Abraham, de donde era, de donde proviene, sale, de quien fue descendiente, de quien era hijo

Abraham, de donde era, de donde proviene, sale, de quien fue descendiente, de quien era hijo; cuántos años tenía; qué significa, historicidad, un poco de crítica; análisis, padre de la fe.
Veamos la historia de Abraham en el contexto cultural del medio oriente. Dicho texto originalmente estuvo alojado en blogger pero como todos los demás contenidos, migró hacia este blog.Y por cosas de la vida regresa a la misma plataforma.

El Linaje de Abraham

1.) Comentario inicial.
Los narradores hebreos se empecinaban en transmitir sus enseñanzas religiosas (y su fe) a través del relato de un pueblo, el de ellos, viendo en sus peripecias y desarrollos la mano de Dios. Al estar organizados patriarcalmente suponían que todos los demás pueblos estaban organizados de la misma manera y que podían remontar su ascendencia hasta un antepasado común.[1] Es decir que todo pueblo poseía un patriarca que les había dado origen. Para ellos, su antepasado dilecto sería Abraham [2], un personaje caldeo de quien no se tienen certezas históricas pero que para intelectuales como Ernest Wright encajaba dentro del segundo milenio.
Suponen los acérrimos defensores de la historicidad bíblica, que por el año 1.800 ocurrió la venida de Abrahán (o Avram según otras traducciones)[3], a las tierras de Canaán. Pero no hay migraciones, repentinas ni masivas de amorreos, registradas desde Mesopotamia a Canaán (como suponía William F. Albright); los relatos patriarcales (tan acusadamente genéricos) podrían caber dentro de las costumbres y leyes mesopotámicas de estas fechas o muchísimo más recientes. O como Van Seters, otros pensamos que dicho personaje fuera ficticio y al servicio de la teología; ocurriría su relato para responder a la situación del exilio.[4]
Si uno lee atentamente, no se advierten alusiones a Abraham en los textos proféticos anteriores a Ezequiel 33:24. El ámbito geográfico más recurrente de su interacción fue el sur, por los lados de Hebrón.
El dios de Abraham [5] era anónimo [6]; es anacrónico que el escribiente emplee desde Génesis II el tetragrama YHWH, cuando es a Moisés en Éxodo 6 cuando se le revela el verdadero nombre del dios de Israel (Tengamos en cuenta que la unicidad en el nombre de la divinidad-o mejor, la implantación oficial del culto único- solo es histórica después de Josías; las demás son historias amaneradas para justificar una doctrina específica). El culto practicado por los antepasados de Israel era sencillo: los monumentos religiosos son piedras plantadas sin tallar, el sacrificio era el acto religioso por excelencia y se hacía allí donde la divinidad se pone de manifiesto por una visión o un sueño; no existen sacerdotes especializados y era lícito el uso de los teraphim o dioses lares hasta cuando más tarde se los condena (1 Samuel 15:23).
Posterior a la instalación de los israelitas en territorio Palestino, se empezaron a “legitimar y a naturalizar” los lugares santos del país previos a su llegada para darle cierta continuidad al culto; para ello era conveniente relacionarlos con sus patriarcas.
Asistiremos entonces ahora al conteo de una historia familiar a lo largo de cuatro generaciones, donde no caben numerosas genealogías como sí había ocurrido en los versículos anteriores del Génesis y los comentarios del autor sobre el protagonista o sus actos se reducen considerablemente.
Tengamos en cuenta, por último, que fue solo hasta la época de Ezequiel (Siglo VI a.c.) que se le rindió tributo especial a Abraham, no antes. (Ezequiel 33:24), mientras que Sara solo lo obtuvo a partir del tiempo de Esdras. (Isaías 51:2)
Algunos estudiosos de la egiptología se atreven a conjeturar que Abraham correspondería (su modelo) a un noble (general) de finales de la XVII Dinastía y comienzos de la XVIII, Djehuty.
2.) El padre de la fe (según los cristianos).
En los textos bíblicos del Génesis[7] referentes a Abrahán (re-elaborados, como todos los textos patriarcales[8] en los siglos VIII y VII a.C. y rezumando en todos los aspectos la política de la región bajo las dominaciones asirias y neo-babilónicas), tenemos en cuanto a posibles anacronismos, curiosidades y lineamientos destacados, los siguientes:
No hay ninguna señal de porqué Téraj deja su tierra y se marcha con Abram, Sara[9] y Lot para radicarse en Canaán, (y se anclaran en Jarán). Además, si al momento de engendrar a sus hijos tenía 70 años y falleció a los 205 en esa ciudad donde se quedaron (Cf. Génesis 11:26-32), Abram, cuando salieron de Jarán tenía por lo menos 135 años –asumiendo que apenas murió Téraj se marchó Abram-. Pero Génesis 12:4 dice que la edad de Abram era de 75 años. La única explicación- ¡bastante forzada por cierto!-, sería que Abram fue el hijo menor y que entre el nacimiento de los hermanos fue bastante espaciada. ¿Por qué entonces se menciona primero a Abram y después a sus hermanos? ¿No debería reseñarse consecutivamente al primogénito y luego a los demás?
La procedencia del patriarca Abraham, como venido de Ur de los caldeos [10], causa escozor (recién en el siglo VI aparecen oficialmente los caldeos en los escritos asirios).
Génesis 11:28 según TgPsJ cuenta: Y sucedió que, cuando Nimrod arrojó a Abram al horno de fuego porque no daba culto a sus ídolos, el fuego no tuvo autorización para quemarlo. Así pues, se dividió el corazón de Harán diciendo: Si vence Nimrod, estaré de su parte, y si vence Abram, estaré de su parte. Cuando todo el pueblo que estaba allí vio que el fuego no había tenido poder sobre Abram, dijo en su corazón: ¿No está Harán, hermano de Abram, lleno de adivinaciones y encantamientos? Él, pues ha usado un ensalmo sobre el fuego para que no quemara a su hermano. En el acto cayó fuego de lo alto y lo consumió, y murió Harán a la vista de su padre Térah cuando fue quemado en el país de su nacimiento, en el horno de fuego que hicieron los caldeos para su hermano Abram.
Aunque existe otro agravante, en hebreo la palabra traducida como Caldea, desde la versión griega de la Biblia, se lee casdim, que significa «pueblo de Quesed» o «tierra de Quesed» y es una palabra aramea para designar dicho territorio; este término, Quesed, se usa en la Biblia para designar a Kesed, un hijo de Nacor (o Najor),[11] hermano de Quemuel y Abraham (22: 22 RV 1960).[12]
Según la lista de nombres de sus antepasados, consignada en Génesis 11:10-32, corresponden a nombres de ciudades vecinas a Jarán [13], donde se supone que vinieron a posar luego de salir de Ur (11:31 y 28:10). Jarán estaba ubicada en el curso superior de los ríos Tigris y Éufrates, a la orilla de un afluente de este último (el río Balikh), podría corresponder al concepto de Padán Aram (Campo de Aram) que dentro de la historia viene mucho después.

Como ejemplo de lo anteriormente citado tenemos:
Uno de sus hermanos es Najor (por las repeticiones del mismo y por el nombre del abuelo, podría ser el primogénito), nombre que corresponde al de la ciudad donde Abraham envía por la esposa de Isaac, Rebeca (24:10) y que es el mismo nombre que la ciudad citada en los textos de Mari y en los documentos asirios [14]; su bisabuelo era Serug, como la ciudad de Sarugi, al este de Jarán (distinta de Harán). Esta suerte de afirmaciones mitológicas transmite creencias sobre movimientos migratorios ancestrales.
Sélah (Séla,Sala o Paleg, de acuerdo con la traducción adoptada)[15], parece ser el nombre de una divinidad, por los indicios que da el nombre compuesto de Matusalén [16],hombre de Sélah, como Ishbaal significa hombre de Baal.
Se desconoce si Abraham fue el primogénito de Taré (o Teraj[17] para otros traductores)[18], aunque es citado el primero en la lista-como tratando de reforzar su primogenitura- entre sus hermanos (11:26-27).
Su nombre original era Abram(Mi padre es exaltado); luego pasó a llamarse Abraham (Padre de multitudes).Su nombre tiene símiles con el nombre Abiram: «el padre es excelso» «padre de elevación». Tenía 75 [19] años al salir hacia Canaán. Se pretende reforzar el acto de fe que supone esta partida y el cambio radical en sus hábitos de vida, con la ancianidad del personaje. Los anteriores 74 añitos anteriores del sujeto no importaban para el copista, no añadían elementos de juicio para entender al prohombre. Así mismo el cumplimiento de la promesa estaba supeditado a que Abram debía posesionarse de la tierra: eso explicaría que haya viajado de un santuario a otro, en aparente desorden, reconociendo el territorio y anticipando su posesión.
Una conclusión preliminar sería que entonces Lot, como sobrino de una pareja sin hijos es el heredero lógico de Abram hasta ese instante.
[1] Esta clase de intentos explicativos se parece mucho al intento de sistematización emprendido por Hesíodo, con la cantidad de dioses implicados en las leyendas de su pueblo, para hacerlos derivar de un antepasado común o de una pareja primigenia.
[2] Desde la perspectiva de los redactores finales del Génesis, es el personaje que une la historia mundial con la local, Adán es el padre de toda la humanidad mientras Abraham es el padre de todo Israel.
[3] Para la Enciclopedia Encarta 2006, vivió entre el 2.000 y el 1.500, mientras según Pepe Rodríguez lo pudo haber hecho entre 1.879 y el reinado de Hammurabi
[4] Relacionando de paso las promesas patriarcales con el optimista mensaje del segundo Isaías. El mensaje era claro para quienes vivían (o hubieren vivido) desterrados y el potencial de ayuda divina si acudían a rehacer sus existencias en Canaán.
[5] Llamado en Génesis 1:1 Elohim (Dios), en Génesis 14:22 El Elyon (Dios Altísimo, según la concordancia Strong # 5945: preeminente, relativo a las alturas. Deriva del verbo ´alah que traduce ascender), en Génesis 17:1 El Shadai (Dios Todopoderoso, quizás era un término mesopotámico que significaría «el de la montaña») y en Génesis 21:33 el Olam (Dios Eterno). Los conceptos de altísimo y eterno eran cualidades intrínsecas de El.
[6] Pero correspondía a los dioses familiares que los semitas escogían como tutelares o dioses personales, vinculados a ellos por pactos, donde el dios en cuestión ofrecía protección a la familia y ésta renovaba sus votos permanentemente con esta potencia celestial.
[7] Todas las citas de este apartado corresponden al libro del Génesis, por tanto se omitirá el nombre de dicho libro para evitar recurrencias y se mencionarán tan solo el capítulo y el versículo (o los versículos).
[8] Antepasados de regiones muy distintas, forzados a unificarse bajo una genealogía única en pos de presentar una historia coherente y relacionada (que era el ideal manejado por la ideología Judía-del sur del país- desde tiempos del rey David y reforzada durante el gobierno de Josías).
[9] Génesis 11:29 menciona el padre de Milka, la esposa del hermano de Abram, pero no el de Ara. ¿Qué calla el escribano?
[10] Ur casdim según NC-1983, en 11:28-31. La palabra Ur según TgN traduciría horno de fuego.
[11] «el que resopla»
[12] En el registro cronológico debería quedar por el tiempo cuando existió históricamente Aram y Cadsim (siglo V a.C.), cuando el arameo estaba siendo utilizado por los hebreos (después del 1.000 a.C.).
[13] En asirio, Kahrran, «camino». Estaba ubicada en una encrucijada de caminos.
[14] Nakuru o Til Nakhiri
[15] Shélakj. Derivado de shalákj; raíz prim.; enviar lejos, por, o fuera (en una gran variedad de aplicaciones):-acompañar, alargar, amenazador, aplicar, arrojar, buscar, casar, cesar, consentir, convocar, crecer, dar, dejar, descargar, desenfrenar, despachar, despedir, echar, ejercitar, empujar, enviar, extender, huir, ir, levantar, libertad, llamar, llegar, llevar, mandar, meter, partir, poner, prender, quitar, repudiar, repudio, sacar, salir, señalar, soltar, suelto, tender.
Podría significar entonces algo así como proyectil de ataque, i.e. lanza; también (fig.) retoño, brote; i.e. rama:-desnudarse, espada, renuevo.
[16] Metushélakj, hombre de dardo. Derivado de Shélakj y de mat, prop. adulto (siendo de largo completo); por impl. hombres (solo en plur.):-amigos, gloria, hombres, los que, pocos en número, pocos (hombres), siervos, varones.
[17] La ciudad llamada así, figura en los documentos asirios del siglo IX a.C. como Til Turahi.
[18] Según tradiciones orales, fabricaba y vendía ídolos, en los que no podía creer Avram.
[19] La cábala judía y la numerología occidental heredera de ella, vería en estos guarismos 75=7+5=12, que reducido a sus dígitos base daría 3 (1+2=3): este número representa la expansión de padre (el uno) y madre (el dos) hacia un hijo. Representa al planeta Júpiter. Vuelto lenguaje llano, el protopersonaje de Abraham hubo de salir a esta época precisa de su existencia para cumplir el cabal propósito divino de parir hijos que le aseguraran no solo el linaje sino la posesión de las promesas divinas. Pero el mismo propósito lo habría obtenido a los 30 y 48 años respectivamente. ¿Qué se proponían nuestros esotéricos copistas? ¿Realzar el concepto de la fe nacional poniéndola más difícil?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica