó el mundo civilizado de entonces hasta cuando apareció la carta de Américo Vespucio que dio incluso para ponerle su nombre, al nuevo continente[2][3]. 
[1] Estaba tan engañado Colón que “había confundido una euforbiácea con áloes, una goma con almáciga, y unas bayas coloradas con la pimienta; en realidad, excepción hecha del algodón y el tabaco no trajo ningún nuevo producto importante”, dice la fuente española consultada. Exageró en la extensión de Cuba y de Haití (de la cual pensaba que era más grande que España), además confundió aquella isla con la costa de Cathay, ya que supuso que Haití era la isla de Cipango. 
[2] Recuérdese que ya Pedro Mártir de Anglería, en Octubre de 1493 planteó que el mundo era mucho mayor de lo que suponía Colón. 
[3] Enciclopedia Universal Ilustrada europeo americana. Espasa Calpe SA Madrid 1979.

Colón en Portugal

De alguna forma esta sección titulada Colón en Portugal, es una explanación de lo dicho en la parte superior de este texto. Respecto a este ítem, de la estancia de Cristóbal Colón en Portugal debemos atenernos tan solo a Bartolomé de las Casas, nuestra única fuente. Dice el fraile que Colón estuvo al servicio de un corsario llamado Colombo Junior; que junto a él trabó batalla naval frente al cabo de San Vicente con cuatro galeazas venecianas. El navío donde iba Colón se incendió y sus tripulantes de arrojaron al mar bravío. Presume De las Casas que nadó más de dos leguas hasta llegar a tierra firme. Curóse de sus heridas y marchó a Lisboa. ¿Sería corsario? ¿Tal vez marchaba en las naves venecianas? ¿Alguien puede decirnos la razón por la cual su nombre no figura entre los tripulantes genoveses? ¿Bajo qué premisa, explicación o justificación de peso se quedó en territorio portugués? ¿Estaría acaso involucrado en el conflicto entre Castilla y Portugal (1476-79) por el asunto de la Beltraneja?
En solo cuatro meses se enamoró de Felipa Moñiz[1], se casó con ella y se trasladaron juntos a vivir en Porto Santo, Madeira [2]. Luego Colón se dedicó a viajar por las colonias portuguesas africanas, como Guinea por ejemplo. En 1484 se entrevista con el Rey de Portugal y le propone su primer proyecto para ir a la India por Occidente. De dicha propuesta a ciencia cierta nada sabemos. Tan solo se descarta que en ese año hubiera leído la Imago Mundi de Pierre d´Ailly puesto que fue editado en 1483, en tanto la Historia rerum de Eneas Silvio Piccolomini solo la pudo haber leído en su etapa de España; del mismo modo El Libro de las Maravillas de Marco Polo data de 1485. ¿Se inspiro en el mapa de Toscanelli? ¿O acaso en el de Martín de Behaim? Muy poco probable puesto que este último data de 1492. No obstante Bartolomé de las Casas describe esta propuesta como si Colón hubiera asimilado estos datos anteriores. Parece ser que el rey de Portugal, envió en secreto una nave por la ruta sugerida por Cristóbal Colón , pero dicho viaje fue un fracaso e hizo perder credibilidad al Almirante. Al fallecer su esposa, Colón marcha a España junto a su hijo Diego. [3] 
[1] ¿Matrimonio de conveniencia? De las Casas plantea que la conoció al ir asiduamente al Monasterio de Los Santos, de la Orden de Santiago. Dicha dama era hija de Bartolomé Perestrello, quien por el año de 1466 era capitán donatario de Porto Santo (Y conservaba en su haber mapas, cartas de navegar y noticias sobre el Océano). Lo único adicional que conocemos de dicha señora es que fue la madre de Diego Colón. Newton Frohlich en su novela “El Mundo de Cristóbal Colón 1492”, dice que el apellido paterno podría ser Pelestrello o Pallestrellis, que estaba dedicada a invertir en negocios mineros, que la regla de los Caballeros de Santiago acogía a esposas e hijas de los miembros de Orden que están lejos, en el mar o en la guerra. La describe como huérfana; dice además que era una dama de buena estatura, de cabellera negra y dentadura regular. Según él, Felipa falleció al nacer Diego Colón, de fiebres puerperales. Así mismo juzga a Colón como un marino de pasado Corsario. 
[2] Queda casi frente a Marruecos, cerca de las Islas Canarias. Parece que fue allí donde Colón se familiarizó con la navegación Atlántica (allí contactó con las casas comerciales genovesas que controlaban el comercio con Inglaterra, Flandes y Escandinavia). Presuntamente sus viajes comerciales habrían de llevarle hasta Islandia. Ahora, ¿Cómo hizo para relacionarse con la intelectualidad portuguesa? ¿Echando mano de su condición de empleado de una importante casa comercial? ¿Acaso por su oficio de librero y hacedor de mapas? ¿De pronto por su gran carisma personal? ¿De qué otra manera conoció la carta que el astrónomo florentino Paolo del Pozo Toscanelli dirigió al canónigo de Lisboa Fernando Martins en 1474? Además no olvidemos que hay copia de dos presuntas cartas que Toscanelli habría enviado a Colón. Ahora, es poco creíble esta correspondencia fluida entre estos dos personajes desconocidos (más Colón que el florentino) y sobre todo lo difícil de asimilar es que compartiera tan abiertamente sus descubrimientos con él. Lo más cierto es que Colón hubiera copiado la carta del toscano a Martins y que lo de la correspondencia fuera una invención para “lograr” el aval de Toscanelli: Éste dice ser posible llegar a la India por el oeste; defiende así mismo la proximidad entre sí de las costas atlánticas y las de Cipango y Catay (Japón y China respectivamente) 
[3] Bibliografía consultada. MANUEL LUCENA SALMORAL en “Colón, un personaje enigmático”. Tomado de la Revista: La Aventura de la Historia Año 4 No 48. Octubre 2002. Arlanza Ediciones, Madrid, página 72. CONSUELO VARELA en “los Enigmas del almirante Cristóbal Colón” para la revista Historia de la Nacional Geographic, Número 11. 2005, páginas 81 y 82. JACOBO STORCH en “la odisea americana de Cristóbal Colón” para la revista muy Historia, Número 5/2006. G y J España ediciones, páginas 82 y 83.

Colón y Palos de Moguer o Palos de la frontera

Rechazada su propuesta en Portugal, Cristóbal Colón se dirige a España a vender su proyecto; toma un barco y llega al puerto de Palos de la Frontera [1] (en anteriores artículos de este blog, Palos de Moguer[2]), ubicado en Huelva (años de 1484-85). Aparentemente lo lógico hubiese sido que viajase desde Portugal a España por tierra. Ahora, o está del todo claro su arribo a un puerto secundario de la costa onubense, ¿qué iba a hacer allí? Una alternativa de solución menciona que partió vía marítima para eludir la justicia de Portugal; según esto Juan II le buscaba para corroborar la ruta propuesta por Colón (Y que en secreto el rey habría tratado de verificar), al menos eso dice De las Casas[3]. Pero, ¿sería casual el arribo concreto a Palos[4]? ¿Algo tendría que ver el hecho de que su cuñada Violante Muñiz viviera en Huelva? Ella vivía allí junto a su esposo, el español Miguel de Muliarte. Si esto fuere así, hallaría asidero el que el genovés hubiere marchado a Palos para dejar a su pequeño hijo Diego[5] bajo la protección de su tía. Pero de ella no sabemos nada más, salvo cuando en 1502 Colón le deja una pensión de 10.000 maravedises anuales. Otros especulan que iba el Almirante a entrevistarse con algunos marinos (entre ellos, posiblemente Sánchez de Huelva. Según el hilo narrativo establecido, Colón pasó, por el convento franciscano[6] de La Rábida para dar refrigerio y luengo descanso a su hijo Diego, hecho que presuntamente dio origen a la entrevista con el padre Fray Juan Pérez[7], quien posteriormente lo recomendaría a la Corte.[8] Esta hipótesis sería falsa si Colón hubiese marchado a Huelva desde Palos, porque La Rábida no queda en medio por decirlo así, pero si queda antes de Palos de la Frontera siguiendo el cauce del Tinto. ¿A qué fue Colón a La Rábida? ¿Conocía de antes a Fray Juan Pérez? ¿Sería esa la razón de su viaje a Palos? Hernando Colón afirmaba que su padre había dejado allí a su hijo Diego mientras el Almirante hacía gestión para su viaje al Nuevo Mundo. Pero tampoco tiene mayor asidero la hipótesis que contempla la posibilidad de una entrevista con Fray Antonio de Marchena[9] en tal monasterio, dado que solo hasta 1485 estuvo tal religioso allí y solo hasta 1491 se supone ocurrió tal entrevista.[10] 
[1] Alguna vez llegué a pensar que era un puerto sobre el Mediterráneo y haciendo honor a la verdad queda sobre el río Tinto, como a cuatro kilómetros antes de desembocar en el Atlántico, juntándose con el río Odiel. Juntos forman la llamada “ría de Huelva”. 
[2] Realmente esta ciudad de Moguer queda como a 9 kilómetros de Palos de la frontera. 
[3] O tal vez las deudas y los acreedores lo tenían en vilo. 
[4] Por ese tiempo era un puerto exportador de lana de ovejas.
[5] De cinco años. 
[6] Cosa curiosa, los franciscanos manejaban los hilos de la inquisición. 
[7] Un fraile contable que le apostaba a que Castilla le pondría cuidado a este viaje de Colón hacia el nuevo Mundo, apelando más a la mejora de las finanzas que al prestigio o al desarrollo del conocimiento. Tal vez le asesoraría en la elaboración de un presupuesto para presentar a la reina Isabel. 
[8] Juguemos a especular: ¿y si el Almirante, rumbo a Huelva, por mar, desde Portugal, decide hacer escala en dicho monasterio para de alguna manera tantear el terreno? 
[9] Parece haber sido el superior de los franciscanos en Sevilla y quien tendría excelentes nexos con el duque de Medinacelli, un rico comerciante propietario de varios buques 
[10] Manuel Lucena Salmoral, en Colón, un personaje enigmático. La Aventura de la Historia Año 4 No 48. Octubre 2002. Arlanza Ediciones, Madrid.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras