Tomas de Aquino-biografia-historia-filosofia

Hagamos una breve biografía (historia) de Tomas de Aquino para ilustrar su pensamiento y para entender a los pensadores que después de él quisieron hacer filosofía.

Santo Tomás de Aquino (Aquinas, St Thomas), filósofo y teólogo italiano (1225-1274), conocido también como doctor angelicus o doctor universalis; de familia lombarda -su padre era el conde Landulfo y su madre era de nombre Teodora-, nació en el castillo de Roccasecca, en las cercanías de Aquino, al Norte de Nápoles (los apellidos no se heredaban como actualmente se hace), posiblemente un 25 de enero. Tenía un tío, Sinibaldo que era abad benedictino de Montecassino.Después de cursar primeros estudios en la abadía de Montecassino, se matriculó en la Universidad de Nápoles. En esta ciudad ingresó, en 1243, en la Orden dominicana, pese a la oposición de su familia. En 1245 se trasladó a París, estudiando hasta 1248 bajo el magisterio de Alberto Magno. Con el mismo maestro estudió en Colonia de 1248 a 1252.
En 1252, Tomas de Aquino se dirigió de nuevo a París, siendo "lector" de las Escrituras y luego de las Sentencias de Pedro Lombardo en el Studium generele dominico de Saint-Jacques, a la sazón incorporado a la Universidad.
Escribe el Comentario a las sentencias (1254-1256).
Después de recibir el título de magister theologiae regresó, en 1259, a Italia, profesando en Agnani, Orvieto y Roma.
En París de nuevo en 1269, Tomas de Aquino profesó hasta 1272, cuando se dirigió a Napóles para organizar los estudios teológicos en el Studium dominico de dicha ciudad. Llamado por el Papa Gregorio X para asistir al Concilio de Lyon, falleció, el 7 de marzo de 1274 mientras se encontraba en ruta, en el convento de cistercienses de Fossanova.
A fines de 1273 Tomás de Aquino tuvo una experiencia mística que le hizo suspender su trabajo en la Parte III de la Summa theologica. Fue canonizado el 18 de julio de 1323, en Aviñón por el papa Juan XXIII. Su fiesta se conmemora el 28 de enero si bien anteriormente se conmemoraba el 7 de marzo.
Gran parte de la neoescolástica ha consistido en una renovación del tomismo. Se dice que su gran virtud consistió en redescubrir las fuentes árabes (Averroes, Avicena y otros) de los debates filosóficos sobre Aristóteles, sintetizar el pensamiento de este pensador griego, fundiéndolo con las ideas cristianas. Pero no se lo crean que la tuvo fácil, pues en su época fue bastante controvertido, consolidando de paso para nuestra cultura occidental una tradición homofóbica bastante nefasta. Ejemplo del debate que surgió en su época sobre sus razonamientos: En 1277, el obispo de París, Tempier, instigado por el papa Juan XXI, antes Pedro Hispano, y cuyos manuales se utilizaban en muchas universidades europeas, condena un determinado número de tesis entre las cuales una veintena son tomistas; el mismo año, Roberto Kilwardby, dominico y arzobispo de Canterbury, prohíbe una treintena de tesis en la universidad de Oxford, la mayoría de las cuales son tomistas. Desde 1280, los franciscanos recurrían, con fines polémicos, a un Correctorio sobre el fraile Tomás, redactado por Guillermo de la Mare, en el que se pasaba revista a los errores tomistas.

En el centro del pensamiento de Tomas de Aquino está que tanto fe como razón, filosofía y ciencias, complementan el conocimiento del mundo material, así como para complementar nuestro conocimiento de Dios (no para contradecirlo).Dicho de otro modo:armoniza Santo Tomás filosofía y teología, la primera tiene por fuente de la razón y la segunda,la fe; ambas procederían de Dios Según Santo Tomás, la razón humana puede deducir del orden natural, principios y valores como la justicia. El énfasis de la naturaleza de Aquino lo lleva a aceptar que placeres elementales como el sexo, el comer y el beber, son esenciales para esa parte orgánica que compartimos con otras criaturas. Pero restringe los alcances de lo expuesto anteriormente, limitando el sexo a la procreación y a las relaciones heterosexuales monógamas, como para cumplir el mandato bíblico de "Creced y multiplicaos". Para Santo Tomás de Aquino, la homosexualidad es antinatural (luego no era tan observador de la naturaleza el santo en cuestión porque sabemos de varios rituales y prácticas, a nuestros ojos, claramente homosexuales en el mundo animal). Estos asertos le dan elementos de juicio a Santo Tomás, para clasificar una serie de actos como pecaminosos en términos de lujuria, en la medida que se aparten del sexo-procreación y tiendan al sexo-placer: sexo oral, masturbación, excitarse con desnudos, caricias y cosas así. El repertorio de pecados de esta índole según Santo Tomás es gigantesco. Y lo que acentuó esta estigmatización, es que según Tomas de Aquino, pecado equivale a contravenir la razón mientras que pecado lujurioso es sinónimo de llevarle la contraria a la naturaleza. Luego entonces, tanto placer sexual como homosexualismo, estarían al lado del canibalismo como los peores pecados.Lo que pocos deducen de su argumentación, es que esta clase de pensamientos tan solo serían el reflejo de una ola de prejuicios muy extendidos en el siglo XIII, en contra de musulmanes, judíos, sodomitas, leprosos y herejes (añadiendo por supuesto el crecimiento de la inquisición católica y la ortodoxia religiosa). Su visión teológica del hombre le permite concebirlo como un compuesto humano de cuerpo y alma, su materia es el cuerpo pero su sustancia es el alma (algo que no existe antes de unirse con un cuerpo ni depende del mismo para existir); a partir de allí su discurso sobre el alma se extiende, enumerando sus características y naturaleza.
Solo añadiré que se menciona en los corrillos académicos, que si bien hay grandes discrepancias entre el pensamiento de Santo Tomás de Aquino y el de San Agustín, hay muchas similitudes y continuidades entre ellos.
Ediciones 2011-13

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras