Libro de job en la biblia, comentarios, opiniones, ensayo, crítica, estudio

Libro de job en la Biblia, comentarios, opiniones, ensayo, crítica, estudio.
El personaje de Job siempre me ha intrigado, empecé a conocerlo por el libro de la biblia pero mis lecturas me llevaron más allá. Y este artículo son notas de mis estudios al respecto.

Precedentes y modelos

Aparece la versión sumeria de Job[1] (1700 a.C., casi mil años antes que la versión hebrea)[2], donde un hombre justo caído en desgracia, aun sintiéndose inocente no maldice a su dios personal (intercesor), sino que lo conmueve con su humilde oración, tributándole loas (así en secreto pudieran parecerle injustos sus sufrimientos) y logrando de él, posteriormente, resarcir sus pérdidas y quebrantos. Sin olvidar que las desdichas humanas, según ellos, eran consecuencia de las malas acciones y no era a los dioses a quienes habría que recriminar.[3] El poema del job de Mesopotamia o Babilonia puede diseccionarse en cuatro partes cruciales. Una primera que sirve como introducción: Que el hombre proclame sin tregua la excelencia de su dios, /Que el hombre loe con toda sinceridad las palabras de su dios, /Que aquel que mora en el país justo se lamente, /En la Casa del Canto, y que interprete para su compañera/Y para su amigo... Que su lamentación enternezca el corazón de su dios, Porque el hombre, sin dios, no conseguiría su alimento.
Una segunda donde plantea su situación: « ¡Dios mío, que repartes sobre la tierra/El claro resplandor del día—para mí es oscuro, /Para mí todo son duelos, lamentaciones y penas!/El dolor me domina como si fuera uno/Que ha sido elegido solo para las lágrimas.../ ¡Oh, dios mío, que eres mi padre, /Que me engendró, ilumina mi rostro!/ ¡Cuánto tiempo voy a estar todavía abandonado, /Cuánto tiempo he de añorar tu protección!»
Una tercera parte donde el poeta, habiendo descrito su situación procede a filosofar sobre la misma:
Yo soy un hombre, un hombre ilustrado,/Y, no obstante, el que me respeta no prospera./Mi palabra verídica ha sido transformada en mentira./El hombre engañoso me ha cubierto con el Viento del Sur./Y estoy obligado a servirle./Aquel que no me respeta me ha humillado ante Ti./Tú me has infligido sufrimientos siempre nuevos./He entrado en la casa, y pesado está mi espíritu./Yo, el hombre, he salido a la calle,/Con el corazón oprimido./Contra mí, el valiente, mi leal pastor ha montado en cólera,/Y me han considerado con enemistad;/Mi pastor ha ido en busca de las fuerzas del mal/Contra mí, que no soy su enemigo./Mi compañero no me dice ni una palabra de verdad,/Mi amigo da un mentís a mi palabra verídica./El hombre engañoso ha conspirado contra mí,/Y Tú, Dios mío, Tú no lo contrarías.../Yo, el sabio, ¿por qué me hallo ligado a jóvenes ignorantes?/Yo, el ilustrado, ¿por qué soy tenido entre la legión de los ignorantes?/El alimento está en todas partes,/Y, no obstante, mi alimento es el hambre./El día cuyas partes han sido atribuidas a todos,/Ha reservado para mí la del sufrimiento./…Dios mío, yo permaneceré ante Ti Y Te diré..., mi palabra es un gemido, Te hablaré de esto, y me lamentaré de la amargura de mi camino, Deploraré la confusión de... ¡Ah! No permitas que la madre que me dio a luz/Interrumpa su lamentación por mí ante Ti. ¡No permitas que mi hermana emita un/ alegre cántico, Que explique, llorando, mis desdichas ante Ti, Que mi esposa exprese/ con dolor mis sufrimientos! ¡Que el sochantre deplore su amargo destino!/Dios mío, el día brilla luminoso sobre la tierra; /Para mí el día es negro. /El día brillante, el día bueno tiene... como el... Las lágrimas, la tristeza, la angustia y/la desesperación/Se han alojado en el fondo de mí. Se me engulle el sufrimiento/Como un ser escogido únicamente para las lágrimas, La mala suerte me tiene en sus/ manos, se lleva el aliento de mi vida. La fiebre maligna baña mi cuerpo... Dios mío, / oh, Tú, padre que me has engendrado, /Levanta mi rostro. /Como una vaca inocente, en compasión... el gemido, ¿Cuánto tiempo me abandonarás, Me dejarás sin protección?/Igual que un buey.../¿Cuánto tiempo me dejarás sin gobierno?/Dicen, los sabios valientes, que la palabra virtuosa es sin ambages;/«Jamás niño sin pecado salió de mujer,/Jamás existió un adolescente inocente/Desde los más remotos tiempos.»
Y el final feliz de esta odisea moral, como cuarta parte: El hombre — su dios prestó oídos/A sus amargas lágrimas y a su llanto; / El joven — sus quejas y lamentos/Ablandaron el corazón de su dios: / Las palabras virtuosas, las palabras sinceras pronunciadas por él,/Su dios las aceptó./Las palabras que el hombre confesó a modo de plegaria /Fueron agradables a la..., la carne de su dios,/Y su dios dejó de ser el instrumento de su mala suerte/...que oprime el corazón,...lo aprieta,/El demonio-enfermedad envolvente, que había desplegado todas sus grandes alas,/El lo rechazó;/El mal que le había herido como un..., él lo disipó;/ La mala suerte que para él había sido decretada según su decisión, /Él la desvió. /Él transformó en gozo los sufrimientos del hombre, / Colocó junto a él los genios bienhechores/Como guardianes y como tutores, Dio... ángeles de aspecto gracioso.. A propósito ya se visualizan aquí, ángeles y espíritus bienhechores. Y si bien no alcanzó cimas de trascendencia ni la belleza de expresión del Job bíblico, marcó un hito como precedente. Según la opinión generalizada de los peritos en la materia, en la literatura funeraria egipcia, con sus descripciones sobre el destino de los muertos y las ventajas de la muerte, encontraríamos algunos matices que enriquecieron al Job[4] bíblico.[5]. Ya vimos unas notas sobre el Job Egipcio.
Job 2:8 «Y tomaba Job un tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de ceniza». (RV 60), asemeja a la actitud tomada por "El" al saber de la muerte de Baal: « Esparció ceniza de aflicción sobre su cabeza, polvo de humillación sobre su cráneo, por vestido se cubrió con una túnica ritual...»[6]

Introducción

El libro bíblico de Job se incluye dentro de los Escritos (Ketubim) de la biblia hebrea y entre los libros poéticos del Antiguo testamento.Junto con Proverbios, Eclesiastés y Eclesiástico forman parte de la sabiduría del antiguo Israel. su nombre en hebreo  ’iyyo¯b no es típico en esa lengua peor está relacionado con los Amorreos tal como se acredita en nombres de dicha región durante el segundo milenio antes de Cristo.

Contenido y estructura

El Job bíblico escruta en los misterios del mal y el sufrimiento, el hallazgo de las bendiciones divinas aun en las dificultades, el equilibrio entre fidelidad humana y justicia divina y la razón de ser de la existencia. Sugiere su estructura narrativa[7], haber sido re-elaborado sobre una tradición popular, aparentemente nacida fuera de Israel, al norte de Palestina y al Este de Edom, unos 1.000 años a.C. y digerido por la cultura judía alrededor del 600 a.C. Ezequiel se refiere a Job como un héroe famoso[8].Posterior al exilio se inserta un nuevo personaje en la narración: a Satán.
A mediados del siglo V, un escritor retoma la tradición establecida en torno a Job y renueva su teología, reseñada como la parte dialogada. Este escritor pone a dialogar a Job, primero con los tres visitantes y después con el mismo Dios. Así mismo en la época de Malaquías se insertaron los discursos de Eliu (Capítulos 32 al 37).[9] La redacción definitiva de la obra puede situarse entre el regreso de la cautividad (538) y la invasión del helenismo (330), hecha por un escritor de vasta cultura, deudor cultural de los egipcios. El protagonista es presentado como extranjero al pueblo judío (gentil), mientras la septuaginta en su apéndice lo ubica en la tierra de Us, entre Idumea y Arabia.
Está circunscrito como libro sapiencial.[10]Dicho género literario se fundamenta en la reflexión concreta que de alguna manera ordene la conducta del individuo frente a si mismo, su familia y la sociedad. Esta clase de placeres intelectuales demandaban abundante tiempo libre dedicado a estas peripecias y un buen nombre que avalara la producción; es entendible entonces que quienes se dedicaran a escribir proverbios y cosas parecidas fueran de la clase dirigente. Resulta particular resaltar su monoteísmo latente, en pasajes como Job 31:26 y ss.
En el diálogo de Job con Dios, percibimos tres partes fundamentales: Un mito de la creación donde el dios creador combate las malignas fuerzas del caos (oscuro y denso)[11] que con la noche tratan de destruir el orden que día a día se construye y perfecciona; el creador (o poseedor mejor de la naturaleza) entonces controla al mal pero sin eliminarlos de facto. Un mito donde la divinidad es dueña y señora absoluta de los animales y en general de la naturaleza. Un mito donde el ser supremo combate a un adalid del caos, a la usanza de la mitología egipcia donde Horus vence a Seth el dios maligno (representado como hipopótamo o cocodrilo). Behemot[12] y Leviatán[13] caracterizan a este ser malvado.De una singular manera deja traslucir entre sus resquicios, el mensaje enmascarado de que la divinidad suprema permite un pequeño margen de acción al mal, aun a pesar de su manifiesta superioridad, para controlarlo en cualquier momento. 
[1] Término que significa «perseguido, odiado». ¿Forma contraída de Jasub, «el se retirará, volverá, se convertirá»? 
[2] Llamada Ludbul bel Nemegi «Alabaré al señor de la Sabiduría». Dataría Aproximadamente del siglo V a.C. De alguna forma un tanto oscura puede ser una reacción ante la desaparición del Estado Judío y el exilio en Babilonia (como consecuencia de la culpa humana). Pero Aben- Hezra creía que era una traducción, un libro de gentiles trasladado al ambiente judío. 
[3] Ver KRAMER, Samuel Noah, La historia empieza en Sumer, Ediciones Orbis, Barcelona 1985. [4] En inglés Job, en francés Hiob, en italiano Giobbe, en portugués Jó y, en Latín Iob. 
[5] La moral rescatable del libro no es que pecador aprendiera de sus errores, sino que en su ignorancia veneraba al dios equivocado. Job se recuperó y se convirtió en devoto de Yahvé. Su arquetipo histórico pudo haber sido el faraón Tao I 
[6] KTU 1.5 VI, en OLMO Del Gregorio (editor y traductor). Mitos, leyendas y rituales de los semitas occidentales. Edicions de la Universitat de Barcelona, Editorial Trotta, Madrid, 1998, página 110. 
[7] (Capítulos 1 y 2, capítulo 42, versículos del 7 al 17) 
[8] (Ezequiel 14:14 y 14:20) 
[9] LÉVÊQUE Jean, “Job”, en Diccionario de las religiones, Editorial Herder, Barcelona, 1987, página 914. 
[10] LUSSEAU H., Los otros hagiógrafos, en Introducción crítica al Antiguo Testamento Publicada bajo la dirección de Henri Cazelles, Biblioteca Herder sección de sagrada escritura, Barcelona, 1981, páginas 651-652. 
[11] Simbolizado como un animal marino, una serpiente. 
[12] Sus huesos son como tubos de bronce, como barras de hierro. Job 40:18 (Dios habla Hoy 1995). Los egipcios designaban al hierro como los huesos de Seth. 
[13] Hay símiles con la mitología fenicia, donde Yam (el mar) combate al victorioso Baal.
Ediciones 2011-15

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que es Teoría-definición-concepto-significado-ciencia-filosofía-lógica

12 tribus de Israel-significado-historia-tradición-biblia-banderas-piedras