4 de mayo de 2016

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras-zodiaco, características, símbolos, significado, es un post que viene de mi sitio web principal. Es una perspectiva, no solo de acuerdo con el Antiguo Testamento, que nos ofrece su versión, sino explorando en las culturas de medio oriente y en la etimología de los nombres. 
Vamos a hablar de las 12 tribus de Israel aunque de acuerdo con nuestros análisis pudieron ser en realidad 13 pero esto no encajaba en el misticismo judío ni lo esotérico que puede ser el número 12 (anfictionías llamaban los griegos a este fenómeno agrupador, práctica común en el Mediterráneo Oriental durante la Edad del Bronce), mucho menos cuando la número 13 correspondería a la descendencia de una mujer, tan poco valorada en la cultura antigua de los judíos.

Las trece tribus (¿o doce?)


Los doce hijos de Jacob serán reconocidos como los patriarcas, entre los que, según el libro de Josué, será repartida la tierra prometida, la tierra de Canaán, Judea y hoy Estado de Israel, tras el regreso de Egipto. Posiblemente corresponda a grupos unidos por la devoción y no por lazos de sangre.

De Lea (su prima), Jacob tuvo seis hijos varones[1]: (Los epítetos y textos en cursiva corresponden generalmente al párrafo bíblico de la bendición de Jacob a sus hijos.)[2] Es posible que hayan sido arameos, parientes o participantes de la confederación da Abraham, no radicados en Egipto como las otras tribus, pero llegada la hora de conformar la federación israelita, aunaron esfuerzos con sus parientes lejanos.

A nivel histórico se tiende a hablar de los israelitas (refiriéndose a los hijos de Israel-Jacob), que, de alguna forma corresponde a semitas de lengua hebrea, del antiguo cercan oriente, que habitaban parte de la tierra de Canaán durante los periodos tribales y monárquicos (siglos 15-6 antes de Cristo segúna la literatura tradicional).

Durante el post-exilio, a partir del siglo V antes de nuestra era, los dos restos de los israelitas fueron los judíos y los samaritanos.
El nombre de Israel aparece por primera vez en el 1209 aC en una inscripción del faraón egipcio Merneptah, donde menciona brevemente que: "Israel ha sido destruida y su descendencia ya no existe más".
De acuerdo con la biblia hebrea los israelitas son el pueblo elegido por Dios. El nombre de hebreos también se suele usar como sinónimo. Dicho término tiene su antepasado epónimo, Eber y, se refiere a la lengua hebrea por lo general.
Desde la época de la Mishná, se refería a judíos legítimos de nacimiento, exceptuando a los levitas ni sacerdotes descendientes de Aarón. Por su parte el hebreo moderno, israelitas alude a los judíos en general en cualquier tiempo de su historia, independientemente de su religión o etnia.

Miremos algunos apuntes tribu por tribu:
Tribu de Rubén Tribu de Simeón, Tribu de Leví

Judá, Judah, Juda, Giuda (Yehudá)

Es el cuarto hijo de Jacob y por descarte de la línea de la primogenitura (o la caída en desgracia) de sus tres hermanos mayores (¿convenientemente tal vez para la ideología judía -de la tribu de judá?) sería el heredero de la promesa y de los bienes. Padre de Er «vigilante» y Onán «fuerte», fallecidos antes de venir a Egipto; también de Selá «nacimiento, levantarse la luz», Fares «prevaricador, ruptura, asalto» y Zérah «evidencia, señal, augurio».(Génesis 49:11-12 BJ): el que ata[8] a la vid[9] su borriquillo y a la cepa el pollino de su asna[10]; lava[11] en vino su vestimenta[12], y en sangre de uvas[13] su sayo; el de los ojos encandilados de vino, el de los dientes blancos de leche. Comentaristas avezados perciben aquí alusiones a un hijo natural de Judá en la esposa de José, producto de los tragos y del placer de engendrar hijos regios: Efraín. Estos mismos expositores consideran que Siloh (Amenhotep III)[14] fue hijo de José en la mujer de Judá. En el reparto de la tierra a la tribu de Judá le correspondió en suerte el Occidente del Mar Muerto. Dicha tribu escogería al rey David; junto con la tribu de Benjamín conformarían posteriormente el llamado Reino de Judá.
En el zodiaco le correspondería Leo; «cachorro de león»le dice Jacob en su bendición de Génesis 49. «Alabado, celebrado».
Dentro del encuadre con los personajes históricos reales del vecino Egipto, correspondería el prototipo a Tutmés IV (Menkheprura), hijo de Amenhopeth II (casado con una princesa Mitnanni, Tiaa), (1.419-1.386). Excursionó militarmente en Nubia y Siria, quienes le dieron tributo; su matrimonio con la hija de Artatama I, rey de Mitnanni obedeció a su política de alianzas con las potencias vecinas, incluyendo a Babilonia. Es elogiosa su política que consolidó la unidad del país por primera vez en doscientos años. No obstante la autoridad del faraón en el interior del país se hallaba lesionada. Si bien es cierto que la expansión egipcia se le atribuía a los favores divinos de Amón, sus sacerdotes y templos fueron debidamente recompensados por inmensas ofrendas, acrecentando el poder material de sus jerarcas. Caravanas comerciales babilónicas viajaban con frecuencia a Siria, Egipto y Anatolia.Según se cuenta, cuando era niño se le apareció un dios, estando dormido en el desierto, y le dijo que estaba sumergido en la arena del desierto y que si lo liberaba le ayudaría para que fuese un gran rey. Así lo hizo y desenterró de la arena la esfinge que estaba oculta por ella.[15]

Isacar, Issachar, Issaschar, Issacar (Issajar)

Su nombre puede significar «asno (en hebreo Hamor) fuerte que se recuesta entre los apriscos», «Dios da recompensa»,«él se lleva su premio». (¿Isacar habría sido designado por su padre como rey en Siquem-con el patrístico local de Hamor- y fue sometido a una muerte cruel? ¿Los asesinos fueron sus mismos hermanos? ¿Tal vez por celos? ¿Por qué debían ser liderados por el quinto hijo de una sucesión? ). En la repartición de tierra le correspondería el Oriente del Jordán. Otras posibles etimologías: ish sakar, hombre de la contratación, refiriéndose a los favores sexuales de Lea hacia Jacob por el asunto aquel de las mandrágoras;yesh sakar, hay una recompensa; ish Sokar, hombre de Sokar (una divinidad egipcia). Hay quien habla del origen de la tribu de Isacar como Shekelesh (grupos de pueblos del mar). Como parte del territorio del Reino de Israel, su territorio fue conquistado por los asirios y su tribu exiliada, posteriormente perdida. Entre los judíos Bukharan, que vivieron en Asia central, se asumía que algunos de sus miembros eran descendientes de esta tribu.
Entre los cananeos, Osiris fue conocido como el dios agonizante Shachar. Debido a que la historia de Hamor tiene lugar específicamente entre los cananeos de Siquem[16] (Gén. 34:30), el nombre hebreo de Isacar sugiere fácilmente "hombre (iysh) de Shachar." Indica además "él se lleva su premio/venganza," así como fue vengado después el asesinato de Sokar/Shachar/Osiris. Existe la posibilidad entonces que un sobrino de Dina haya sido su violador.
Zodiacalmente suele asociarse con Tauro.

Zabulón, Zebulun, Zabulon, Sebulon, Zebulom (Zebulón o Zevulún)

Sería el sexto hijo de Jacob y lea dentro de esta tradición.Algunos consideran que este sujeto sea en realidad una metáfora epónima, que proporcionaría una etiología de la conexión de la tribu con la confederación israelita. El nombre se deriva de la raíz semítica del Noroeste zbl, común en el segundo milenio antes de nuestra era de acuerdo con los textos de Ugarit, correspondiendo al epíteto del dios Baal. Hay tres etimologías del nombre dentro del Antiguo testamento, por un lado una que lo asocia a "Zebeb" "regalo"; la otra a "Yezbeleni" o "honor"; una tercera lo haría derivar de "zibhe" o "sacrificio". La torá dice que tendría tres hijos: Sered, Elon , y Jahleel, cada uno fundador epónimo de un clan.Más allá de esto no tenemos referencias. La tumba de Zabulón se hallaría presuntamente en Sidón, Líbano. Le correspondería en suerte como tribu, el extremo sur de Galilea.
Dentro de la asignación de signos del zodiaco le cabría en suerte, Piscis: «habitará en puertos del mar». Asociación intrínseca con los fenicios e Yzebel-Isis.
Además el territorio característico de esta tribu ha de ser esa, específicamente, la costa norte de Israel, hacia Fenicia, al norte de las propiedades de Isacar.

Dina, Dinah

Su nombre puede significar dentro de las etimologías propuetas por los textos bíblicos, juzgado, reinvindicado. Nunca se habla de ella como la hija de Jacob, ni tan siquiera como la hija de Jacob y Lea, no; se alude a esta mujer como la hija de Lea. Forma femenina del nombre Dan; de la misma raíz consonántica que Dánao y danaides) y asociada al signo zodiacal, virgo.
Dánae, según la mitología griega más antigua era la diosa luna primigenia, que luego derivaría en tres divinidades (asimilando las fases de la luna), llamadas las Danaides y las encantadoras. Según otra versión mitológica griega, Dánae era una bella hija única del rey de Argos (Acrisio); su padre, temeroso de un oráculo[17] que le profetizaba que sería muerto y reemplazado por un nieto suyo en Dánae, trató de torcer el destino prefijado por los dioses. Aisló a la pobre Dánae[18] en un calabozo con puertas de bronce, guardada por perros salvajes, para que no tuviera acceso al galanteo de los hombres, pero hasta allá llegó Zéus, transformado en fina lluvia dorada y con la motivación extra de la dificultad para poseerla, la tomó y fecundó en ella a Perseo. Acrisio se resistía a creer que se trataba de un hijo de Zéus y pensaba que de nuevo su hermano la había tomado, dejándola embarazada esta vez. No pudiendo matar a su propia hija los encerró en un arca y los arrojó al mar. Fueron salvados de las aguas (como el posterior Moisés) y efectivamente luego varios lances extraños, mató por accidente a su abuelo y lo sustituyó.
Según el relato bíblico, fue violada[19] cuando salía a ver las mujeres del país (o participaba de sus actividades, como las orgías por ejemplo, tan comunes a las cananeas) por Siquem, hijo de Hamor[20]; sus hermanos Leví y Simeón vengaron esta afrenta asesinando a los hombres de este pueblo.[21]. El verbo traducido como humillada o violada también puede querer significar "sometida".La interpretación estricta del texto puede indicar que ella cooperó, es decir que no la tomaron a la fuerza. Otra variante interpretativa puede significar que fue secuestrada y obligada a casarse con un extranjero.
El Midrash (explicaciones posteriores de los rabinos)ofrecen otros matices respecto a esta historia:Implica a Jacob en la desgracia de Dina; se dice que cuando fue a encontrarse con Esaú, encerró a su hija en una caja por temor a que su hermano Esaú la quisiera tomar por esposa. Dina, viuda por la acción de sus hermanos, exigió a Simeón que se casara con ella y borrara de esa forma su afrenta (Según Najmánides, vivieron en la misma casa pero no tuvieron relaciones sexuales). Al morir, Simeón la sepultó en tierra de Canaán, por consiguiente se le conocerá como la mujer cananea (ver Génesis 46:10). De acuerdo con la literatura rabínica, la hija suya, habida de la presunta violación, es Asenat, la esposa de José.Otra tradición dice que este hijo se contó dentro de los descendientes de Simeón.
Toda esta historia parte del mito griego de Dánao (a quien su padre dio el reino de Libia y fue padre de cincuenta hijas, las danaides) y Egipto (a quien su progenitor otorgó el reino de Egipto y fue padre de 50 hijos), quienes eran hijos gemelos de Belo, rey de Egipto. Huyendo del poderío de su hermano, Dánaos llega a Argos; hasta allí lo persigue su hermano forzándolo al casamiento entre sus hijos; las hijas de Dánaos llevan consigo agudos alfileres para asesinar a sus consortes la noche de bodas, cosa que hicieron todas excepto una a quien su esposo le respetó la virginidad razón por la cual se le perdonó la vida. Tanto en el relato hebreo como en el griego un rey sugiere un matrimonio grupal entre una familia poderosa y una ligeramente inferior; los miembros de esta familia menos favorecida planean en secreto asesinar a los más poderosos.
Fue excluida a consecuencia del rapto y no tendrá marido, dejándole sitio a Benjamín para redondear el número doce.
De la esclava de Lea (Zelfa) Jacob tuvo dos hijos que reseñaremos a continuación.

Gad

«Salteadores le asaltan pero él asaltará su retaguardia». En la repartición de la tierra le cupo el este del río Jordán.
Algunos eruditos ven como Gad y Aser pudieron ser en realidad no totalmente israelitas. Su nombre no aparece en el cántico de Débora. De acuerdo con la llamada Piedra Moabita, habían diferencias entre las tribus de Israel y Gad, quienes al parecer ya residían en dicha zona del medio oriente antes que las demás tribus. Con el paso del tiempo se uniría la Reino de Israel aunque posteriormente lo haría con el de Judá, siendo sometida durante el cautiverio de Babilonia y dispersos por el mundo.
Su nombre deriva de una divinidad semítica occidental (dios de la fortuna) llamada así como su nombre: «fortuna, felicidad».Tanto el nombre y como la Bendición de Gad hacen un juego de palabras con el vocablo sumerio gud, "toro," un símbolo de Anu.
Zodiacalmente podría corresponder a Aries.

Aser,Asher,Ascer

«El pan será substancioso»«ser feliz».El nombre de Aser significa "feliz, recto, honesto, próspero, guiar, dirigir, seguir adelante, relevar." La traducción literal de la forma corta de Aser y su dulce bendición rebajan a este príncipe a la posición de un panadero de la corte (es una expresión figurada que sería más acertada si se expresara como«Su batalla está consagrada. Él concede placeres reales». Le correspondió a esta tribu la Galilea Occidental de acuerdo con la repartición territorial posterior.
De acuerdo con documentos egipcios había un pueblo denominado Aseru en la zona designada para la "tribu", durante el 1.400 antes de nuestra era.
Libra: la balanza.
De la esclava de Raquel, Jacob tuvo otros dos hijos:

Dan, Dã

«serpiente junto al camino, víbora junto a la senda, que muerde los talones del caballo».Forma abreviada de Daniel «Dios me ha hecho justicia».[22]En su Bendición, Dan hijo de Jacob es llamado serpiente (nachash, según la concordancia Strong, 5175;) y víbora (shephiyphon, 8207).Dan, se dice, morderá los talones de un caballo y hará a su jinete que se caiga hacia atrás en el camino. La palabra utilizada para jinete, rakab (pronunciado rakáb), es un juego de palabras con Rahab (pronunciado rajáb), un epíteto de la Diosa Madre. Dan representa entonces a Adán y a su raza, y es caracterizado como un agresor despreciable y venenoso que no permitirá que una criatura más avanzada le pase por encima sin ser molestado. Como una víbora, se mueve por la tierra lentamente. Rahab cabalga velozmente en su gran caballo.
En fenicia y Siria, al dios sol se le llamaba Dan-El.Su tribu ocupaba inicialmente la franja mediterránea de Canaán, junto a los filisteos; luego se trasladó al Norte de Israel (Jueces 18). Según el canto de Débora (Jueces 5) se enfatiza sus orígenes marineros.[23]
Los filisteos efectivamente se identifican con uno de los llamados «pueblos del mar», pero no era el único. Los Danuna eran otro de los pueblos, siendo como un vestigio de los danois griegos. En el 1.190 aparecen por primera vez en los registros egipcios, bajo el reinado de Ramsés III (fecha anterior al Canto de Débora). Pareciera como si efectivamente hubieren llegado conjuntamente con los filisteos y luego se hubieran distanciado de ellos, hubieran sido perseguidos y se hubieran radicado al norte de Israel, acogiéndose a la confederación israelita (¿buscando seguridad y protección?)[24]. Otra pista, un famosos danita fue Sansón, quien efectivamente pasaba su tiempo con filisteos.
El símbolo de la tribu sería la balanza de la justicia.
Como parte del reino de Israel, sus rastros se perdieron luego de la cautividad. Se dice que los judíos de Etiopía pudieran ser descendientes de esta estirpe.
Astrología, Escorpión.

Neftalí, Naphtali, Nephthali,Naftali

El nombre pudiera significar "cierva suelta que da hermosos cervatillos".En egipcio nef significa "bonito, perfecto," como en el nombre de Nefertiti, "la bella viene."En hebreo, Neftalí es un juego de palabras con Nephil (de mashál), una palabra que tiene los significados de "tirano, bravucón, alguien caído/descendido, salir adelante, emitir, esparcir, expandir." Nephilim es el título aplicado a la caída raza de gigantes de la que se habla en Génesis 6:4, y la cual entendemos ahora que se trata en realidad de la raza de los patriarcas arquetípicos. El mismo nombre de Neftalí significa, "mi lucha" y procede de pathal, enredar, luchar contra alguien, volverse intratable, ofensivo, rebelde, y contencioso." Es muy similar también en forma y pronunciación a la palabra pathah, abrir (el útero), seducir, engañar."Como respuesta divina a los ruegos de Raquel[25] también tuvo con ella dos hijos, quienes llegaron a ser los favoritos de Jacob.
En la repartición de Canaán poseerían la parte oriental de Galilea.Luego de la cautividad se pierde rastro de ella, engrosando el tema de las 10 tribus perdidas de Israel.El símbolo de la tribu era la gacela, una animal muy rápido.
Astrología:Capricornio.
José, Joseph,Giuseppe
[26]
«Su arco se mantuvo poderoso». Arquetípicamente encarnaría a Ptah/Ea/Enki en su papel de creador. Posible adaptación del nombre egipcio Inyotef-¿Inyotef IV? (en 41:45 se le da el nombre egipcio de Zafnat Panea[27]).
José deriva del hebreo Jocef el cual significa "permitir que sea añadido, engrandecido.”En su elaboración pesaron elementos folclóricos (el hijo perdido y vuelto a encontrar), motivos edificantes (la prudencia del personaje) y motivos nacionalistas. Hay un primer personaje que sería arquetípico en su creación literaria: Imhotep[28], Visir[29] o consejero durante el gobierno de Zoser en la tercera Dinastía (comienzo del Imperio Antiguo), quien fue un gran científico a quien se le atribuye la previsión de los almacenes de trigo durante los siete años de sequía, que salvó a los egipcios de una hambruna sin precedentes; se le atribuye así mismo el arte supremo de construir con piedra, destacando en su periodo la pirámide escalonada de Zoser. Dicha pirámide fue construida para dar albergue al ka del rey, siendo una superposición de seis mastabas, dando visos de ser monumental.Se hicieron grandes estatuas de gobernantes y faraones sobre los que debían reposar los espíritus que perpetuaran la memoria de los difuntos. Rigidez, frontalidad (hecha para ser vista de frente) y formas cúbicas caracterizaron a esta escultura egipcia.
Hay muchos símiles en su elaboración con los personajes de Ptah/Enki, tanto que aun escritores como Tertuliano, llama a Isis, la esposa de José: Enki gobernaba las tierras bajas del trópico de capricornio en el hemisferio sur y en su desplazamiento a tales territorios fue atacado (como el José bíblico) pero sin embargo logra controlar la situación y asumir su mandato. Enki, en el mito de la creación es acusado de un delito sexual y obtiene el perdón luego de largos padecimientos, cual lo hará José.
La literatura egipcia también aporta elementos en la confección de la personalidad del patriarca bíblico, como por ejemplo la historia de dos hermanos[30], uno mayor y casado y uno menor, Bata, que convivía con ellos; la cónyuge del hermano mayor Anubis, deseó yacer con él. «Ven, vamos a reposar juntos un rato. Si me lo concedes, te haré unos trajes muy hermosos». La mujer viendo que su cuñado la despreciaba por respeto a su hermano mayor, dándose por ofendida, finge que ha sido golpeada por él luego de hacerle proposiciones indecentes. La cólera invadió a Anubis quien decide asesinar a Bata, para compensar “su maldad”. Cuando se confrontan, Bata decide irse, convenciendo a su hermano de su inocencia. Al final se castiga a la mujer, a diferencia del relato del Génesis, que hace recaer el castigo sobre José.
En la fabulación griega ya reseñamos su parecido con Frixo y su tía Biádice, pero existe otra leyenda con elementos comunes: Es Belorofonte, nieto de Sísifo quien cae en desgracia después de matar a dos individuos uno de los cuales era su hermano. Huyendo en busca de asilo, llega al reino de Tirinto donde la esposa del rey Preto, Antea (Estenebea) se enamora de él a primera vista, deseando yacer con él, quien no acepta; acusado ahora también de intento de violación (Antea así lo denunció), es remitido con un mensaje al rey de Licia (Yóbates), padre de Antea, para que sea ultimado. El rey tampoco quiere untar sus manos de sangre de buenas a primeras y le propone a Belorofonte que porqué no daba muerte a la Quimera. Cumplida esta misión le asigna otra contra los belicosos solimos y sus aliados las amazonas. El pudor de Belorofonte se hizo proverbial: las mujeres del país se alzaban las faldas y se le ofrecían y éste les daba las espaldas. Yóbates terminó por convencerse entonces que las acusaciones de yerno contra Belorofonte eran falsas, lo perdonó y le dio la mano de su hija Filónoe.
José era el consentido de su padre en razón al parecido físico entre los dos (37:3. TgPJ)Como gazapo notorio en la redacción de sus líneas, tenemos que en 37:25 se propusieron venderlo a los ismaelitas que pasaban. En 37:28 al pasar los madianitas, los hermanos de José le venden a los ismaelitas, pero ¡oh sorpresa!, en 37:36 son los mismos madianitas quienes lo venden en Egipto a Potifar (y si no paramos de sorprendernos, en 39:1 Potifar lo compra directamente a los ismaelitas).[31]
Su suegro era un sacerdote de Amón (divinidad solar egipcia); de su esposa egipcia Asenat[32], «perteneciente a Neit» tuvo a Efraín«fruto dual, capacidad fructífera»[33] y Manasés«hacer olvidar, remitir, remover» (quien fuera el mayor, pero como la narración del AT le otorga un protagonismo mayor a Efraín, seguiremos su corriente descriptiva): en hebreo el sonido de estos dos nombres asemejan al de los verbos que significan ser fecundo o dar frutos y olvidar respectivamente.
Llegado el primogénito de Raquel al solio virreinal de Egipto, luego de interpretar los sueños del faraón y pronosticar los años de abundancia y de hambruna, viene su familia a vivir en el Delta. En la descripción del proceso también hay anacronismos reincidentes como cuando José le da a Benjamín 300 monedas de plata (Cf. 45:22, NC-1983 y TE 2000)[34]; detalles curiosos como el hecho de la segregación racial entre egipcios y hebreos (a pesar de la preponderancia de José)[35], los resquemores que sentían los egipcios respecto de los nómadas pastores (¿hicsos?)[36], o que José adivinaba por medio de una copa de plata (Cf. 44:4-5). [37]. Y José murió a la edad de 110 años; le embalsamaron, y se le puso en una caja en Egipto. El termino transliterado como caja o ataúd corresponde a uno usado para designar el arca santa.
De acuerdo con el Targum Pseudo-Jonatan, el pendón de la tribu de José y de la tribu de Benjamín, era la figura de un niño con una inscripción que decía:"la nube del señor descansó sobre ellos hasta que salieron del campamento", aludiendo quizás al relato del Exodo. Sería otra de las tribus perdidas de Israel aunque la tribu Yuzufsai en Afganistán digan ser sus descendientes.
Astrología:Sagitario.

Benjamín, Benjamin, Beniamino

«Lobo arrebatador». Linaje de guerreros. Encarnación de Horus el Joven, un príncipe pequeño y perseguido que después asumirá la naturaleza y el nombre de Leví para convertirse en un gran defensor. «Hijo de mi diestra».Astrología:Cáncer:
Según Génesis 35:18 (TE, 2000) la madre le llamó Benoni, que significaría para el traductor Hijo de mi dolor. Una traducción más veraz sería «hijo de On», o sea de Heliópolis. Y tiene sentido si se analiza que era el único hermano completo (de padre y madre) de José, quien poseía lazos maritales allí. Entonces es muy posible que el pueblo de Israel original, del famoso Éxodo, fuera de procedencia egipcia, de la rama de Raquel. Luego durante la ocupación de Canaán apareció la rama de Lea (excepción hecha de Rubén).[38]
Todos, excepto Benjamín que nació en el camino de Efrata (Belén) y costó la vida de su madre (35.16–19), nacieron en Padan-aram (35.23–26).

Comentarios

Los hebreos en nada querían ser inferiores a las grandes culturas referentes a los largo de este libro, con la leyenda de Ur querían descender del mismo linaje de los sumerios; con estas leyendas ajustadas a sus conveniencias nacionales, homologando las grandes tradiciones egipcias no querían quedarse atrás: ellos pretendían ser tanto o más que sus ascendientes a nivel filosófico y moral (con tantas o más falencias que ellos).
El número doce (de los hijos de Nacor, 11:27-29; de los hijos de Jacob –o de las tribus, 35:22-26; de los hijos de Ismael, 17:20, 25:12-16 y hasta de los jueces) es simbólico. También doce eran los panes de la proposición y doce las piedras preciosas en el pectoral de los pontífices. También se erige en símbolo cuando se haya de mencionar doce «profetas menores»[39]: El libro del Malaquías –el último de la docena-, empieza con el mismo esquema de Zacarías (Cf. Zacarías 9:1; 12:1 y Malaquías 3:1), artificiosamente se ha convertido en libro independiente y el personaje hasta la fecha, es a-histórico y ficticio; como si adrede se tratara de acomodar un total de doce. (Véase Malaquías 3:23-24. Cf. Con Eclesiástico 48:10)[40]
El número doce corresponde a la trinidad, así: 1+2=3[41].
La discusión respecto a las tribus giraría en torno a los siguientes controvertidos argumentos extraídos de la misma Biblia: según la tradición, las tribus portaban sus símbolos en sendos estandartes. Si el criterio era que cada hijo se identificaba con una tribu, entonces José que tuvo dos hijos amados y consentidos por Jacob no sería una tribu sino dos, lo que redundaría en trece tribus, sin contar a Dinah (catorce). Ahora respecto al número real de las tribus, no deja de causarnos estupor el texto de Deuteronomio 33 cuando Moisés, bendice a once tribus, dejando por fuera a Simeón, el segundo hijo, supuesto descendiente de Jacob.
En 1 de jueces, dentro de las tribus que conquistaron a Canaán, aparece José como tribu independiente de Efraín y Manasés, pero faltan del listado Rubén, Gad, Leví e Isacar.
En 1 de Reyes 11 cuando el profeta rompe el manto y da a Jeroboám diez partes y separa una para Judá (semejando el número de tribus), ¿qué pasó con la número doce? ¿A quien le corresponde?
En el fragmento de mayor antigüedad comprobada, el canto de Débora, en Jueces 5, se mencionan once entidades políticas unidas para enfrentar a un enemigo cananeo; hasta el momento no parece anormal dentro de lo citado, pero, cuando aparecen nombres foráneos (de tribus para nosotros desconocidas) dentro de las tradicionales listado de las tribus como son: Galaad (nombre territorial muy antiguo para Jordania, aunque el nombre como tal significa “el lugar principal de los monumentos”), Meroz y Faquir (según este pasaje, primogénito de Manasés), las señales de alarma se encienden. No aparecen por ningún lado Simón, Leví y Judá (tres hijos de Lea), Manasés o Gad.
Quitando a Dan quien no obtuvo la tierra de promisión, quedarían 11 tribus (1+1=2, la dualidad, bien o mal).
La tribu de Leví aparece como independiente (Génesis 46:8-25 y 49:1-29), luego pasa a ser la tribu sacerdotal sin territorios propios; para compensar, y mantener el número doce se asimila la tribu de José en dos partes: Efraín y Manasés (Números 1:26).
Podríamos concluir que los territorios de las tribus reflejan nombres ya existentes e independientes entre sí y no necesariamente los nombres de los hijos de Jacob, luego con el ascender político de Israel (pueblos ya unificados en la federación israelita), mitologizaron antepasados epónimos para darle lustre a su linaje. Es decir que los pobladores se homologaron a sus predios. El orden atribuido al nacimiento de los hijos de Jacob, representan la antigüedad tribal en la federación Lea-Raquel, así al principio solo las tribus pertenecientes al clan Raquel, fueran las representativas del futuro Israel.
De igual manera los acontecimientos que afectaron a los territorios, se identificaron a acontecimientos humanos. Un ejemplo de estas aseveraciones es la presunta primogenitura de Rubén, la leer la conquista de Canaán se halla que es en ese territorio el primero en el que se aposentaron los israelitas, por quedar bastante al sur de Jordania; poéticamente, de este postulado se deriva la primogenitura de Rubén. En lo que no se pueden poner de acuerdo los redactores del antiguo testamento es en el nombre de sus mismas tribus.
Algo más al respecto: se dice que cada hijo de Jacob se casó con una hermana gemela (excepto José), como queriendo decir que la tierra se heredaba a través de la madre sin importar que el gobierno fuera patriarcal. La madre conservaba el derecho de dar nombre a sus hijos y el matrimonio era matrilocal (la pareja vive con la familia de la mujer). CF. Génesis2:24.[42]

