10 de mayo de 2015

Aprender a escribir en la antigua Mesopotamia-Sumeria-Babilonia

Aprender a escribir en la antigua Mesopotamia era un instrumento de ascenso social para la clase media. Quien no ingresaba a una escuela de escribas debía ser trabajador manual,con todas las exigencias físicas que esto representaba y el poco reconocimiento dado a los mismos.
Para los hijos de los pobres no existía posibilidad alguna de educación; campesinos y obreros no podrían pagarla ni mucho menos desperdiciar el tiempo de sus hijos en la escuela (edubba); si la familia deseaba sobrevivir, debían estos ponerse a trabajar desde muy jóvenes.
El arte de saber leer y escribir por otro lado exigía una gran capacidad intelectual antes que física, pues había que memorizar cientos de signos complicados (el catálogo de signos cuneiformes superaba los 500), cuyos significados eran arbitrarios y las reglas de combinación de unos signos con otros añadía problemas suplementarios.

De ahí que fuera normal 12 años promedio de instrucción, de esfuerzo concentrado. A diferencia de otras profesiones, el aprendiz de escriba no podía ayudar de forma alguna a su instructor (el acto de escribir es y sigue siendo un acto netamente personal, individual; alguien que no esté calificado puede dar más inconvenientes que resultados óptimos.

Nosotros llamamos escribas a los graduados de dichas instituciones de enseñanzas, ellos los llamaban dubsar (escritores de tabletas).

¿Cual era el método idóneo de enseñanza? Aprender de memoria largas listas de palabras escritas, generalmente en agrupaciones temáticas; un siguiente estadio de su capacitación, los llevaba a aprender y a escribir documentos enteros.

¿Cual fue el  principal instrumento pedagógico? El palo, madero o garrote. La palabra usada en sumerio para describir el castigo era una combinación de los signos empleados para bastón y carne.

Las clases duraban un promedio de 11 horas al día (y nosotros peleamos por 8 horas máximo); había seis días festivos al mes pero solamente tres eran libres, de vacaciones o descanso, los otros tres eran festividades religiosas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario