Cantar de los cantares, amor, boda, matrimonio, esposos, novios, poema

Cantar de los cantares, amor, boda, matrimonio, esposos, novios, poema. Es un  bello poema de amor, nadie lo pone en duda; hay interpretaciones para todos los gustos. Nosotros hemos entendido, partiendo desde la Historia y sus precedentes literarios inmediatos, que se trata de enamorados y de versos que se le dicen a la pareja. Veamos cómo y porqué.

Mesopotamia-Babilonia


Estamos cansados de decirlo, culturalmente la región del Tigris y el Éufrates fue la madre cultural de Occidente, inclusive de los hebreos. Mucho antes de este texto bíblico, tenemos rastros de un precedente de esta zona del mundo.
Miremos un bosquejo de un precursor del Cantar de los cantares que data de muchísimos años antes que el texto hebreo y procede de la antigua Babilonia.

Los templos en Babilonia se erigían entonces como morada del dios, del intercesor, en el punto de encuentro entre lo elevado y lo rastrero, lo divino y lo humano. Allí se consumaba el matrimonio sagrado en el año nuevo, significando la renovación de la vida y del mundo (eterno retorno); dicha ceremonia se ejecutaba entre el soberano y una de las sacerdotisas de Inanna[1] (diosa de la procreación) y aseguraba la fertilidad del campo y de las hembras en general. Iba precedida por grandes banquetes, músicos, cánticos y danzas:

Esposo, amado de mi corazón. /Grande es tu hermosura, dulce como la miel. /León, amado de mi corazón, /Grande es tu hermosura, dulce como la miel. /Tú me has cautivado, déjame que permanezca temblorosa ante ti; /Esposo, yo quisiera ser conducida por ti a la cámara. /Tú me has cautivado, déjame que permanezca temblorosa ante ti; /León, yo quisiera ser conducida por ti a la cámara. /Esposo, déjame que te acaricie; /Mi caricia amorosa es más suave que la miel. /En la cámara llena de miel, /Deja que gocemos de tu radiante hermosura; /León, déjame que te acaricie; /Mi caricia amorosa es más suave que la miel. /Esposo, tú has tomado tu placer conmigo; /Díselo a mi madre, y ella te ofrecerá golosinas; /A mi padre, y te colmará de regalos. /Tu alma, yo sé cómo alegrar tu alma; /Esposo, duerme en nuestra casa hasta el alba. /Tu corazón, yo sé cómo alegrar tu corazón; /León, durmamos .en nuestra casa hasta el alba. /Tú, ya que me amas, Dame, te lo ruego, tus caricias. /Mi señor dios, mi señor protector, /Mi Shu-Sin, que alegra el corazón de Enlil, /Dame, te lo ruego, tus caricias. /Tu sitio dulce como la miel. /Te ruego que pongas tu mano encima de él, /Pon tu mano encima de él como sobre una capa-gishban, /Cierra en copa tu mano sobre él /Como sobre una capa-gishban-sikin. /Éste es un poema-balbale de Inanna.
Se encuentran en este poema, igual que en el precedente, las palabras de amor dirigidas por una sacerdotisa anónima al Rey, su Esposo; pero su composición es muy embrollada y algunos de sus pasajes permanecen algo oscuros:

Ella ha dado a luz a aquel que es puro, /Ella ha dado a luz a aquel que es puro, /La reina ha dado a luz a aquel que es puro, /Abisimti ha dado a luz a aquel que es puro, /La reina ha dado a luz a aquel que es puro. / ¡Oh, reina mía, adornada de hermosos miembros! / ¡Oh, reina mía, que eres... de cabeza, mi reina Kubatum! / ¡Oh, señor mío, que eres... de cabellos, oh, señor mío Shu-Sin! / ¡Oh, señor mío, que eres... de palabras, oh, hijo mío de Shulgi[2]! /Porque yo le he cantado, porque yo le he cantado, /El señor me ha hecho un regalo. /Porque he cantado el allan, el señor me ha hecho un regalo; /Un broche de oro, un sello de lapislázuli, /El señor me los ha dado como regalo; /Un anillo de oro, un anillo de plata, /El señor me los ha dado como regalo. /Señor, tu regalo es desbordante de..., /Alza tu rostro hacia mí, /Shu-Sin, tu regalo es desbordante de..., /Alza tu rostro hacia mí. /...señor...señor...,/...como un arma..., /La ciudad levanta su mano como un dragón, mi señor Shu-Sin, /Y se extiende a tus pies como un leoncillo, hijo de Shulgi. /Dios mío, de la doncella que escancia el vino, /Dulce es el brebaje. /Como su brebaje, dulce es su vulva, dulce es su brebaje, /Como sus labios, dulce es su vulva, dulce es su brebaje, /Dulce es su brebaje mezclado, su brebaje. /Mi Shu-Sin, que me has concedido tus favores, /¡Oh, mi Shu-Sin, que me has concedido tus favores, que me has mimado. /Mi Shu-Sin, que me has concedido tus favores, /Mi bienamado de Enlil, mi Shu-Sin, /Mi rey, el dios de su tierra! /Éste es un poema-balbale de Bau. [3]
Véase también Isis. [2] «joven noble», segundo rey de la tercera dinastía de Ur (2036-2028)
[3]Tomado de Ortiz H. Angel E. Fundamentos Culturales del Judaísmo I, Página 103-104.

Novios, símbolos y metáforas

Hay mucha sexualidad implícita en el Cantar de los Cantares, el libro de la biblia, es lo que pretendo mostrar aquí; veamos:
Dicho texto es muy físico en sus descripciones del amor romántico y sexual entre los amantes de la historia. Detallemos algunos símbolos, consecuencias y metáforas al respecto.
  • Mi viña: Su cuerpo.
  • Perfume de nardo: perfume muy caro originario de la India; Orígenes señalaba que la planta de Nardo real daba su olor solo cuando se frota su tallo peludo, aludiendo a sus connotaciones eróticas.
  • Alheña o henna: arbusto aromático que crece y entrelaza entre sí las vides en los viñedos.
  • Paloma: inocencia, dulzura, pureza; indica que la amada era un virgen.
  • Fruta, manzana: símbolos eróticos antiguos, casi siempre de los genitales masculinos y de las caricias genitales orales.
  • Torta de pasas: se empleaban en los rituales religiosos de fertilidad; afrodisíaco.
  • Mal de amores: pasión sexual.
  • Abrazar: De acuerdo al contexto pudiera significar acariciar su vulva.
  • Gacela o ciervo joven: virilidad sexual.
  • Apacentar entre lirios: besar alguna zona erógena en el cuerpo de la pareja.
  • Montes de Beter: caricias con manos y boca sobre los contornos del cuerpo.
  • Torre: falo.
  • Vino: símbolo de placer supremos.
  • Jardin: vulva y vagina.
  • Huerto cerrado: significa que ella es virgen, que no ha sido "profanada".
  • Fuente cerrada: su precioso líquido es privado, no es de uso público, para evitar las impurezas.
  • Paraíso de granados, representa las delicias sensoriales que hay en la vulva.
  • Frutos agradables: la vagina como fuente de refresco sexual, como fuente de la fertilidad. Hacer el amor con ella es como entrar en el paraíso; sus placeres son secretos y ocultos a todos menos a su marido, el legítimo propietario del huerto.
  • Soplar el viento en el huerto corresponde a avivar la llama de la pasión con caricias.
  • Entrar el amado al huerto corresponde al acto sexual como tal.
  • Vino y leche: símbolos de fertilidad.
  • Cabeza cubierta de rocío, líquido pre seminal.
  • Los pies y las manos casi siempre son un eufemismo para referirse a los genitales.
  • Jardin, vid, granadas; son maneras de referirse a las zonas erógenas de la mujer.
  • Ombligo pudiera ser una traducción incorrecta; corresponde a la vulva.
  • Conjunto o cerco de lirios: vello púbico.
  • Subir a la palmera: fertilización.
  • Mandrágoras: afrodisíaco del mundo antiguo.
  • Pechos como torres: senos completamente desarrollados, listos para el amor, inaccesibles para el resto de mundo.
  • El deseo ha de ser recíproco.
  • Como se aprecia en los símbolos y elementos usados, hay claras coincidencias con los primeros capítulo del Génesis y el relato del jardín del Edén. El paraíso perdido ha sido recuperado.
  • La sexualidad es buena y para parejas (no para tres o cuatro) heterosexuales; es positiva e igualitaria, ella es tan activa como él en la relación amorosa e íntima; está relacionada con la totalidad; es una relación multidimensional; es agradable y bella.
Leer también: Libro de Job en la biblia; Aprender a escribir en la Antigua Mesopotamia

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras

Que es inferencia-concepto-definición-ejemplos-significado