Gran Himno a Atón; pequeño himno; dios egipcio

Gran Himno a Atón; pequeño himno; dios egipcio; religión, poesía, textos sagrados, parecidos con la biblia y el Antiguo Testamento, los salmos
El gran Himno a Aton es una pieza mito-poética muy bella; la traemos a colación para entender mejor el reinado del faraón hereje y algo del monoteísmo judío posterior.
Esta composición literaria, lleva incluida un fuerte parecido hermenéutico al salmo 104 en su segunda parte. A continuación los dos textos para que el lector juzgue:

Gran Himno a Atón Tumba de Ay

[1] (TA25)
Adoración de Ra-Horajti, que aparece en gloria en el horizonte, en su nombre de Shu que es Atón, ¡que vive por siempre!, el gran Atón viviente, que está en su jubileo, el Señor de todo lo que abarca el Disco, Señor del cielo, Señor de la tierra, Señor de la morada de Atón en Ajetatón (y adoración del) Rey del Alto y Bajo Egipto, que vive por Maat, el Señor de las Dos Tierras, Neferjeperura UaenRa[2], el Hijo de Ra que vive por Maat, el Señor de las coronas, Ajenatón, duradero en vida y [adoración] a su bienamada gran Reina, la Señora de las Dos Tierras, Nefer-Neferu-Atón Nefertiti[3], que viva plenamente en salud y juventud eternamente.
El Visir, el Porta abanicos de la derecha del Rey, [Ay], dice:[4]¡Apareces resplandeciente en el horizonte del cielo, /Oh Atón viviente, principio de la vida! /Cuando amaneces en el horizonte oriental, /Llenas todas las regiones con tu belleza.[5] /Eres hermoso, grande y brillante. /Te elevas por encima de todas las tierras. /Tus rayos abarcan las regiones/Hasta el límite de cuanto has creado. /Siendo Ra alcanzas sus límites, /Y los has sojuzgado para tu amado hijo; /Porque aunque estés muy lejos, tus rayos siempre están sobre la tierra; /Aunque se te vea, tus pasos se desconocen.[6]/Cuando te ocultas por el horizonte occidental, /La Tierra se oscurece como si llegara la muerte. /Se duerme en los aposentos, con las cabezas cubiertas, / Y lo que un ojo hace no lo ve el otro. /Aunque fueran robados sus bienes, /Que están bajo sus cabezas, /Los hombres no se percatarían. /Todos los leones salen de su guarida, /Todas las serpientes muerden, /La oscuridad se cierne, la Tierra reposa en silencio, /Cuando su Creador descansa en el horizonte.[7] /Pero la Tierra se ilumina cuando te elevas por el horizonte, /Cuando brillas, como Atón, durante el día, empujas a la oscuridad/Y entregas tus rayos, /Las Dos Tierras lo festejan,/(Los hombres) despiertan y se levantan sobre sus pies,/Porque tú los has despertado;/Los cuerpos se purifican, se visten,/Sus brazos adoran tu aparición,/El país entero se pone a trabajar,/Todos los animales pacen en sus pastos,/Los árboles y las plantas brotan, /Los pájaros vuelan más allá de sus nidos, /Mientras sus alas desplegadas adoran a tu ka. /Todas las manadas brincan sobre sus patas, /Lo que vuela y todo lo que se posa,/
Vive cuando te alzas por ellos. /Los barcos se ponen en camino tanto hacia el norte como hacia el sur, /Los senderos se abren cuando asciendes, /Los peces del río saltan hacia tu rostro, /Y tus rayos penetran hasta el centro del Gran Mar Verde.[8]/Tú, que haces que la semilla crezca en las mujeres, /Que creas la semilla de las gentes, /Que alimentas al hijo en el vientre de su madre, Que le apaciguas para calmar sus lágrimas, / (Eres) la nodriza en el vientre, /El que da el aliento/Y alimenta todo lo creado. /Cuando surge del vientre a respirar, /El día de su nacimiento, /Abres su boca, /Y provees sus necesidades. /Cuando el polluelo pía en el huevo, en su cascarón, /Dentro, le das el aliento que le hace vivir; /Cuando señalas el tiempo determinado para él, /Rompe el cascarón/Y sale del huevo, /Para anunciar su terminación, /Caminando sobre sus patas apenas ha salido de él.[9]/ ¡Cuán numerosas son tus obras, /Aun cuando permanecen ocultas a la vista![10]/ ¡Oh Dios Único, inigualable!/Creaste la Tierra según tu deseo, tú, solitario, /A todos los hombres, el ganado y los rebaños; /Cuanto existe en la tierra que anda sobre sus patas, /Todo lo que hay en el cielo que vuela con sus alas, /Los países extranjeros de Kharu [Siria] y Kush [Nubia], /La tierra de Egipto. /Pones a cada hombre en su lugar, /Provees sus necesidades, /Todo el mundo dispone de su comida, /La duración de su vida está calculada, /Sus lenguas difieren en el habla, /Así como sus caracteres, /Sus pieles son distintas, /Porque tú diferenciaste a las gentes.[11]/Tú provocas la inundación desde el mundo subterráneo/Y la traes según tu deseo, /Para alimentar a las gentes, /Porque las creaste para ti mismo. /Señor de todo, que se esfuerza por ellos, /Señor de todas las tierras que brilla por ellas, /Atón del día, grande en Majestad. /Haces vivir a todas las tierras lejanas, /Tú has concedido un Nilo celestial que desciende por ellas, /Que provoca olas sobre las montañas, como el Gran [Mar] Verde, /Para inundar sus campos y sus ciudades. / ¡Cuán excelentes son tus designios, Oh Señor de la Eternidad![12] /
Una inundación en el cielo para los pueblos extranjeros/Y para todas las criaturas de los países que caminan sobre sus patas, /Y un Nilo cuando viene del mundo inferior para la tierra cultivada [Egipto].[13]/Tus rayos alimentan los campos,/Cuando brillas, viven, germinan por ti;/Hiciste las estaciones para nutrir todo cuanto has creado,/El invierno para enfriar, el calor para que te saboreen.[14]/Creaste el cielo lejano para brillar en él, /Para observar todo aquello que hiciste./Tú, solo, brillando, en tu manifestación de Atón viviente,/Elevado, radiante, distante, cercano,/Creaste millones de manifestaciones de ti mismo,/Ciudades, pueblos, campos, el discurrir del río,/Porque eres el Atón de las horas día en las alturas./Una vez que te has ido, no puede existir nada./Das la existencia a los seres,/Estás sobre ellos y puedes ver su regocijo./Estás en mi corazón,/No hay otro que te conozca,/Sólo tu hijo Neferjeperura Uaenra [Akenatón],/A quien has mostrado tus caminos y tú poder.[15]/(Los de) la Tierra vienen a la existencia de tu mano, como tú los creas;/Cuando amaneces ellos viven,/Y cuando te ocultas mueren./Tú eres el tiempo vital en todos tus miembros, y todos viven por ti./Todos los ojos contemplan tu perfección hasta que te ocultas,/Todos los trabajos cesan cuando descansas por Occidente,/Y cuando amaneces haces que todo el mundo se mueva por el Rey./Cada pierna se mueve porque creaste la Tierra,/Les haces surgir para tu hijo, que nació de tu cuerpo,/El Rey que vive por Maat, el Señor de las Dos Tierras[16],/Neferjeperura El Único que pertenece a Ra,/El hijo de Ra que vive por Maat, Señor de las coronas,/Ajenatón[17], duradera sea su vida,/Y (la de) la Gran Reina a quien él ama, la Señora de las Dos Tierras,/Nefer-neferu-Atón Nefertiti; que vive y rejuvenece por siempre jamás.

Salmo 104[18] (20:30, RV 1960)
Pones las tinieblas, y es la noche; /En ella corretean todas las bestias de la selva./Los leoncillos rugen tras la presa,/Y para buscar de Dios su comida./Sale el sol, se recogen,/Y se echan en sus cuevas./Sale el hombre a su labor,/Y a su labranza hasta la tarde./¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová!/Hiciste todas ellas con sabiduría;/La tierra está llena de tus beneficios./He allí el grande y anchuroso mar,/En donde se mueven seres innumerables,/Seres pequeños y grandes./Allí andan las naves;/Allí este leviatán que hiciste para que jugase en él./Todos ellos esperan en ti,/Para que les des su comida a su tiempo. /Les das, recogen; /Abres tu mano, se sacian de bien. /Escondes tu rostro, se turban; /Les quitas el hálito, dejan de ser,/Y vuelven al polvo./Envías tu Espíritu, son creados,/Y renuevas la faz de la tierra.

[1] Texto base copiado de “la Tierra de los Faraones” http://www.egiptologia.org/ , enriquecido con la versión encontrada en REEVES Nicholas, Akhenatón falso profeta de Egipto, OBERON Grupo Anaya, Madrid 2002, páginas 189-191 y aderezado con apuntes de la edición publicada por ASSMANN Jan, Moisés el egipcio. OBERON Historia, Grupo Anaya S.A., Madrid 2003, páginas 192 ss.
[2] Otra variante del nombre de coronación de Akhenatón, «Perfectas son las manifestaciones de Ra, el único que pertenece a Ra»
[3] Nombre adoptado por la reina «La perfecta perfección de Atón, la perfecta ha llegado».
[4] Empezaría el llamado canto primero: el circuito diario. El mundo concebido en términos de acción y proceso (en términos biológicos la vida triunfa sobre la muerte, la justicia sobre la rebelión) dentro del ciclo.
[5] Finaliza la primera estrofa: Mañana-belleza.
[6] Culmina aquí la segunda estrofa: Tarde-dominio.
[7] Termina aquí la tercera estrofa: Noche-caos. Se niega aquí el mundo subterráneo, Osiris y los muertos. La puesta de sol ha dejado de ser percibida como el descenso del dios sol al mundo de los muertos para alumbrarlos y otorgarles un pálpito de bienestar, demostrando el triunfo de la vida sobre la muerte. Ahora se concibe simplemente como oscuridad, ausencia divina.
[8] El Mar Mediterráneo. Concluye la cuarta estrofa: Mañana-renacimiento; se concluye que la alabanza a Dios no es monopolio humano (el resurgir de la naturaleza es un canto de alabanza) sino que toda los seres lo hacen. Existir entonces se vuelve sagrado, equivale a adorar, reconocer las obras creadoras de la luz y el tiempo. Va a empezar el canto segundo atinente a la creación, con la primera estrofa, la creación de la vida en el vientre. La idea del aliento divino que da vida al feto se menciona en los «Textos de los sarcófagos» (Imperio medio), donde Shu (dios del aire) cumple esta función. En una evolución posterior se menciona a Khnum como creador del niño en el vientre y a Amón como el encargado de insuflarle la vida.
[9] Concluye la anterior estrofa y empieza una segunda: Creación cósmica-Multitud y diversidad. [10] ¡Cuán diverso es lo que has creado, aunque misterioso a los ojos de los hombres, oh disco solitario sin compañía junto a él!
[11] Comenzará la tercera estrofa: Los dos Nilos.
[12] ¡Cuán efectivos son tus planes, oh señor de la continuidad!
[13] Inicia el canto tercero cuyo tema principal es Transformación-Dios, naturaleza y el Rey. Su primera estrofa elogiaría la luz, la visión y el conocimiento. Es un tratado acerca de la relación de Dios con el mundo (siendo este una «conversión» del propio Dios). Dios es tiempo y todo se desarrolla dentro de él.
[14] …puedan sentirte.
[15] ..porque tú le ha concedido el conocimiento de tus planes y tu fuerza. Inicio de la segunda estrofa: tiempo-actuar-gobernar.
[16] El rey es la meta última de la creación; es la raíz de una filosofía faraón-céntrica.
[17] En este caso sacerdote solar. Akhenatón y su familia adoraban al Atón y el pueblo los adoraba a ellos. (¿instrumento de control político?). Su dios no es compasivo; les da vida y sustento pero no escucha al menesteroso ni socorre al enfermo y mucho menos perdona al pecador.
[18] Versión poética de la creación más elaborada literariamente que el Génesis. Según la Septuaginta la autoría es de David; en su defecto la tradición considera que si ha de ser asignada la autoría a otro, Salomón es el candidato predilecto, por el parecido a los Proverbios donde se menciona la historia natural. Pero no está por demás recordar el bajísimo nivel cultural y el poco nivel de penetración de la alfabetización en Judá por los años 1.000 al 900 A.C., que nos hace dudar de estas tentativas autorías. Estos textos son muy posteriores. ¿Quién aprendió de quien?

Pequeño Himno a Atón

Este es el pequeño himno a Atón, de acuerdo a lo encontrado en la tumba de Apy. 
¡Oh Atón viviente, eterno Señor, apareces resplandeciente!/Eres radiante, perfecto, poderoso,/Grande es tu amor, inmenso./Tus rayos iluminan todos los rostros,/Tu brillo da vida a los corazones,/Cuando llenas las Dos Tierras con tu amor./Venerable Dios, auto-creado,/Tú creaste todas las tierras y todo lo que en ellas existe,/A los hombres, el ganado y los rebaños,/Todos los árboles que crecen de la tierra;/Viven cuando amaneces por ellos./Eres madre y padre de cuanto has creado./
Cuando apareces sus ojos te contemplan,/Tus rayos iluminan toda la Tierra./Todos los corazones aclaman tu presencia,/Cuando te elevas como su señor./Cuando te ocultas en el horizonte occidental del cielo,/Se postran como si muriesen,/Con sus cabezas cubiertas, su respiración cesa,/Hasta que de nuevo te elevas en el horizonte oriental del cielo,/Y sus brazos aclaman tu ka,/Cuando nutres sus corazones con tu perfección./Cuando lanzas tus rayos surge la vida/Y todas las tierras lo festejan./
Cantantes y músicos gritan de alegría,/En el patio de la capilla benben /Y en todos los templos de Ajetatón, /El lugar de la verdad en el que te regocijas./Se ofrecen los alimentos en sus centros/Tú sagrado hijo pronuncia tus oraciones,/¡Oh Atón que vive en sus apariciones!/Todas las criaturas saltan ante ti./Tu venerable hijo exulta alegría./¡Oh Atón, que vive diariamente con plenitud en el cielo!/Tu descendencia, tu venerable hijo, El Único de Ra./El Hijo de Ra no deja de ensalzar su perfección,/Neferjeperura Uaenra./
Soy yo, tu hijo, quien te sirve y quien exalta tu nombre./Tu poder, tu fuerza están firmes en mi corazón,/Eres el Atón viviente cuya imagen perdura,/Has creado el cielo lejano para brillar en él,/Para observar todas tus creaciones./Eres El Único y en ti hay un millón de vidas./Das el aliento de vida en sus narices para hacerlas vivir./Gracias a la vista de tus rayos existen todas las flores,/Todo lo que vive y brota del suelo crece cuando tú brillas./Los rebaños pacen abrevando de tu vista, /Los pájaros en el nido vuelan con alegría,/Y despliegan sus alas plegadas en señal de adoración./¡Oh Atón viviente, su creador!

Comentarios

Interpretar los himnos a Atón supone reconocer en ellos trazas de los Textos de los Sarcófagos y similitudes con un Himno a Amón Ra anterior a su época. Asimismo quien lea el texto loatorio de los salmos que hemos reseñado no dejará de hallar aquí la impronta del himno a Atón. A pesar del rechazo del régimen de el-Amarna por los cultos animales durante la persecución que siguió al traslado a Akhetatón…el toro Mnevis, encarnación del dios creador Atum, gozó de protección oficial, por sus asociaciones solares. Durante el reinado de Akenatón se formaron las naciones de habla hebrea en las fronteras de Siria – a partir de sus tribus errantes que se establecieron a vivir allí-, como son los países de Moab, Ammón y Edom.
[1] Aparece el armamento de hierro. Al final de su mandato ocurrió una crisis con los hititas, quienes acabaron con la guarnición egipcia en Siria y capturaron a algunos prisioneros quienes portaban una plaga (no sabemos cual) que en Anatolia, sitio de reclusión, causó estragos, perjudicando durante veinte años a el Oriente Medio (incluyendo a Egipto). Al morir su segunda hija ocurre el alejamiento (por coincidencia o por causa-efecto, no sabemos) y la ruptura entre el rey y su esposa Nefertiti. El rey decide casar a Meriatón con Smenjkara
[2] (de quien se sospecha tenía amores con el faraón, «el que Nefer ama», «el amado de Akhenatón»)[3]. Meriatón, su hija mayor reemplaza a Nefertiti en todas las inscripciones de los monumentos y en las efigies se incluye además a Smenjkara. Falleció en 1.353 dejando seis hijas y ningún hijo. La civilización occidental volvió a redescubrir la importancia de este gris rey egipcio a raíz del discurso en Berlín, en el año de 1894 d.C., cuando el egiptólogo norteamericano James Henry Breasted llamó la atención sobre lo crucial de la revolución monoteísta de este faraón para la interpretación del monoteísmo judío. Arthur Weigall, otro egiptólogo hizo una comparación certera entre el salmo 104 y el Himno de Akhenatón, encontrando que dicho Salmo era una traducción hebrea del himno egipcio y, más radical aún, diciendo que Atón y Adonai eran un mismo nombre. La revolución de Akhenatón creó un antagonismo religioso en las bases cultuales de los egipcios. Suspender el culto en los templos paralizó también los festivales religiosos que eran las únicas fechas cuando las divinidades egipcias se mostraban ante el pueblo raso. Y la razón de ser de las mismas ciudades eran las fiestas de religión, sosteniendo una relación directamente proporcional la importancia de la festividad y categoría de la respectiva ciudad. Esta pérdida de identidad reflejada en la supresión ritual de los dioses anteriores, también afectó las posibles esperanzas de inmortalidad (estas festividades eran un paso dentro de la beatitud para el más allá).[4]
[1] Solo alcanzó la condición de Estado bajo la administración asiria en el siglo VII a.C. [2] Quien actuó como corregente durante tres años (a pesar de la oposición y abierta aversión de Nefertari) y fue fugazmente faraón con el nombre de Anjeperura. [3] Otros egiptólogos conjeturan que fue la propia Nefertiti, quien cambió de nombre y actuó como Faraón a la muerte de su esposo con este nombre. [4] Los templos de los dioses y diosas fueron asolados. Desde Elefantina hasta las marismas del Delta, Sus lugares santos estuvieron a punto de desaparecer…El país sufría una grave enfermedad…(«Estela de la Restauración de Tutankhamón»).
Gran Himno a Atón; pequeño himno; dios egipcio

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

Escuela pluralista filosofia-caracteristicas-representantes