Aristarco de Samos, historia, biografia, aportaciones, descubrimientos

Aristarco de Samos, historia, biografia, aportaciones, descubrimientos, teoría, astronomía, heliocentrismo, aportes a la física, cosmología, breve resumen, como murió, curiosidades, fecha de nacimiento, modelo, vida y obra, quien era, que aportó, pensamiento; sistema solar, universo, etc. Post movido de mi sitio web principal, revisado y enriquecido.
Aristarco de Samos, (ca. 310 -230 AC.) Matemático, cosmólogo y astrónomo griego conocido como el Copérnico del mundo antiguo por haber formulado una teoría heliocéntrica del cosmos.
Esto quiere decir que sostuvo cosas como que la tierra giraba sobre su eje y alrededor del sol.Es en ese sentido que el filósofo griego Cleantes el estoico, se pronunció contra Aristarco por "poner en movimiento el corazón del Universo".

Aristarco fue discípulo del peripatético Estratón de Lampsaco. Vivió la mayor parte de su vida en Alejandría y enseñó en el Museo. La única obra suya que se conserva es la titulada Sobre las magnitudes y distancias del Sol y la Luna, en la que mide las distancias de la tierra al sol y la magnitud de este astro. Aunque sus cálculos son erróneos, el procedimiento empleado para efectuarlos es formalmente adecuado.
También descubrió que la distancia de la Tierra al Sol es mayor que la que separa la Tierra de la Luna. Los errores de cálculo de Aristarco se deben más a la carencia de instrumentos adecuados de observación que al procedimiento mismo, que era formalmente correcto.

La única obra existente de Aristarco es En los Tamaños y Distancias del Sol y la Luna , el tratamiento geométrico sobreviviente más antiguo de este problema. Aristarco toma como premisas que
  1. Como se observó durante un eclipse lunar , el diámetro de la sombra de la Tierra es el doble del diámetro de la luna ; 
  2. La Luna y el Sol tienen cada uno 2 grados de diámetro angular;
  3. En el momento del cuarto de luna, la distancia angular entre la Luna y el Sol es de 87 grados.
Usando la premisa 3, Aristarco mostró que el Sol está entre 18 y 20 veces más lejos de la Tierra que la Luna. (La relación real es de aproximadamente 390.) Utilizando este resultado y las premisas 1 y 2 en una inteligente construcción geométrica basada en eclipses lunares, obtuvo valores para los tamaños del Sol y la Luna. Encontró que el diámetro de la Luna estaba entre 0.32 y 0.40 veces el diámetro de la Tierra y el diámetro del Sol entre 6.3 y 7.2 veces el diámetro de la Tierra. (Los diámetros de la Luna y el Sol comparados con los de la Tierra son en realidad 0.27 y 109, respectivamente).
En la época de Aristarco, el método geométrico era considerado más importante que las medidas numéricas. Su premisa 1 es razonablemente precisa. La premisa 2 sobreestima el diámetro angular de la Luna por un factor de cuatro, lo cual es desconcertante, ya que es una medida fácil de realizar. (En una publicación posterior, Aristarchus dio el tamaño angular de la Luna en medio grado, lo cual es correcto, pero aparentemente no modificó su trabajo anterior). La Premisa 3 probablemente no se basó en la medición sino en una estimación; es equivalente a suponer que el tiempo desde el primer trimestre de la Luna hasta el tercer trimestre de la Luna es un día más largo que el del tercer trimestre hasta el primer trimestre. El verdadero ángulo entre el Sol y la Luna en el momento del cuarto de la Luna es inferior a 90 grados con solo 9 minutos de arco, una cantidad imposible de medir en la antigüedad.
Además, según narra Arquímedes en El reloj de arena, Aristarco afirmaba que el Sol era una estrella más y que, para explicar por qué no se observa el paralaje (cambios en la posición de las estrellas al cambiar la posición de la Tierra), afirmó que la distancia de ésta a la Tierra es tan grande que no puede observarse este fenómeno. De ello se concluía que el diámetro de la Tierra era insignificante con respecto al tamaño del universo, lo que mostraba una comprensión excepcional del universo por parte de Aristarco.

Pero, sin duda, lo más destacable de las intuiciones científicas de Aristarco es la formulación de la hipótesis heliocéntrica, aunque es la parte de su obra que más pronto cayó en el olvido (al parecer el único que la aceptó fue el babilonio Seleuco, de Seleucia de Tigris, que vivió un siglo después). El mismo Aristarco fue acusado de impiedad por decir que la tierra se movía. 

Plutarco señala que lo que Aristarco afirmaba era contrario a la religión, porque si la tierra se movía, siendo ésta la sede del fuego central y de Vesta, se perturbaba el descanso de los dioses. 
Por otra parte, las creencias astrológicas, llegadas a Grecia a mediados del s. III AC., precisaban una posición estática y fija de la Tierra para sus cálculos, con lo que la hipótesis de Aristarco los anulaba.
Además de suscitar prejuicios antropocéntricos, mágicos y religiosos, el sistema heliocéntrico de Aristarco tuvo en contra la opinión de Apolonio de Perga y de Hiparco de Nicea. 
Habría que esperar diecinueve siglos hasta Copérnico, quien reconoce que había conocido los escritos de Aristarco, para restablecer la teoría heliocéntrica y superar el geocentrismo ptolemaico.

Bibliografía consultada

Diccionario de filosofía en CD-ROM. Copyright © 1996. Empresa Editorial Herder S.A., Barcelona. ISBN 84-254-1991-3. Autores: Jordi Cortés Morató y Antoni Martínez Riu.
Ediciones 201-13-15-17-19

Comentarios

Entradas más populares de este blog

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras