Diluvio universal, como fue, cuanto duro, estudio, ensayo, crítica, de donde salió

Diluvio universal, como fue, cuanto duro, estudio, ensayo, crítica, de donde salió; de que trata, pruebas, evidencias, donde ocurrió, para qué fue, para qué sirvió, quien sobrevivió.

Noe y el diluvio universal. (Ensayo a continuación de Cain y Abel.) 

Los antecedentes históricos y literarios 

Empezando en Mesopotamia

En un descubrimiento arqueológico denominado colección de Nippur y que reposa en el Museo de la Universidad de Filadelfia, se encontró la parte inferior(un tercio) de una tablilla de seis columnas, con tres columnas escritas en el anverso y tres en el reverso.

En 1914, Arno Poelbel la publicó y la tradujo, fragmentaria, cual estaba. Empieza hablando un dios sin identificar, dirigiéndose a los otros dioses, diciéndoles que él salvará a la humanidad y hará reconstruir nuevos templos sobre los derruidos. Luego procede a contar la creación del hombre y de las plantas.[2] 
Dirigió el agua santa que apaga el fuego; /Estableció los ritos y las sublimes leyes divinas. / Sobre la tierra él...; y colocó el.../Cuando An, Enlil, Enki y Ninhursag/Hubieron formado la gente de cabeza negra, /La vegetación se desarrolló, lozana, sobre la tierra; /Los animales, los cuadrúpedos de la campiña, /Fueron creados con arte…/…Cuando el... de la realeza hubo descendido del cielo, /Cuando la sublime tiara y el trono real/Hubieron descendido del cielo, /Cumplió con los ritos y las sublimes leyes divinas... /Fundó las cinco ciudades en... lugares consagrados; /Pronunció sus nombres e hizo de ellos centros del culto. /La primera de estas ciudades, Eridu, /La dio a Nudimmud, el Jefe; /La segunda, Bad-tibira, la dio a... /La tercera, Larak, la dio a Endurbilhursag; /La cuarta, Sippar, la dio a Utu, el Héroe; /La quinta, Shuruppak, la dio a Sud. /Cuando hubo proclamado el nombre de estas ciudades, /Y hubo hecho de ellas centros del culto, /Trajo... /Y estableció la limpieza de los pequeños canales como... 
En Eridu, existió el primer hombre, Adapa. Este, a su vez, era discípulo de Enki cuyo epíteto es «sabio»; su hazaña mayor consistió en romper las alas del viento Sur. Llamado a rendir cuentas por tal suceso, vestido de negro y preavisado que no probara alimento alguno de los que le ofreciesen, obtuvo por intermedio de los guardas de la Puerta del Cielo, que Anu le perdonara; Anu renuncia a darle comida y bebida de muerte y decide darle aliento de vida, pero Adapa recordando la admonición de Enki rehusó comerla y despreció con esto la inmortalidad; como la rehusó, fue enviado de regreso a la tierra. Es el símbolo por excelencia de la caída, tema retomado por el Génesis, cuando Adán fue expulsado del paraíso terrenal y condenado a vivir no más de 120 años.

Aparece en el panorama el Noe sumerio, Ziusudra, (o Ziudsuddu, «vida de días muy largos», según traducción del poema de Gilgamesh [2], versión akkadia), residente en Shuruppak, una ciudad antigua a la orilla del Eufrates. Otros nombres recibidos fueron: UtaNapisthim, hijo de Ubartu (en la versión acadio-babilónica). En otros sitios se denomina Atrahasis. Ya antes Enlil había querido destruir a la humanidad, primero enviando una peste y después dos sequías, pero Enki había capacitado tan admirablemente bien a Atrahasis, que la humanidad, liderada por él había salido avante:
Dice el poema de Atrahasis que pasados 1.200 años, el exceso de actividad y de ruido de los humanos en la tierra molestó a Enlil. Decide entonces enviar una epidemia sobre el género humano, que es conjurada por el Muy Sabio (asistido por Enki), con un movimiento monolátrico hacia el dios de la epidemia para que cejara en sus intentos destructivos. 
Otros mil doscientos años después Enlil se vuelve a sentir ofuscado por el alboroto humano y decide entonces una hambruna generalizada como control poblacional. De nuevo es aplicada la monolatría, solo que esta vez con Adad el dios de la lluvia para conjurar la crisis. Vuelta la normalidad se repite el enojo de la divinidad del aire y repite el tratamiento de la sequía/hambruna, pero asegurándose que esta vez la monolatría no funcionase. Se convoca a una asamblea de dioses, donde Enki se mofa y ríe de las angustias de Enlil y de las trapacerías que por insinuación suya ha implementado el Muy sabio para zafarse de sus condenas. Cuestionadas las decisiones unilaterales de Enlil (y este riñéndolo por su oposición manifiesta), Enlil decide otra vez, unilateralmente, castigar a los humanos, provocando el diluvio con la viva oposición de Enki.
Ziusudra era un rey piadoso, temeroso de los dioses, que creía en el potencial de los sueños como las revelaciones divinas. Escucha, estando junto a una muralla, una voz divina que le anuncia cómo la asamblea de los dioses ha decidido provocar un diluvio[3] 
El diluvio.../.../Así fue convenido.../ Entonces Nintu lloró como un...; /La divina Inanna entonó una lamentación para su pueblo/Enki tomó consejo de sí mismo. /An, Enlil, Enki y Ninhursag...;/Los dioses del cielo y de la tierra/ Pronunciaron los nombres de An y de Enlil. / Entonces Ziusudra, el rey, el pashishu de..., / Construyó un gigantesco.../ Humildemente, obediente, con respeto, él...; / Ocupado cada día, constantemente él...; / Trayendo toda clase de sueños, él...; / Invocando al cielo y a la tierra, él.../... los dioses, una muralla...; /Ziusudra, de pie a su lado, escuchó./ «Mantente cerca de la muralla, a mi izquierda...;/Cerca de la muralla, yo te diré una palabra, escucha mi palabra;/ Presta oído a mis instrucciones: / Por nuestro..., un Diluvio va a inundar los centros del culto/ Para destruir la simiente del género humano.../ Tal es la decisión, el decreto de la asamblea de los dioses. / Por orden de An y de Enlil...,/ Su realeza, su ley, le será puesto término.»

Dentro de las instrucciones dadas a Ziusudra[4], se le mandó construir un gran navío para protegerlo y salvar su vida. Éste les espeta a los ancianos de la ciudad donde reside, que su dios está disgustado con el dios de él (Enki)[5] y que por eso se marcha (Poema de Atrahasis). Luego se cuenta cómo las aguas del diluvio,siniestro sucedido durante el reinado del décimo rey de Sumer, anegaron la tierra después de siete días y siete noches de un súper-aguacero. Esto fue así según la versión sumeria; para los redactores babilónicos sólo duró seis. De acuerdo con el poema de Atrahasis: Nergal habría de arrancar lo soportes de las compuertas celestes mientras Ninurta haría que se desbordaran los embalses del cielo.
Al siguiente día, el dios del sol, Utu, vuelve a salir en el cielo con su labor aséptica y brillante para re-empezar de nuevo. Ziusudra le rinde honores y sacrificios: 
Todas las tempestades, de una violencia extraordinaria, /Se desencadenaron al mismo tiempo./En un mismo instante, el Diluvio invadió los centros del culto./Cuando, durante siete días y siete noches,/El Diluvio hubo barrido la tierra,/Y el enorme navío hubo sido bamboleado/Por las tempestades, sobre las aguas,/Utu salió, el que dispensa la luz/Al cielo y a la tierra./Ziusudra abrió entonces una ventana de su navío enorme,/Y Utu, el Héroe, hizo penetrar sus rayos/Dentro del gigantesco navío./Ziusudra, el rey,/Se prosternó entonces ante Utu;/El rey le inmoló un buey y sacrificó un carnero.

A continuación Ziusudra recibe su recompensa por haber sido leal a los dioses: An y Enlil pronunciaron: «Soplo del cielo, soplo de la tierra», /Por su... él se tendió,/Y la vegetación, surgiendo de tierra, se elevó./Ziusudra, el rey,/Se prosternó ante An y Enlil./An y Enlil cuidaron de Ziusudra:/Le dieron una vida como la de un dios,/Un soplo eterno como el de un dios,/Hicieron descender para él./Entonces, Ziusudra, el rey,/Salvador del nombre de la vegetación/Y de la simiente del género humano,/En el país de paso, el país de Dilmun,/Allí donde sale el sol, ellos le instalaron.

Ahora bien, los vacíos de esta versión fragmentaria los podemos complementar con la tablilla XI del poema de Gilgamesh (texto Asirio)[6]: Ea (Enki/Ninigiku ) le mandó a UtaNapisthim reunir en un barco la semilla de toda cosa viviente; las dimensiones de dicho barco cuadrado, habrían de ser iguales en longitud y anchura (120 codos)[7] 

La embarcación tendría seis cubiertas y estaría dividida en siete partes. La construcción del barco los tomó en Año Nuevo y nuestro personaje celebró con sus obreros, sacrificando bueyes y corderos, bebiendo mosto y vinos. En siete días se construyó la nave. Al navío se subieron las riquezas personales (oro y plata) de la familia de nuestro protagonista, lo que tenía de criaturas vivas, su familia y parientes, los animales del campo, bestias salvajes y artesanos (en ese orden los menciona). Shamash le había advertido que la hora de subir él y cerrar la escotilla sería al anochecer cuando se desatara el gran aguacero. Uno de quienes iba con UtaNapisthim en el barco era Puzur-Amurri, el batelero[8]. 
Truenos, rayos, oscuridad y agua fueron la constante. 
Durante un día sopló la tormenta, del sur, cada vez más rauda, sumergiendo a las montañas…Los dioses estaban asustados por el diluvio y, temblando, regresaron al cielo de Anu…Ishtar gritaba como una mujer en trance de parto; la amante de los dioses, de dulce voz, ahora gritaba: “¡Ay! Los antiguos días se han convertido en barro, porque hablé malignamente en la asamblea de los dioses. ¡Cómo pude hablar malignamente en la asamblea de los dioses, aconsejando la lucha para la destrucción de mi gente, cuando yo misma paría a mi pueblo, que es semejante a los pececillos del mar!”
Siete días duró el diluvio. Al asomarse por la escotilla, lloró nuestro Noé, viendo tan solo un horizonte líquido. Mientras tanto, en cada una de las catorce regiones emergía una montaña. Su embarcación se detuvo en el monte Nisir[9]; al sexto día de estar encallada la embarcación allí, solté una paloma. La paloma emprendió el vuelo, pero regresó: no había encontrado donde posarse. Entonces solté una golondrina. La golondrina emprendió el vuelo, pero regresó: no había encontrado lugar donde posarse. Entonces solté un cuervo. El cuervo emprendió le vuelo, vio la mengua de las aguas, corrió, resbaló, croó y no regresó. Entonces hice que todo saliera, hacia los cuatro vientos, ofrecí un sacrificio, en la cumbre de la montaña, preparé siete hogueras para incienso. En su base amontoné caña, cedro y mirto. Los dioses percibieron el aroma y acudieron como una nube de moscas, rodearon al sacrificador. Cuando la gran diosa Ishtar llegó, hizo tintinear sus ricas joyas, obra de Anu, y dijo: “¡Oh dioses que estáis reunidos aquí: tan cierto como que nunca me olvido de este collar de lapislázuli, jamás me olvidaré de estos últimos días! Que los dioses tomen parte en el sacrificio pero que Enlil se mantenga aparte, porque, irreflexivamente, desencadenó el diluvio y lanzó a mi pueblo a la destrucción.” Cuando Enlil llegó y vio la nave, enfurecióse contra los dioses del cielo. “¿Ha escapado algún alma humana? ¡Ningún hombre ha escapado a la destrucción!” Ninurta abrió la boca y dijo: “¿Quién, excepto Ea, puede formar planes? Solo Ea lo sabe todo.” Ea abrió la boca y dijo al valiente Enlil: “¡Oh tú, héroe, tú el más sabio de los dioses! ¿Cómo pudiste, sin razón, desatar el diluvio? ¡Al pecador castígalo por su pecado y al trasgresor por su trasgresión! Sin embargo, sé indulgente, para que él no sea aniquilado; sé paciente, para que no sea desalojado…No fui yo quien descubrió el secreto de los grandes dioses. Dejé que el sabio Ut-Napishtim tuviera un sueño y penetrara el secreto de los dioses. Ahora reflexiona sobre lo que debes hacer con él.” Enlil procede entonces a tomar a nuestro héroe y su esposa y los bendijo con la inmortalidad (¡A partir de ahora tú y tu mujer seréis similares a nosotros, los dioses!)y los llevó a vivir a la desembocadura de los ríos.[10]
Es importante considerar el papel de “maestro” para la elaboración de este relato, que se le puede otorgar al poema del Gilgamesh [11]. En él, se narra la vida y obra, míticas por cierto, de quien fuera un rey de Uruk y las ansias de poder que trastocaron sus actuaciones; aunque inteligente para gobernar trata fuertemente a sus sometidos, de tal forma que sus súbditos claman a los dioses quienes envían a un adversario digno de pelear con él[12]. El nombre del rival es Enkidu, velludo personaje de cabello largo y agreste, que inspira terror a quien se encuentra con él. Informado por un cazador, Gilgamesh le da instrucciones para que tome una ramera sagrada, que seduzca al antagonista y le permita seguir sus cacerías con normalidad.Literalmente le manda a que lo civilice –y se vuelva sabio-. ¿La sabiduría como fruto de la experiencia sexual? [13]
Cayó redondo en las mieles de la seducción, poseyendo a la hermosa hieródula y durante seis días y siete noches yació con ella, quedando prendado de su belleza y dejándose llevar hasta Uruk para desafiar a su gobernante (según el texto asirio) o para ser su amigo (según el texto babilónico). La ramera sagrada lo convida a beber cerveza y bebe siete veces; le corta su cabello y rasura su barba…lo lleva a la presencia de Gilgamesh, con quien combate. En plena disputa se hacen amigos y parten juntos en pos de aventuras. Parten inicialmente a enfrentar al monstruo Huwawa, en el Bosque de los Cedros; Gilgamesh solicita la bendición y protección de Shamash y efectivamente decapitaron a su oponente. En este proceso Inanna[14], diosa del amor y de los combates, se enamora de su fortaleza y belleza y le declara héroe.¡Eh, Gilgamesh, sé mi amante, hazme el don de tu amor! Serás mi esposo y yo seré tu esposa; haré atalajar para ti un carro adornado de lapislázuli y de oro: sus ruedas son de oro y los cuernos de electro; cada día uncirás a él grandes caballos. Entrarás en nuestra casa bajo la fragancia de los cedros. Cuando entres en nuestra casa, los que están sentados en los tronos besarán tus pies…»[15] Pero resulta que Gilgamesh sabe la reputación de la diosa como seductora y el doloroso final de sus amantes y prefiere rechazarla tajantemente. La diosa, ofendida por el rechazo, pide a su padre, el dios An, que envíe un «toro celeste» a embestir y matar los dos compañeros[16], pero paradójicamente es el toro quien perece en el encuentro. Le arrancaron el corazón a la bestia y lo ofrendaron a Shamash, dando tributo también a Lugalbanda[17]. Posteriormente fallece el compañero de Gilgamesh y este, en su dolor por la pérdida del sincero amigo, maquina en su cerebro cómo huir de su fatídico destino mortal y adquirir la vida eterna. En su proceso de búsqueda, da con Urshanabi, el barquero de UtaNapisthim, quien lo envía a cortar 120 pértigas untadas de alquitrán, de 60 codos cada una, se embarcaron durante un mes y diez y ocho días, tiempo en el cual llegaron a las aguas de la muerte. Localiza a UtaNapisthim[18] quien le provee una planta marina, que, al comerla da una nueva juventud a su consumidor. Regresa a su patria y por el camino una serpiente que no descansa nunca, o que no tiene el menor encanto(Traducciones de Borges y de Kramer respectivamente), le roba la planta bendita (de ahí la muda de piel de la serpiente); el héroe prosigue su marcha. Había entonces un árbol que creció a orillas del Eufrates (quizás un pequeño sauce), después de la creación del universo. El viento del sur desarraiga el árbol, lo sumerge en el río; Inanna lo recoge y planta en Uruk, con el propósito de hacerse una cama y una silla con su madera, pero no lo puede hacer porque la dichosa serpiente ha anidado en las raíces del árbol. Gilgamesh, cual caballero andante se pone su armadura, mató a la serpiente y dio el tronco a Inanna para que se hiciera sus muebles, pero esta ha cambiado de opinión y se construye un tambor mágico y sus palillos.[19] Los pierde (caen al mundo subterráneo), y el héroe de la epopeya pretende rescatarlos, pero en vano. Al final, el dios solar Utu interviene, abriendo un boquete en el techo de los infiernos para que su amigo Enkidu pueda resucitar.

Sumerios vs babilonios 


Hay grandes diferencias entre los textos sumerios y los babilónicos a destacar en estas adaptaciones de la epopeya de Gilgamesh: en los textos sumerios, a Gilgamesh no solo lo acompaña Enkidu (como en los textos semitas de los babilonios) sino 50 guerreros escogidos más. Ahora, la versión babilónica habla de la importancia del «consejo de los ancianos» que no contó en la versión Sumeria. Cuando Inanna le declara su amor a Gilgamesh, este la rechaza y este rechazo se percibe de dos maneras distintas según la versión empleada: en la versión semita lo hace en 56 líneas cargadas de proverbios y mitología babilónica; en el poema sumerio este discurso de rechazo es brevísimo. En los textos sumerios Ziusudra es un gobernante piadoso y humilde a los designios divinos, no así Utanapisthim. Según la versión primigenia el diluvio duró siete días y siete noches, según la versión babilónica tan solo duró seis. Al saber que la búsqueda de la inmortalidad era fútil porque los seres humanos no la podían obtener, el Gilgamesh Sumerio acepta entonces que el heroísmo, la grandeza y el poder real si son asequibles a su mortalidad. No así el héroe babilónico, quien se aferra empecinado a su discurso sobre la inmortalidad y el careo contundente de la muerte como destino humano. La versión manejada por Beroso, incluía instrucciones para que Xisouthros enterrase en un hoyo las escrituras de la ciudad del dios del sol, en Sippar y un barco de 3 kilómetros y algo más de largo y cuatrocientos metros de ancho. (Además aclara que el diluvio cayó entre Abril-Mayo) Cuando Xisouthros calcula que se ha secado la tierra, por procedimientos semejantes a los ya descritos, desciende a tierra con su esposa, su hija y su piloto. Luego de haber oficiado el sacrificio a los dioses, desaparecieron. Los demás, viendo que no regresaban, salieron a buscarlos y una voz les dijo que por ser piadoso, Xisouthros había marchado a vivir con los dioses (y sus acompañantes se beneficiaron de este don). Esa misma voz les dio instrucciones de volver a Sippar, desenterrar las escrituras escondidas y transmitirlas a los hombres. Se cuenta que estos hombres hicieron así y re-construyeron Babilonia.

Mitos griegos 

Otra aproximación histórica es contada por los griegos que hablan de Deucalión (el Noé griego) y de un diluvio (porque habrían habido varios) enviado para destruir a toda la humanidad (pero en especial a los hijos de Licaón, el hijo de Pelasgo, por malos comportamientos, como sacrificarle un niño)[20]. Este Deucalión («Marinero del vino nuevo»)era rey, hijo del titán Prometeo (quien le advirtió que construyese un arca); efectivamente cayó un aguacero portentoso que hizo crecer a los ríos y al mar, que arrasaron con el mundo civilizado conocido; el arca se mantuvo a flote durante nueve días y se posó en el monte Parnaso (o Etna dirán otros). Una paloma blanca enviada a tierra le confirmó el término del diluvio. Apenas desembarcaron, ofrecieron sacrificios a Zéus y pidieron la restauración de la humanidad. Pero muchos otros se salvaron del diluvio ascendiendo a la cima de los montes y volviendo a multiplicar la maldad entre los hombres. Su esposa se llamaba Pirra («rojo ardiente») (nombre de la diosa madre de los filisteos); tuvo también tres hijos (como Noé): Oresteo, Anfictión y Heleno. En otro mito, los griegos nos hablan de los nueve telquines (hijos del mar), quienes participaron en la rebelión de los titanes, construyendo la hoz dentada con que Crono castró a Urano; también se les reconoce ser los primeros escultores que hicieron ídolos o imágenes de los dioses.[21] Inmiscuyéndose en los estados atmosféricos, creando niebla, fueron destruidos por Zéus por mediación de un diluvio. 

Introducción a la interpretación bíblica

Cuando la redacción de esta leyenda en el libro hebreo, persistía la idea sacerdotal de la interpretación profética de la historia de Israel: que la desobediencia conduce al desastre (exilio). La inundación es una metáfora del sometimiento y la derrota. Además, hay que tener en cuenta que el nombre Noé solo se menciona por fuera del Génesis, en dos profetas del periodo exílico, Isaías (54:9-10) y Ezequiel (14:12-20). La alusión de Isaías dice de la alianza de Noé, contextualizándolo con el final de la desgracia y el exilio. O sea que estas leyendas sobre Noé y el diluvio, tomaron forma real en los años de la estadía en Babilonia, no antes.

Historia de Noé, Sem, Cam y Jafet 

El nombre Noé traduce algo así como «sobre el nombre». Si su nombre es hebreo significa «descanso, dejado a solas, callado o confederado»[22]. En Génesis 5:29 se interpreta como «consolador»,aludiendo tal vez al consuelo que brinda el vino del infatigable trabajo de la tierra. En Génesis 6: 1-8 se narra que la maldad de los hombres era muy grande (¿a qué infracciones se referiría?) mientras que Noé descollaba por su santidad y apego a la voluntad divina.[23] La resolución de castigo a la maldad humana era el exterminio total no solo de ellos sino de sus animales y aves.[24] 
Se habla así mismo que los hijos[25] de Dios (posibles alusiones a: seres sobrenaturales -Cf. Job 1:6, 2:1, 38:7; Salmos 29:1, 89:7-; a la descendencia de Set para contraponerla a la malvada de Caín)[26] veían hermosas a las hijas de los hombres y se unieron sexualmente a ellas, de donde se concluye que emergió una raza de héroes. Se limita la longevidad humana a 120 años...porque no es más que carne…Génesis 3:6 (BJ). 
La palabra carne es también un eufemismo de los órganos sexuales del hombre (o se refiere a la lujuria).
Noe tenía tres hijos (repite el ciclo de Adán), los cuales habría de engendrar después de sus 500 años de edad para que no estuviera el arca sobrecargada de personal (dándole de paso cuerpo y veracidad al relato del diluvio) Sem, cuyo nombre sugiere renombre, prestigio, apelación, honor, autoridad. Sinónimo del egipcio Het: “primera fila, renombre”. Ascendiente de pueblos notables. Longevo patriarca que sobrevivió a Abraham e incluso conoció a Jacob y Esaú (hasta los catorce años). Cam (en hebreo Ham)Que significa caliente, para aludir tal vez al mal genio del personaje. ¿Quizás una adaptación del egipcio Har? Jafet, expansión, espacioso (en sentido moral), codicioso»[27].Padre de los pueblos griegos de Asia Menor. Según TgPsJ (Génesis 7:4).

El gran aguacero

Duración

Dios da un plazo de siete días adicionales para que la humanidad se arrepintiera de sus malos pasos (y Noé hiciera duelo por Matusalén) y solo después de vencido este lapso haría llover.[28] 
El diluvio[29] duró cuarenta días (7:4, 12 y 17) o sesenta y uno, contando todos los días hasta que la tierra se secó (8:6-12); pero también habla de una duración de ciento cincuenta días (7:24; 8:1-3). Pero cotejando la información de 7:11 y 8:13 sabemos que duró un año solar.[30]

El evento del diluvio se describe como una lluvia intensa (7:4 y 12; 8:2) que hasta cierto punto difiere de las fuentes del abismo[31] que revientan (7:11 y 8:2).En el relato de la creación cabrían las dos contextualmente (Génesis 1-11) (Cf. Salmos 29:10) El viento (rûah) y las fuentes del abismo traen a colación la creación original. Como si el diluvio fuera una Contra-creación: las aguas se juntan, ya no se separan, regresa el original caos acuático. Luego se revierte el proceso y se reordena el caos. 
Tanto animales como humanos eran vegetarianos (1:29-30), por tanto era ilógico y anacrónico dividirlos en puros e impuros, cuando sabemos que esto fue legislado en Levítico 11, en el monte Sinaí ( o tal vez al contrario, es más que lógico, si fueron redactados y ultimados por las mismas fechas y por los mismos redactores). 

Los hijos de Noé ingresaron al arca con esposas, independientemente de si eran o no justos como su padre. (Categóricamente Ezequiel no estuvo de acuerdo con la redacción de este párrafo, puesto que él se oponía a que la justicia de un hombre pudiera salvar a toda una familia o a todo su pueblo. Véase Ezequiel 14:14-20) El arca[32] descansó sobre el monte Qardún. El nombre de una montaña es Qardonia y el nombre de otra montaña es Armenia.[33] Dicha nave podría haber sido de maderas resinosas (acacia como el féretro de Osiris a la deriva en el mar), cedro, gofer, algún conífero o sencillamente madera lisa, depende la versión bíblica de la cual se extraiga el texto. 

Tamaño del arca o barco

Las dimensiones de su arca fueron las siguientes: 135 metros de largo, 22 metros y medio de ancho y 13 metros y medio de alto. Génesis 6:15 (DHH)[34]. O 140 x 23 x 14 metros (NVI). El TgPsJ no menciona dimensiones sino ciento cincuenta compartimentos a la izquierda y treinta y seis a lo ancho, con diez habitaciones en el centro para almacenar en ellas alimento, y cinco bodegas a la derecha y cinco a la izquierda 
No deja de ser notorio que una nave de tres pisos y con esas dimensiones viola los estándares de construcción de botes y barcos, por tanto era muy seguro que naufragara ante el menor embate de las olas. A continuación ingresa una pareja de todos los animales,[35]según esta primera fuente, o siete parejas de cada animal puro según Génesis 7. En todo caso TgPsJ dice que un ángel (refiriéndose a los animales)los cogerá y te los meterá para que sobrevivan. Acabado el diluvio, Noé reconstruyó el altar que había construido Adán cuando fue arrojado del Edén y sobre el que había ofrecido una ofrenda; también Caín y Abel habían ofrecido sobre él sus ofrendas; pero cuando descendieron las aguas del diluvio fue destruido.[36] Yahvé se resigna a que el corazón humano es congénitamente malo y decide que esta clase de castigo no volverá a repetirse. Fija unilateralmente un pacto, simbolizado con el arco iris (usando la misma palabra empleada para arco de guerra). 
Noé sacrifica animales puros y pájaros puros (de los cuales había introducido una pareja tan solo), acabando de paso con algunos de ellos (tremenda estupidez). Empieza el nuevo orden, con una bendición divina también, sin llegar a ser restauración completa: se permitirá matar para comer carne rebajando la armonía primordial; como Hesíodo, los escribas del texto creen que la violencia generadora del diluvio se podría controlar pero no erradicar.

Leyes 

Aparece a continuación el fundamento de las llamadas leyes noaquitas (de Noé), generalmente siete y que los rabinos consideran una torá básica para toda la humanidad[37]: El hombre que derrame la sangre de otro hombre, otro hombre derramará la suya. Se puede consumir de todo ser vivo (sin sangre).[38]El segundo trozo narrativo brinda una alianza unilateral (con todos los hombres y los animales creados), por parte de la divinidad quien fija el arco iris como recordatorio de su promesa de no volver a destruir por agua su universo. 

¿Que fue de la vida de Noé?

Luego del diluvio Noé se dedicó sembrar vides y se embriagó, y quedó desnudo[39] en medio de su tienda(Génesis 9:21. BJ). Obsérvese las analogías entre Deucalión «marinero del vino nuevo» y Noé, inventor de vino. Además de lo ya dicho, sépase que una hija de Deucalión, Ariadna de Creta se casó con Dionisio, dios del vino, quien también viajó en un arca en forma de luna nueva, cargada de animales. Los hijos de ellos dos sentían profundo respeto por el vino.Según Salmos 104:15 (BJ)…el vino que recrea el corazón del hombre.Además en la vid se ata el borriquillo y el asna, desmancha la ropa y encandila los ojos (Génesis 49:11); transmite seguridad (1 Reyes 5:5). Es el décimo árbol del año de los árboles sacros para los griegos, correspondiente a nuestro septiembre, cuando se celebraba la fiesta de la vendimia.

Cam lo vio (y ver la desnudez del padre, según Levíticos 18:6 significa relaciones carnales)[40] y dio aviso a sus dos hermanos, quienes entrando de espaldas cubrieron a su padre. Lo raro es que denigra y maldice es al futuro hijo de Cam, a Canaán. Dando de paso una lección fortísima de moral sobre el respeto filial, condenando a Cam a ser esclavo a perpetuidad de sus hermanos mayores por el delito de haber visto desnudo a su padre. El mito lo que trata es de dar una explicación al porqué del sometimiento cananeo por los hebreos.
Pero leyendo Génesis 9:8 surge la duda, ¿entonces Canaán vivó con los demás en el arca? En primer lugar, verlo desnudo como algo accidental no reportaría ningún género de maldad y suponiendo que lo hubiera visto adrede y se hubiera mofado de ello ante sus hermanos, tampoco justificaría tremendo improperio dirigido al hijo del presunto culpable. 
Porque una cosa es que las bendiciones y/o maldiciones, en este ámbito, afecten a la descendencia y otra muy distinta es seleccionar a quién en concreto de los descendientes afectará el mandato verbal. Es posible que el cambio de nombres tuviera que ver con la necesidad de explicar, desde la situación presente del escribano, el sometimiento de los pueblos cananeos a los semitas.
TgPsJ daría luces: lo que había hecho su hijo Cam, que era pequeño en mérito porque fue causa de que él no engendrase un cuarto hijo.O sea que lo que sea que le haya hecho Cam (Canaán)[41], no fue verlo desnudo a secas, le hizo algo para truncar su virilidad, de ahí que se desquitara con el hijo de su agresor (su nieto) y no con Cam. Algunas luces para entender más y mejor este pasaje la dará la mitología griega en dos pasajes interesantes: Una cuando narra la caída de Urano y su castración por parte de los siete titanes encabezados por Crono (que con el devenir de los días se escribiría chronos o «padre tiempo»). Otra es cuando la conspiración llevada a cabo contra Crono por parte de sus hijos Zéus, Posidón y Hades, siendo Zéus el único capaz de castrarle, tornándose en rey del cielo. El pasaje bíblico suprime esta parte y después cuenta como si nada que:Cuando despertó Noé de su embriaguez[42] y supo lo que había hecho con él su hijo menor… (Génesis 9:24. BJ). ¿Toda esta alharaca por verlo desnudo? ¿O hay una labor recensorista tajante en estos párrafos, que no supo conciliar las frases? Además se refiere al hijo menor de él, de Noé, que era Jafet; ¿o lo hacía con el hijo de Cam? Consideramos que se suprimió la alusión directa a la castración de Noé (siendo desplazado como sacerdote de Dios por el mismo motivo), porque en las concepciones judías «El hombre que tenga los testículos aplastados o el pene mutilado no será admitido en la asamblea de Yahveh». (Deuteronomio 23:1. BJ). LXX habla de eunuco o castrado.Concluyendo el párrafo del impasse entre Noé y sus hijos, el primero bendice, ya no a Sem sino a su dios (el de Sem, que se da por supuesto es Yahvé y que ¡debería ser diferente del de Noé!): Y dijo: « ¡Bendito sea Yahveh, el Dios de Sem….(9:26, BJ), la misma idea subyace en la N-C, DHH, NVI, RV 1865, RV 2000 y RVA. 

En conclusión: ni Cam es específicamente maldecido, ni Sem es puntualmente bendecido; el asunto se queda en evasivas, para dar a entender que Israel es en propiedad un pueblo afortunado (en tanto que semita) mientras los pueblos de Canaán siguen su destino de sometidos. Falleció el patriarca a la no desdeñable edad de 950 años. 

Los hijos de Noé

Luego del diluvio, los tres hijos de Noé dan nombre a tres grupos humanos, reflejando posiblemente la situación política de mitad del segundo milenio, cuando los hititas (norte) y los egipcios (sur) se repartían el poder territorial. Vale la pena mencionar que los semitas ocuparon efectivamente el centro tan solo al final del segundo milenio:jafetitas[43]: ubicados en el norte (Anatolia, costas del mar Caspio, etc.) 14 naciones. Camitas: ubicados en el sur (África), siendo 30 naciones. Semitas: ocupan el centro (península arábiga, Palestina y Mesopotamia). 26 naciones.[44] 
Dentro de la descendencia de Cam se relaciona a Cus, por ejemplo, quien engendró a Nimrod (Nemrod). Según la Biblia «fue el primer hombre poderoso de la tierra. Nimrod por la voluntad del Señor, fue un gran cazador»[45], de acuerdo con la concordancia Strong[46], traduce «el que agarra fuerte». Este “embuste” etimológico no concluye nada en lo absoluto, porque el antiguo Testamento dice que Acad [47] era una de las ciudades de Nimrod, como Babilonia[48], en tierra de Sinar .Génesis 10: 10-11 (RV, 1960 y TE 2000)[49] .
Tal vez Sargón sea una segunda venida o reencarnación del Nimrod primitivo, dentro del esquema circular de la historia semita. 
[1] KRAMER, Samuel Noah, La historia empieza en Sumer, Ediciones Orbis, Barcelona 1985, páginas 173 y 174. 
[2] Existen del poema, una versión Asiria que podemos fechar del siglo VII a.C.; una versión babilónica que data de los siglos XVIII y XVII a.C. y versiones hititas y hurritas. El poema era conocido entonces en la primera mitad del segundo milenio a.C. en el oriente medio en general. Parece que los nombres de Gilgamesh y Enkidu, Lugalbanda y Nisun son nombres sumerios.
[3] Evento natural cumplido bajo el auspicio de la luna y de las aguas como emblema del ciclo de regeneración, que cercena lo que no sirve, permitiendo la supervivencia de un protohombre del cual descenderá la nueva humanidad. En el caso de estas leyendas, generalmente se ha contrariado la voluntad de una deidad celeste (“pecado”). Revelan la concepción cíclica del cosmos y de la historia, donde el agua crea pero también destruye. 
[4] ¡Derriba tu casa para construirte un barco! ¡Abandona tus bienes para salvar tu vida!(Poema de Atrahasis). 
[5] Quien no por altruista quiso salvar el género humano, sino por conveniencia y ahorro de esfuerzo, no olvidemos que los humanos fueron creados para suplir a los dioses en las faenas más ingratas. Si los destruían ¿Quién trabajaría? 
[6] ANONIMO, Poema de Gilgamesh, Bhagavad-Gita, Biblioteca personal de Jorge Luís Borges, Ediciones Orbis Madrid, 1986, páginas 77-83. 
[7] Una embarcación ostensiblemente más pequeña que la embarcación bíblica. Su superficie era de 3.600 metros cuadrados, sus flancos de 60 metros 
[8] Persona que gobierna un bote pequeño. 
[9] Una de las cimas del monte Ararat, en Kurdistán. 
[10] No así Noé, que murió como cualquier mortal. 
[11] Según Kramer es el primer caso de plagio literario. Se supone que las primeras versiones eran sumerias. A nosotros nos llegaron las transmitidas por los babilónicos y asirios. Hecha esta salvedad, se puede manifestar que se trata de literatura culta (no popular como podría serlo el Génesis) 
[12] Adversario creado por su madre para que luchara contra el héroe y haya paz en Uruk. 
[13] Reminiscencias de este pensar, quizás, en el Génesis 
[14] Ishtar, la hieródula de los dioses. 
[15] ANONIMO, Poema de Gilgamesh, Bhagavad Gita, Biblioteca personal de Jorge Luís Borges, Ediciones Orbis Madrid, 1986, página 50. 
[16] En caso contrario rompería las puertas que separan al mundo de los vivos y de los muertos, para que estos últimos invadan la tierra. Como fruto de esta decisión Anu le advierte que vendrán siete años de esterilidad de la tierra y que ella debe hace provisión para que los vivos no padezcan hambre. [17] Tercer soberano de la primera Dinastía de Uruk. Vivió, contra su voluntad en el lejano país de Zabu y después de grandes dificultades puede regresar. Servidor del dios Utu. 
[18] Noe mesopotámico quien goza de inmortalidad, único humano en hacerlo como único fue el diluvio superado, irrepetibles los dos en sus características. Es además su antepasado. 
[19] KRAMER, Samuel Noah, La historia empieza en Sumer, Ediciones Orbis, Barcelona 1985, páginas 210-213, 
[20] Luego es posible que el diluvio hebreo pretendiera arrasar con los descendientes de Caín, básicamente, quienes habrían cometido maldades y exabruptos. 
[21] De alguna manera confirma que el grueso de la malévola población arrasada en el diluvio hebreo, eran idólatras consumados. 
[22] La raíz verbal sería entonces nwh, que encaja bien con el nombre, pero respecto a la glosa posterior en Génesis 5:29. La opción más obvia nhm cazaría a la perfección si el nombre fuera Nahúm mas no Noé. 
[23] Compárese con Henoc que «caminó con Dios » y sacaremos las mismas consecuencias para la generación del diluvio que para la de Henoc. 
[24] En el mito de la vaca celeste, de los egipcios, se cuenta que siendo el rey Ra, viejo, la humanidad se burlaba de su soberanía y empieza a conspirar contra él. Los dioses le aconsejan hacer destruir a la humanidad por medio de Hathor, quien se encarniza en el trámite y es el mismo Ra quien debe detenerla. 
[25] Ben: Hijo, nieto, súbdito, desvalido, joven, plebeyo, ungido o valiente. Todas estas son las connotaciones del término. Júzguese la más conveniente. 
[26] La tradición rabínica dice que la expresión “hijos de Dios” designa a personajes importantes de la comunidad (Salmo 82:6). O pueden ser también los ángeles caídos. 
[27] Como la retórica teológica predomina, se asume que abarca a los filisteos, que ocuparán parte del territorio de Israel. 
[28] El término traducido aquí como siete, es shibá: puede significar también siete veces, semana o un número indefinido. De la misma manera, el vocablo transcrito como días, expresa «ser caliente» e inclusive anual. 
[29] El tiempo del silencio de Dios. Esta palabra implica fluir, llevar y traer. 
[30] Y como si esto fuera poco, los años desde la creación hasta el diluvio según el texto hebreo fueron 1.656, 1.307 según el Pentateuco samaritano y 2.242 en la versión griega. 
[31] Cf. Isaías 51:10; Amós 7:4 y Salmos 78:15. Quizás expandan el concepto. 
[32] La fiesta de la vendimia del año nuevo se celebraba durante el otoño en Palestina, Babilonia y Siria. Para los sacrificios rituales se llevaban animales dentro de un arca conforma de media luna. Habían grandes libaciones con vino para estimular las lluvias invernales. 
[33] TgPsJ(Génesis 8:4) [34] Otros autores consideran que eran 300 x 50 x 30. De todas maneras son medidas ficticias, cuyo oscuro significado estamos lejos de develar. 
[35] Génesis 6:18 (Dios habla hoy, La Biblia de Estudio). 
[36] TgPsJ (Génesis 8:20) 
[37] No caer en idolatría, no blasfemar el nombre de Dios, no matar, no cometer incesto, no robar, respetar toda forma de vida (y no hacer sufrir a las criaturas), establecer cortes de justicia para mediar en conflictos y legislar en derecho. 
[38] Según Génesis 9:4, la sangre es el alma (Deuteronomio 12:23) o el asiento del alma (levítico 17:11). Se temía que al consumir sangre de otro ser viviente, se mezclaran las almas con elementos extraños. Luego, la prohibición se cimenta en que la sangre sería un medio de expiación. (Levítico 17:11. Cf. Deuteronomio 12:16-24 y Levítico 17:13) 
[39]H1540 galá; raíz prim.; desnudar (espec. en sentido deshonroso); por impl. desterrados (cautivos que usualmente se les desnuda); fig. revelar:-abierto, abrir, aparecer, cautiverio, cautividad, llevar cautivo, claramente, conocer, decir, descubierto, descubrir, desnudar, desterrado, desterrar, disipar, encomendar, entregar, exponer, hacer transportar, manifestarse, manifiesto, mostrar, partir, pasar, patente, publicar, revelarse, salir, traer, trasladar, traspasar, trasponer.
[40] Cf. BJ y NVI por ejemplo. 
[41] Agenor, para la mitología griega, hijo de Libia y Poseidón. (rey de fenicia), padre de Europa. [42] En condiciones normales el texto hebreo condenaría el exceso de alcohol por sus nexos con desenfreno sexual, irónicamente aquí el ebrio es uno y el “depravadazo”, otro. 
[43] Nombre relacionado con mucha probabilidad con el titán Jápeto, hijo de Urano y Gea, y padre de lo Atlas, de Prometeo y de Epimeteo. Era adorado en Sicilia, una de los sitios de donde habrán de provenir los filisteos (descendientes de Jafet), quienes adoptaron la lengua hebrea y se llegaron al pueblo hebreo, aliándose con éstos frente a los cananeos (descendientes de Cam). 
[44] Un macrocosmos de 70 pueblos que corresponderían a los 70 del microcosmos israelitas (Génesis 46:27; Éxodo 1:5). 
[45] Génesis 10:8-9 (DHH) TgPsJ dice que comenzó a ser un héroe en el pecado y a rebelarse ante el Señor en la Tierra. 
[46] Del hebreo marod, rebelarse. En el caso de Nimrod, 5248: rebelión o el valiente. En el caso de Namer, 5426: leopardo. 
[47] Ciudad fundada por Sargón, en fecha posterior al 2.300, casi 700 años después. 
[48] Ciudad que albergaba un templo, según datos, en el 2.200. 
[49] Babel, Erek y Acad (BJ). (N-C) y (NVI) añaden Calne.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es inferencia-concepto-definición-ejemplos-significado