[1] Debiendo tener 84 años cuando la tomó por esposa: si se declara que tenía 130 la primera vez que José lo presentó al faraón, se le restan los 20 años que padeció por la ausencia de José, los diez y siete años que tenía este cuando fue vendido y los siete años de prueba antes de casarse con Raquel. 
[2] Génesis capítulo 49 
[8] Uncir, enganchar, ordenar, prender. 
[9] Doblar, viña. 
[10] Paciencia, docilidad, permanencia, continuar, cacique, fuerza, impetuoso. [11] Castiga con golpes o con palabras, instruye, amonesta. 
[12] Eufemismo de esposa. 
[13] Intoxicación etílica, embriaguez. 
[14] “Rey pastor de Tebas”; el constructor más grande del mundo antiguo. Reinó durante 37 años sobre un Egipto próspero y tranquilo. Su esposa se llamaba Tiy (o Teye) y era hija de Yuya (sacerdote de Min y prototipo de José, intendente de las caballerizas, quien según la momia encontrada habría de ser un sujeto alto y de gran fuerza física). Dicha señora influyó enormemente en la política de estado, haciendo construir gran cantidad de templos al dios Amón. 
[15] HIDALGO Huerta Manuel. El Egipto de los Faraones. Su historia, sus costumbres, su arte. Editorial Biblioteca Nueva, Madrid 2000, página 115. 
[16] En el antiguo Egipto, el nombre de Sekhem significaba "poder" y estaba estrechamente relacionado con el dios Osiris.
[17] Al que consultó para preguntar cuando tendría un hijo varón.

