Caín y Abel en la biblia, estudio, ensayo, crítica, contexto cultural

Caín y Abel en la biblia, estudio, ensayo, crítica, contexto cultural. Post migrado desde mi sitio principal, debido a la conexión temática con los temas de este blog.
Este relato guarda similitudes estructurales con la tradición del Edén: Adán es cultivador de la tierra (Génesis 2:15) mientras Caín lo es de la tierra maldecida (Génesis 3:17); presentándose el conflicto-previsible a las luces de la anterior saga-, se repite la maldición y expulsión (ahora de la tierra cultivable). La evacuación es la suavización del castigo de muerte que teme Caín.

Alguna implicación literaria o argumental habría de tener, el poema mítico del Ganado y el grano, oriundo de Mesopotamia y protagonizados por el dios del ganado (Lahar) y su hermana Ashnan (diosa del grano)[1]. Se explica cómo fueron enviados a la tierra trayendo consigo los beneficios de la civilización. En sus peripecias, de pronto un día se embriagan y disputan sobre la posible superioridad de cada una de sus artes por sobre las otras. Intervienen los dioses Enlil y Enki, declarando vencedora a Ashnan.[2]
Históricamente en esta ficción se habrían invertido los roles, siendo Caín un heredero de la sociedad matriarcal y por antonomasia agricultor, quien resultará detestable. Es claro entonces que el mito lo concibió una raza de cazadores o pastores, como los hebreos, quienes denigrarán de los cananeos, pueblo tradicionalmente agrícola.
La inversión mítica se asimila cuando analizamos que en condiciones normales, los visos de agresividad estarían marcados entre los cazadores y pastores patriarcales (Abel), no entre los sedentarizados cultivadores (Caín).
Prosigamos. Según la versión bíblica, Caín fue el hijo mayor de Adán y Eva. Pero Según TgPsJ (Génesis 1-3), Eva lo había concebido de Sammael, ángel caído (el ángel de la muerte, dice TgPsJ en 3:6)[3]. Y dijo ella: he adquirido por hombre al ángel del Señor. Según la RV 1960 al momento de parirlo su madre exclamó que por voluntad de Jehová había adquirido varón. La Biblia de Jerusalén dice: «He adquirido[4] un varón con el favor de Yahveh.». (N-C): “He adquirido de Yahvé un varón.” LXX: «Adquirí hombre por Dios» En hebreo, lo que se ha traducido como “he adquirido varón”, se escribiría kaniti iysh; Kaniti es un juego de palabras con el nombre de Caín, y la expresión iysh “todo el mundo[5]” ¿significaría que Caín, al igual que se padre se consideraba un dios?
Este Caín[6] era labrador y Abel[7] su hermano menor (quien tenía una melliza según TgPsJ), pastor de ganado; ambos se presentaron con sus respectivas ofrendas a la divinidad, producto de sus respectivos logros laborales, siendo vista con buenos ojos la de Abel y no así la de Caín, quien se entristeció por el favoritismo hacia su hermano.
Es evidente que el discurso lo cuenta alguien, quien ya ha superado el proceso de nómada a sedentario, convencido que siendo sedentario y reposado, se puede estar en armonía con la meditación y los postulados religiosos, con la abstracción de un ser todopoderoso. La divinidad le inquiere respecto a su tristeza y le recuerda que si obrara en rectitud podría andar orgulloso, en caso contrario, igual podría dominar la tentación. Gen 4:7 (BJ) reza, ¿No es cierto que si obras bien podrás alzarlo? Mas, si no obras bien, a la puerta está el pecado acechando como fiera que te codicia, y a quien tienes que dominar.» Uno esperaría en esta clase de construcciones, después de decirle que si obraba en propiedad podría tener el rostro alzado, una correspondencia con su contrario: pero si no obra con rectitud lo tendrás abatido. No sucede así. La palabra pecado, usada a continuación es, en hebreo, femenino, no concuerda con “acostado, agazapado, acechando”. Pareciera una perturbación en el texto.
En hebreo no se han conservado las palabras de Caín a Abel: Y Caín dijo a su hermano Abel…Las traducciones llenan este vacío con «vamos fuera». Según las glosas rabínicas le hizo el reclamo de por qué su ofrenda si fue recibida con agrado mas no la suya, escudándose Caín en un razonamiento de desconocimiento de la divinidad en tanto que juez y rector del mundo.
Al no sobreponerse a esta “humillación”, invitó a su hermano menor y lo asesinó. El gran cuestor moral lo maldijo: « Cuando trabajares la tierra, tampoco prestará su fuerza para darte: gimiendo y temblando estarás sobre la tierra[8]». (Génesis 4:12. LXX). Consciente de su iniquidad, creía no poder soportar la culpa y que sería difícil perdonarle (aunque está latente la capacidad de perdonar). Efectivamente el Creador lo desterró al oriente del Edén, en Nod («En la estepa») o Naíd[9], pero temiendo por su vida recibió la garantía de una alta pena para quien ejecutase tal desmán: Le sería multiplicada por siete la condena impuesta. TgN dice que le será suspendido el juicio hasta por siete generaciones. TgPsJ en cambio habla de quien mate a Caín habrá de recibir venganza hasta por siete generaciones.[10] Todas las versiones enfatizan la rotundez de la sentencia.
Como garantía le fue impuesta una marca para que no lo asesinaran. Alguna pista sobre la naturaleza de la marca nos la puede dar TgPsJ (Génesis 4:13):… Y marcó el Señor sobre la faz de Caín una letra del Nombre grande y glorioso para que, al vérsela…Para PRE ( 21:4)Dios marcó a Caín con una letra de la Ley en el brazo. La tradición más extrema dice que le salió un cuerno en la frente para protegerse de los animales. Resulta discordante, en una sociedad compuesta de tres mortales y sus respectivas parejas (lo dice el Génesis) haya habido necesidad de un distintivo para esquivar la muerte. ¿Quién lo habría de matar? Descendientes de Abel no existían, la única familia del difunto eran él mismo, su viuda y sus padres. Luego se dice que edificó una ciudad[11] a la que puso por nombre Henok (Enoc)[12] como su hijo.
En la mitología griega el primer hombre que fundó y pobló una ciudad, se llamó Foroneo (Forónico), hijo del dios fluvial Inaco e Inea; dentro de sus actos más notables están el haberse cambiado de nombre, llamándose luego Argos. Fue el primer mortal en descubrir el uso del fuego, después que lo robara Prometeo. Casado con la ninfa Cerdo[13], tuvo cuatro hijos: Pelasgo, Yaso, Agenor y Car. Se dice que con él se inició el culto de Hera (hermana-esposa de Zéus, diosa del matrimonio).
Quizás tenga en sus orígenes el relato hebreo, también, algo del mito de Osiris y Seth, los dos hermanos divinos, el primero de los cuales fue muerto por Seth. Luego se le añadieron al mito, elementos propios de la tradición sobre Dumuzi[14] (el dios agonizante víctima del triángulo amoroso con Inanna y Ereshkigal), quien reinó en Bad-tibira.
Así mismo, Anu podría homologarse al Caín bíblico. La pesquisa parte de la epopeya hitita «La Realeza en los cielos»donde Anu atacó a su hermano Alal (o Alalu, rey de los cielos desplazado por Anu), más agraciado y le asesinó («Alalu huyó y tomó el camino de la tierra oscura, partió hacia la tumba sombría». Luego de este crimen sangriento, reinó durante nueve años y Kumarbi (o Kingu), un poderoso señor le planteó insurrección, dañándole los genitales con un terrible mordisco, tragando parte de su semen y escupiendo el resto sobre un monte, de donde habrá de surgir la diosa del amor…[15] siendo a la postre derrotado por Anu. Este, fue desterrado y temporalmente perdió su potencia sexual, recibiendo no obstante un distintivo especial de seguridad, consistente en unos cuernos (que evocan la luna creciente). Allí, la ciudad de Bad-Tibira, una de las más antiguas de Sumeria, significa «fortaleza de los metalistas», o «muro de los metalistas». Podría ser una de las posibles ciudades construidas por Caín o por su descendencia[16]. (Cf. Con el mito olímpico de la creación, donde Urano y La tierra conciben a los tres cíclopes, de un solo ojo, maestros herreros y constructores de grandes murallas; asimilados como hijos rebeldes, fueron desterrados por Urano al Tártaro, luego los titanes, al triunfar les liberan temporalmente).
Otro posible emplazamiento podría ser Eridu, que fue la primera y más importante ciudad de Mesopotamia, con un parecido fonético a Irad («el fugitivo»)[17], el nieto de Caín. Su linaje de nueve miembros-incluyendo una mujer-[18] (4:17-26) que resalta el primero y el último, abarca a los creadores de los instrumentos musicales y de la tecnología. El tono empleado por el agresivo canto de Lamec (4:23-24)[19] pareciera resaltar el crecimiento de la violencia a lo largo de las generaciones (Cf. Génesis 4:15): el progreso tecnológico[20] entonces es directamente proporcional a la degeneración moral (Cf. Hesíodo, Los trabajos y los días).
Comparando las genealogías de Caín y Set, vemos que cinco de los nombres son idénticos: Adán, Set[21], Enós[22], Henoc y Lamec-, mientras cuatro parecen variantes: Quenán[23]-Caín, Mahalalel[24]-Mejuyael[25], Yéred[26]-Irad, Metusela-Metusael[27]. Bruscamente se corta la secuencia y se nos espeta el relato sobre Set y sus descendientes.
Prosigue Adán su labor paternal, esta vez concibiendo a Set (8352, shet, poner, sustituir), para reponer al hijo perdido, Abel. De acuerdo con la cronología masorética estaríamos en el año 130. «Y conoció de nuevo[28]…» «…Otro[29] hijo en lugar de Abel…» Ambos textos dan a entender que realmente no sustituyó ni desplazó a la primera dinastía (la de Caín) sino que llegó de segundas, posteriormente a la de Caín (detrás de Tubal-Caín).
Extrañísimo que solo de este hijo (Set) se diga que fue engendrado a su imagen y semejanza, según su imagen. (5:3. BJ). Evidentemente Caín no se parecía físicamente a Adán porque no era hijo suyo (si la versión mencionada[30] apunta en la dirección correcta), Abel había fallecido; ahora sí podía constatar que era su hijo. Don Adán habría de fallecer 800 años después de este nacimiento, totalizando 930 años de vida.
En el año 235 de la cronología adoptada como referente, Set[31] engendró a Enós[32] (teniendo 105 años), caracterizándose su tiempo como el periodo de tiempo en que se empezó a invocar el nombre de Yahvé. ¿Luego no lo invocaron, cuando las ofrendas, a la divinidad, sus tíos Caín y Abel? ¿O a quien entonces le brindaron las primicias de sus labores? ¿O se refiere a que Enós inventó la oración? Pero, y ese nombre concreto de Yahvé, ¿no es el que se le revelará a Moisés lustros más tarde? Según (BJ) fue Enós el primero en invocarlo. Según TgPsJ, Esta fue la generación en cuyos días comenzaron a extraviarse y se hicieron ídolos y llamaban a sus hijos por el nombre de la palabra del Señor. Cuando el río suena… ¿qué creer?
Seguiría vivo Adán, posiblemente Caín y obviamente Set (quien viviría otros 807 años, para un total de 912 años de vida) ¿Ellos no creían en la soberanía de Yahvé? ¿Qué motivos tendrían para ello? ¿O harían parte de los adora-ídolos?[33]. Prosigue la genealogía, llegando a un sujeto de nombre Henoc (o Enoc, como el hijo de Caín)[34] quien según el dictamen de los escribientes del Pentateuco anduvo con Dios (ignoramos la denominación dada a su divinidad tutelar, que no pudo haber sido Yahvé) y fue separado de la tierra, llevado por el mismo dios a quien le fue fiel. Dice TgPsJ que además de esto su nombre fue llamado Metratón, el gran escriba. Este individuo engendró al portento de longevidad dentro de los textos bíblicos, Matusalén, quien se dice alcanzó a vivir la tontería de 969 años y fue padre de otro señor llamado Lamec[35], quien fue el padre del patriarca Noé y alcanzó a vivir 777 años (cábala perfecta), cuando ya Abraham tenía 60 años.[36].
Explicándole a la posteridad el nombre de su hijo dice: «Este nos consolará de nuestros afanes y de la fatiga de nuestras manos, por causa del suelo que maldijo Yahveh.» (Génesis 5:29. BJ). Tgn en cambio pone las siguientes palabras en su boca: «Este nos consolará de nuestras malas obras y de los robos de nuestras manos…»
Y sucedió que los hijos de hombre[37] comenzaron a multiplicarse sobre la superficie de la tierra y les nacieron hijas[38] hermosas. Y vieron los hijos de los grandes[39] que las hijas de los hombres eran hermosas, con los párpados pintados y con colorete, andando con las carnes desnudas, y concibieron pensamientos lujuriosos y se tomaron mujeres de todas las que les gustaron…He aquí que les di una extensión de ciento veinte años para que hiciesen penitencia y no lo han hecho.[40]
Esta versión cambia radicalmente la postura sobre los ciento veinte años como límite a la vida humana[41], puesto que al ser colocada la afirmación dentro de contexto del cuento de las hijas de los hombres y de la esperanza de arrepentimiento, pierde su carga coercitiva. Los nefilim (como los titanes) se unieron a los humanos y les dieron hijos, dando origen a los héroes (famosos o renombrados)[42] o gibbôrîm (Génesis 6:4).[43] En Números 13:33 los exploradores israelitas informan haber visto gigantes descendientes de ellos (el inconveniente radica en que deberían haber muerto en el diluvio universal). Una versión cananea de estos titanes se percibe en Isaías 12:12-20, en el poema sobre la caída de los cielos de Lucero (Lucifer), hijo de la Aurora. Y, viendo Dios que se habían multiplicado las malicias de los hombres sobre la tierra, y cada cual pensaba en su corazón empeñosamente lo malo todos los días;(Génesis 6:5 LXX), decide destruir tanto a los animales como al hombre. Como el que quema la casa para eliminar al ratón. ¿Sería posible que no hubiese otras personas justas en el mundo?.
[1] Creados por An, en Duku (nombre de templo), su mansión celestial, para que los hijos de este dios tuvieran con qué alimentarse y con qué vestirse. [2] KRAMER, Samuel Noah, La historia empieza en Sumer, Ediciones Orbis, Barcelona 1985, páginas 128-130 [3] Es el ángel acusador, oponente de Miguel. Sammael tienta a Eva cabalgando en la serpiente (que anteriormente tenía forma de camello) [4] H7069, caná: Erigir, crear, procurar (mediante compra); poseer, comprar, ganar, recobrar, etc. [5] Un varón hecho y derecho. [6] H7013 cayín; de 6969 en sentido orig. de fijeza; lanza (como golpeando rápido):-lanza. contiene un juego de palabras con «qanah», que significa, levantar, crear, adquirir. [7] H1893 Jébel; lo mismo que 1892; Jébel, hijo de Adán:-Abel. Del hebreo hebel: inestabilidad. Tal vez signifique «aliento», «vanidad», «transitorio» o incluso «insatisfactorio». Emparentado con el asirio aplu o el sumerio ibila, que significan hijo. Otra variante sería: pradera y/o arroyo o torrente. Es un elemento que hace parte de topónimos como Abel-Mejolá, patria de Eliseo. [8] BJ: Vagabundo y errante serás sobre la tierra. [9] Frente al Edén según LXX. [10] A nivel histórico, se habla de los quenitas como descendientes de Caín, de quienes se decía eran pastores semi-nómadas (Éxodo 2:16-19), que habitaban después el Negueb (1 de Samuel 27:10), adoradores de Yahvé, inclusive antes que los mismos israelitas. La gran diferencia estribaba en que no eran la comunidad “elegida” ni les estaba prometida la tierra (aunque 1 de Samuel 30:26-29 los considera miembros de la tribu de Judá, haciendo parte del pueblo de la alianza). Según Números 10:29 se unieron a los israelitas en el desierto. Pareciera que jamás se hicieran sedentarios totalmente y hubieran continuado siendo nómadas. [11] Difícilmente se funda una ciudad y se ha de poblar en menos de dos generaciones con descendientes del gestor. [12] Existe alguna similitud de pronunciación entre Enki (conocido en sumeria por ser el primer constructor de ciudad alguna) y Enoc, como si fuera una adaptación hebrea del nombre sumerio: «iniciar o disciplinar, dedicarse, adiestrase». En cananeo: seguidor. H2585 KJanóc; de 2596; iniciado; Janoc, patriarca antediluviano:-Enoc, Hanoc. Connota el significado de ahogado, estrangulado, amarrado. [13] Según Graves Robert, «ganancia» o «arte», uno de los títulos de Deméter (diosa de la cebada y del sembrado, hermana de Zéus y esposa a su vez del mismo), la diosa encargada de iniciar a novios y novias en los secretos del lecho. [14] Quien efectivamente fue asesinado, incluyendo en el tramite, injuria, colgamiento y descenso al inframundo (cual lo hará posteriormente el mítico Jesús de los cristianos) [15] También en la mitología griega una leyenda que nos da qué pensar: el mito de la castración de Urano. Gea (la tierra) incitó a los titanes (sus hijos) a que se insubordinaran de su padre para vengar la expulsión de los rebeldes Cíclopes del Olimpo. Crono, el menor de los siete consiguió una hoz de pedernal con la cual castró al firmamento y arrojó los despojos al mar. [16] Tubal Quáyin fue artesano en todas las artes metalúrgicas (hierro y bronce). Génesis 4:22 textualmente habría de traducir: Y Sillá también parió a Tubal-Caín, martilleador de todo forjador de bronce y hierro. Sic. El texto ha sido maltratado. Además es anacrónico suponer que fuera forjador de hierro cuando es hasta el año 1.000 que tal metal se impone. [17] 5897, igual a 6166, secuestrarse a uno mismo. [18] ¿Con su medio-hermana esposa o con su deseada hermana, viuda de Abel? [19] Este sentido se distorsiona si nos ceñimos a la versión del Targumin fragmentario llamado Genizá Tosefot Ms.X a v., donde Lamec pretendía poseer y tener descendencia de sus dos mujeres, temiendo la posible muerte de Tubal Caín. Las señoras tenían a su vez terror al imaginar que su posible hijo pudiera a su vez ser devorado. Acuden a Adán, quien era un maestro y delante de él, Lamec argumenta: No he matado a un hombre para [por él deba yo cargar con culpa] ni tampoco he herido a un joven para que por él sea destruida mi descendencia. El dictamen de Adán es que obedezcan las mujeres su deber conyugal, mientras decía en su corazón: Es justo que yo[vuelva a Eva y continúe teniendo hijos]. [20] Beroso hablaba de seres anfibios, parecidos a peces y a la vez a hombres, como los siete sabios que enseñaron a la inculta humanidad el progreso y la vida civilizada. [21] Si ha seguido el curso normal de su homologación con el Seth egipcio, con el tiempo se somete a la autoridad legítima. No en vano su nombre también significa tumulto(de 7582) (Números 24:17), pecado, rebelión (7846 según la concordancia Strong) [22] Mortal frágil y débil, enfermo, desahuciado, tal vez perverso. [23] Fijo, como un nido o una vivienda. [24] Alabanza de Dios. [25] De 4229 (golpear o frotar, borrar, alisar, engrasar, o raer) y 410 (fortaleza, Todopoderoso), golpeado por Dios. [26] Descenso. [27] De 4962 y 410: hombre que es de Dios. [28] En hebreo Od (5750), iteracción o continuación, repetidamente, todavía, más [29] De H312, acher, posterior, siguiente, otro; ajeno, extraño, próximo, segundo, siguiente. [30] Y corroborada por PRE (21:1 y 22:1) [31] Y colocándole el nombre, labor que cuando el nacimiento de Caín y de Set, hizo Eva, la mamá. Y más extraño aun, no dice que la esposa de Set dio a luz, sino que a Set le nació un hijo. ¿A qué se deben estas diferencias? [32] H582 enósh; de 605; prop. mortal (y así a diferencia de 120 que es más dignificado); de aquí, hombre en gen. (sing. o colect.):-amigo, aspecto, extranjero, gente, hombre, humano, marido, mortal, varón, viril, siervo. A veces no se lo expresa en español, espec. cuando se lo usa en aposición con otra palabra. Comp. 376. [33] ¿La raza de plata de Hesíodo? [34] Pueden corresponder a una misma genealogía o a dos versiones de la misma coincidiendo en algunos nombres. [35] En vida de Adán, según estas conjeturas y de Set, que conoció a Lamec hasta antes de engendrar a Noé. Palabras más, palabras menos, Lamec conoció el primer muerto de la historia. [36] Los guarismos sobre las edades de los patriarcas podrían ser cifras simbólicas, cabalísticas (numerología aplicada), porque como edad son números artificiales. [37] PRE opina que son las hijas del linaje de Caín. [38] H1323 bat; de 1129 (como fem. de 1121); hija (usado en el mismo amplio sentido como otros términos de relación, lit. y fig.):-aldea, ciudad, doncella, hija, morador, muchacho, mujer, niña [de los ojos], nuera, pollo, polluelo, villa. [39] Jueces según TgN. PRE (22:2) Propone que se trata de los ángeles caídos (Sammael y su corte, arrojados antes de juzgar a la serpiente, a Adán y a Eva). [40] TgPsJ (Génesis 6:1-3) [41] En un poema mesopotámico redactado alrededor del año 1.700 a.C. que habla de la vida inmediatamente después del diluvio, se asevera que la vida de los hombres era de cien años.(Había caído desde 43.600 años según la lista de los reyes sumerios, hasta este límite) [42] Para los cananeos, Refaim o héroes divinizados. [43] Potentados o aspirantes a un poder político absoluto, como Nimrod o el faraón egipcio (Cf. Ezequiel 32:20-32). ¿La raza de bronce de Hesíodo?
Un par de moralejas del relato de Caín y Abel, extras: Nadie desea otra cosa que la deseada por otro, es decir, que solo hay sociedad posible donde hay deseos diferenciados. Si el relato deja con vida al homicida sedentario, es para lanzarlo a un viaje redentor, semejante al de Adán y Eva, solo que en este caso, para enseñarle a vivir al otro lado de la violencia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Ralph W Tyler-historia-biografia-evaluación-Currículo-aportes-educación-modelo

Donaciones