[18] Quien había sido tomada a la fuerza previamente por su tío Preto (hermano de Acrisio) 
[19] ¿Tenía apenas siete años cuando fue violada? Cf. Génesis 30:21 y 31:41. [20] H2544, Kjamór; lo mismo que 2543; asno; Jamor, un cananeo:-Hamor. 
[21] «..y saquearon la ciudad, por haber sido deshonrada su hermana. Lleváronse sus ovejas, sus bueyes, sus asnos, cuanto había en la ciudad y cuanto había en los campos. Todos sus bienes, todos sus niños, todas sus mujeres, los cautivaron y se los llevaron, y robaron cuanto había en sus casas» Génesis 34:27-29, NC-1983. [22] Dios es mi juez. 
[23] Génesis 46:23. TpPsJ asegura que eran industriosos y mercaderes… 
[24] Génesis 49: 16. «Dan juzgará a su pueblo como una de las tribus de Israel» NC-1983. Su pueblo no tenía parentesco con las otras tribus, fue asimilado. 
[25] Esbelta y hermosa en gran manera (NC-1983).De lindo semblante y hermoso parecer (RV, 1960). Lindo semblante y hermoso talle (TE, 2000), bonita de apariencia y hermoso rostro (Septuaginta) 
[26] Prosiguiendo la entretenida homologación y arquetipación, podría corresponder al hijo del Faraón Senusret II de la XII Dinastía (por derivación el llamado Jacob Bíblico). En la Dinastía XVIII, aferrados a su repetición de la historia y la circularidad del tiempo, correspondería (se sacarían caracterizaciones y rasgos de personalidad para el personaje literario) a Yuya (hijo de de Amenhotep II) 
[27] Respuesta querida, deseada, que conlleva vida; o Dios habla y él vive. Otra interpretación más radical podría ser, salvador del mundo. Su nombre posee raíces caldeas. 
[28] De noble origen y del cual se decía que llevaba consigo el espíritu de Thot; fue llamado “hijo de Ptah” -dios de las aguas, responsable de la crecida anual del Nilo-. 
[29] Jefe de la administración central; controlaba los archivos reales, escuchaba las peticiones hechas al faraón e impartía justicia, recaudaba impuestos e inspeccionaba las propiedades reales, supervisaba el funcionamiento de los funcionarios del faraón y tenía a su cargo todo el gobierno civil excepto las relaciones exteriores. 
[30] Siglo XIII a.C. 
[31] TgPsJ añade el siguiente comentario a la razón de porqué lo había comprado: porque vio que era hermoso, con intención de tener con él relaciones homosexuales. 
[32] Hija de Dina, levantada en casa de Putifar, según TgPsJ. PRE (38:1) ratifica los lazos de sangre de Asenat con DINA. 
[33] Que como se ha dicho puede ser hijo natural de Judá, adoptado por José. En los espejos monárquicos egipcios, cabría la posibilidad que los escribas bíblicos se hubieran inspirado (o hubieran enriquecido) el personaje con elementos de Ay. Podría ayudar a entender el disgusto de José cuando Jacob bendijo primero al hijo natural de Judá y luego al hijo legal de José (primero Efraín y luego Manasés) 
[34] La Septuaginta habla de 300 piezas(o trozos) de oro. 
[35] Génesis 43:32. TgpsJ, aclara que no era un asunto racial sino, que los judíos comen los animales que los egipcios adoran. 
[36] Génesis 46:34. La Septuaginta habla de Gessem de Arabia (sic). 
[37] Los nombres importantes de este relato bíblico: Zafnat-Panej (el gran Visir del faraón), Putifar (funcionario real), Potifera (sacerdote) y Asenat (hija de Potifera), fueron supremamente populares en los siglos VII y VI. En ese mismo relato se nota la paranoia por una posible invasión por los lados de Canaán (Génesis 42:9); esta clase de temores e invasiones efectivas suceden y tienen sentido bajo la dinastía de los Ramésidas (siglos VI y VII). Resulta curioso que este personaje le dice al faraón qué es lo que ha soñado (cosa que ni el mismo soñador sabe); fuera de eso se lo interpreta y le dice qué hacer. En el sueño hay siete vacas (en Egipto la vaca era el símbolo por excelencia de Hathor, simbolizando aquí la inundación del Nilo, que traía buenas o malas cosechas) y siete espigas que según el intérprete José corresponderían a siete años de abundancia y a siete de escasez. 
[38] Al parecer, únicamente una parte de las tribus de Israel fue “esclavizada en Egipto”, las tribus de José (la suya propia y las de sus hijos Efraín y Manasés), la tribu de Benjamín y los levitas, tribu a la cual pertenecía Moisés –deducción hecha porque sus nombres en general son egipcios, no hebreos y porque a ellos(los levitas) no les tocó en suerte territorio en el país, como sí lo hicieron las otras tribus. Probablemente, adoraban a Yahvé, mientras sus hermanos radicados por fuera de Egipto adoraban a El. Al juntarse, consensuaron y decidieron que los dos eran facetas de un mismo Dios. Esta hipótesis podría justificar las escuelas iniciales que recopilaron las leyendas y tradiciones orales judías. 
[39] Que pudieran caber en un rollo como el de los tres grandes libros proféticos de Isaías, Jeremías y Ezequiel. Poseen 14.355 palabras, mientras que Isaías tiene 16.933, Jeremías, 21.835 y Ezequiel, 18.370 palabras. 
[40] El ajuste a doce hablaría de un Israel restaurado que evoca a sus tres grandes patriarcas y a sus doce tribus. 1 de Crónicas 1-9, Esdras 2:2 y Nehemías 5:17,7:7,8:3-14,24:35, enfatizan también en este número. Pareciera como si el autor viera en la reconstrucción de su comunidad hebrea, el cumplimiento de una profecía. 
[41] Correspondientes a los signos del zodiaco. O a los doce sucesores al trono de Sargón, o los doce dioses mencionados por Hammurabi en la introducción a su código. O las doce divisiones del día según los egipcios. [42] En los mitos griegos era la norma que esto sucediera así, exceptuando a Odisea, quien se llevó a Penélope de Esparta a Ítaca. Cuando se separa del héroe, regresó a su natal Esparta.
Leer también: Isaac y Amenofis
Ediciones 2011-12-13-14-15-16

No hay comentarios.:

Publicar un comentario